Entrevista: cómo trazar la biografía de los virus para prevenir nuevos brotes





En un a√Īo es la dengue que viene fuerte. En el otro, la fiebre amarilla y en el caso de las mujeres. Y luego viene el zika, el chikungunya, o incluso un nuevo virus transmitido por mosquitos como el Aedes aegypti. Pero ¬Ņqu√© define esos ciclos infecciosos y c√≥mo anticiparlos para evitar grandes epidemias y muertes? Esta es una pregunta que mueve buena parte del trabajo del biom√©dico Nuno Rodrigues Faria.

Portugués de nacimiento, se convirtió en una referencia mundial en enfermedades infecciosas de origen tropical. Hoy profesor de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, combina información del ambiente, de la población local y de los insectos con datos genéticos de los virus para, digamos, trazar una biografía de esos enemigos de la salud.

"Podemos complementar los estudios con un enfoque moderno, que realmente intenta recuperar informaci√≥n gen√≥mica, para crear un historial de la infecci√≥n e inferir previsiones", resume el investigador. Sabiendo d√≥nde el virus tiene m√°s posibilidades de causar estragos, las autoridades pueden anticipar, promoviendo campa√Īas de vacunaci√≥n o de combate a los mosquitos, por ejemplo.

Nuno Faria tuvo parte de su formación en Brasil, en la Universidad de São Paulo (USP) en Ribeirão Preto, y llegó a ministrar cursos en el Instituto Evandro Chagas, en Pará. Por éstas y por otras, muchas de sus investigaciones tienen nuestro país como centrarse.

Y todo lleva a creer que va a dedicar a√ļn m√°s tiempo a enfermedades infecciosas tropicales que asolan el territorio brasile√Īo. Esto porque integra el reci√©n creado Centro Brasil-Reino Unido para Descubrimiento, Diagn√≥stico, Gen√≥mica y Epidemiolog√≠a de Arbovirus (CADDE).





La iniciativa re√ļne a tres instituciones brit√°nicas y cuatro brasile√Īas. Que ser√° coordinada por la investigadora Ester Sabino y tendr√° sede en el Instituto de Medicina Tropical de la USP y cuenta con una inversi√≥n de 4 millones de reales de Fapesp, la Fundaci√≥n de Amparo a la Investigaci√≥n del Estado de S√£o Paulo, y de otro 1 mill√≥n de libras esterlinas procedentes del Reino Unido.

En el caso de que se produzca un accidente de tr√°nsito en la ciudad de Buenos Aires,

Nuno Faria El investigador portugués Nuno Faria se aprovecha del estudio de la genética y otros métodos para tratar de contener diferentes brotes.

El investigador portugués Nuno Faria se aprovecha del estudio de la genética y otros métodos para tratar de contener diferentes brotes. (Foto: Divulgación / SALUD es Vital)

SALUD: ¬ŅLas infecciones emergentes, como chikungunya, zika e incluso la fiebre amarilla, est√°n ganando espacio en los √ļltimos a√Īos?

Nuno Faria: en el caso de la fiebre amarilla, sabemos que hay varios factores que contribuyen a los brotes. Entre ellos, tenemos los cambios ecológicos que favorecen a los mosquitos, como es el caso de la urbanización. La variación climática también. Y la falta de vacunación en las áreas de riesgo también es muy importante.

Un punto com√ļn a todas las arboviros (virus diseminados por insectos y ar√°cnidos) transmitidas por mosquitos y en especial por Aedes aegypti, es que la movilidad de los virus y de sus linajes depende de la movilidad de los hu√©spedes. De los seres humanos, por lo tanto.

Y viajamos cada vez más y más rápidamente de un lugar a otro. Esto obviamente facilita el transporte de huevos de mosquitos y de personas infectadas, que contribuyen a la transmisión donde hay esos insectos y una población completamente susceptible.

Esto sucedi√≥ con el zika. Lo que hemos visto fue un aumento del 50% en el n√ļmero de viajes a√©reos a Brasil de todos los aeropuertos del mundo que coincide con la transmisi√≥n end√©mica en el pa√≠s a principios de 2014, m√°s o menos. Este crecimiento en el n√ļmero de vuelos facilita la diseminaci√≥n no s√≥lo del zika, como del chikungunya, por ejemplo.

Creo que la movilidad humana, el hecho de que algunos mosquitos estén bien distribuidos por zonas tropicales y subtropicales y la dificultad de erradicar esos insectos crean condiciones favorables para la transmisión de los arboviros en los días de hoy.

Hay estudios que buscan contener esas enfermedades con la aplicaci√≥n de bacterias en los criaderos de los mosquitos. Al entrar en contacto con el insecto, impedir√≠an la transmisi√≥n del virus. ¬ŅC√≥mo considera usted estas iniciativas?

Creo que todas las posibilidades deben ser consideradas. Es necesario evaluar el impacto de cada una de las opciones no sólo a corto plazo, sino a medio y largo plazo. Y eso involucra evaluar costos y la sostenibilidad de los proyectos.

Algunos de estos trabajos son importantes. Pero es difícil a corto plazo pensar en sostenibilidad, porque eso implica una actuación continuada, compleja y potencialmente cara.

Creo que son modalidades a considerar junto a las otras, como la vacuna. Tenemos tres vacunas para el dengue, por ejemplo: sólo una está licenciada, pero todavía no tenemos una acción perfecta. Se parece prevenir casos más severos, pero no es para las personas que nunca han sido expuestas al dengue.

Hay otras dos vacunas, una del Instituto Butantan y una de la farmacéutica Takeda. Ellas están en fases finales de estudios y están evolucionando bien. Vamos a ver si las tendremos en poco tiempo.

En cuanto a la fiebre amarilla, ya tenemos una vacuna altamente eficaz y que se produce en Brasil desde 1937. Creo que es importante reforzar que esta vacuna, como todas, puede ser efectivamente administrada en áreas de riesgo de transmisión.

En Brasil, tuvimos hace poco el mayor brote de fiebre amarilla desde los a√Īos 1920, con m√°s de 2.000 casos confirmados y casi 800 muertes. Sin embargo, hay personas que no han sido vacunadas. Tenemos que hacer que la vacunaci√≥n llegue a la poblaci√≥n de riesgo. Cuando m√°s logremos hacerