Entrevista: Las supersticiones cambian la salud (para bien y para mal)





¬ŅEres de los que golpea el bosque tres veces para evitar malas noticias? ¬ŅNo dejes o flip-flop boca abajo para evitar que tu madre muera? ¬ŅHay un ojo griego detr√°s de la puerta para alejar el mal de ojo? S√≠, todos adoptamos supersticiones que son parte de nuestra cultura. Pero ¬ŅCu√°l ser√° su efecto en nuestras emociones? ¬ŅAfectan el comportamiento?

Este es el tema que fascina al psicólogo estadounidense Stuart Vyse. Ex profesor de la Universidad de Rhode Island, en los Estados Unidos, el especialista estuvo en Brasil por invitación del Science Question Institute para una serie de conferencias en la ciudad de São Paulo.

Adem√°s de su carrera acad√©mica, el cient√≠fico tambi√©n es columnista de la revista. Consulta esc√©ptica y escribi√≥ dos libros (sin traducciones al portugu√©s): Creer en la magia: la psicolog√≠a de la superstici√≥n (Creer en la magia: la psicolog√≠a de la superstici√≥n) y Rompiendo: por qu√© los estadounidenses (todav√≠a) no pueden retener su dinero (Ir a la bancarrota: por qu√© los estadounidenses a√ļn no pueden retener dinero).

Entre un evento y otro, Vyse encontró un espacio en el calendario para hablar con la revista Health:

SALUD: ¬ŅC√≥mo surgieron las supersticiones y c√≥mo se volvieron virtualmente eternas en nuestras culturas?





Stuart Vyse: son realmente casi eternos Las supersticiones son tan antiguas como las religiones. Al principio, las supersticiones se identificaban como "malas religiones". La palabra viene del lat√≠n supersticio y originalmente significaba algo as√≠ como "tener mucho miedo de los dioses" incluso en la √©poca del Imperio Romano. Alguien que rezaba mucho, se duchaba mucho, tem√≠a demasiado a los dioses … Eso era supersticioso. Pero con el tiempo, este concepto ha cambiado para clasificar otras religiones como malas. Cuando los romanos se encontraron con religiones en el Medio Oriente o en otros lugares donde gobernaban, las categorizaron como supersticiones.

Esto cambi√≥ de forma durante la Ilustraci√≥n. La superstici√≥n comenz√≥ a verse ya no como una "mala religi√≥n" sino como una "mala ciencia".. Comenzamos a llamar a todos los credos m√°gicos, que no ten√≠an sentido racional, como superstici√≥n. Y as√≠ contin√ļa hoy.

Yo diría que la superstición tiene varias definiciones. En general, es creer en algo incompatible con la ciencia. Ella también tiene un propósito secreto detrás de cada gesto. Como golpear la madera tres veces para evitar la mala suerte. Sin embargo, incluso hoy esta palabra se usa descuidadamente. Por lo tanto, cualquier idea diferente que tenga otro individuo puede considerarse una simple superstición.

¬ŅY c√≥mo se relacionan con cada pueblo o naci√≥n? ¬ŅHay supersticiones que son globales?

Creo que la idea de la superstici√≥n es global y universal, pero hay variaciones locales. Por ejemplo, nac√≠ en un lugar en el medio de los Estados Unidos dentro de una familia protestante. Y nunca he o√≠do hablar de la superstici√≥n del mal de ojo. Si fuera de una familia italiana o naciera en Am√©rica del Sur, tendr√≠a alg√ļn contacto con eso, ya que es un tema muy popular en estos lugares.

En Asia, hay muchas supersticiones vinculadas a n√ļmeros y colores que no se aplican en otros pa√≠ses. Las supersticiones tienen que ver con la cultura, y las aprendemos a medida que crecemos, a menudo sin saber de d√≥nde provienen, como el miedo a los gatos negros y la regla de no pisar grietas en el suelo.

¬ŅQu√© sucede en nuestro cerebro, comportamiento y emociones cuando obedecemos o desobedecemos una superstici√≥n?

Las supersticiones nacen en una situaci√≥n en la que el resultado es incierto. Si sabes c√≥mo hacer algo y hasta d√≥nde te llevar√°, la superstici√≥n es in√ļtil. En circunstancias inciertas, si participa en un ritual, puede sentirse mejor o aliviado. Hay un concepto en psicolog√≠a llamado la ilusi√≥n de control. Cuando juegas a los dados o haces cosas que son completamente aleatorias, la superstici√≥n da la noci√≥n de que est√°s haciendo algo m√°s para lograr lo que quieres.

¬ŅPero cu√°ndo nos negamos a hacer alguna superstici√≥n? Este suele ser el caso del miedo y la mala suerte, como el n√ļmero 13 o el miedo a los gatos negros. La verdad es que ser√≠a mejor si nadie nos hubiera dicho eso. Desafortunadamente, siempre necesitamos encontrar explicaciones para las cosas malas que nos pasan.

Cuando no realiza un ritual o costumbre particular que se engendra en su cultura, invariablemente enfrentará cierta ansiedad o preocupación. No lo creemos racionalmente. Pero para no tener que lidiar con estos malos sentimientos, simplemente lo hacemos.

Consideremos la situaci√≥n de un boxeador, que realiza una serie de rituales o jingles antes de entrar al ring. ¬ŅEstos actos est√°n destinados a √©l para controlar el estr√©s?

Sí. Su ejemplo del luchador es genial, porque el deportista practica todos los días, ejercicios para ese propósito. Pero en el momento de la pelea, no hay nada más que pueda hacer para prepararse para lo que está por venir. Y hay esos minutos que necesita esperar antes de comenzar la pelea. Debe ser un momento muy ansioso de hecho.

Aquí, la superstición sería como cualquier ritual que llene el tiempo y se centre en lo que hará en un momento. No tenemos buena evidencia para eso, pero la superstición puede incluso mejorar el rendimiento del anillo. No porque sea mágico, sino porque tiene este beneficio psicológico durante la preparación.

De lo contrario, ¬Ņpodr√≠an las supersticiones ser malas para nuestra salud? ¬ŅPueden convertirse, por ejemplo, en un desencadenante del trastorno obsesivo compulsivo (TOC)?

Hay tantas personas en el mundo que son supersticiosas. Y, sin embargo, el TOC es una enfermedad relativamente rara. No sabemos si una cosa causa otra y no hay evidencia científica de ello.

Pero hay circunstancias en las que las supersticiones pueden ser bastante malas, por supuesto. La mayoría de las veces, son benignos y no duelen. Pero en los jugadores compulsivos, que creen en la suerte y en las formas de tener suerte, esto es peligroso. Estas personas terminan perdiendo dinero y endeudándose.

En términos de salud, algunas personas usan técnicas de medicina alternativa y otras formas supersticiosas para tratar enfermedades cuando deben ir al médico. El umbral es a expensas del bienestar y el desperdicio de dinero.

¬ŅY cu√°ndo deber√≠amos romper este ciclo y decirle a una persona que cierta superstici√≥n no tiene sentido?

Haría esto en función de cada situación. Personalmente, creo que está bien hacer ciertas supersticiones. Mientras sepamos, no tienen sentido. Si creces con estas cosas y son parte de tu contexto, es difícil descartarlas.

Deber√≠amos tener la idea de que no tienen l√≥gica, pero igual lo hacemos para que se sientan mejor. Esto ya es un gran paso. En cuanto a las supersticiones que causan da√Īo, depender√° de cada una y del da√Īo que est√° causando.

¬ŅY qu√© an√°lisis hace sobre el mundo y la relaci√≥n de las personas con la superstici√≥n? Parece que las personas est√°n cada vez m√°s interesadas en la astrolog√≠a, por ejemplo.

Tengo la impresión de que el poder de las supersticiones está creciendo en todo el mundo. Esto, en parte, tiene que ver con la atmósfera política. Además, en los Estados Unidos, las personas se están volviendo menos religiosas. Entonces ya no recurren a iglesias y templos, sino que van a la astrología u otra creencia.

Parece ser un fenómeno que está sucediendo en otras partes del planeta. Vivimos en un período en que la ciencia está bajo ataque, en algunos casos incluso por razones políticas. Y afecta la forma en que las personas ven el conocimiento y lo trascendental / espiritual. No es una visión optimista. Pero espero que su revista y periodismo científico nos ayuden a rescatarnos de eso. (risas).

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *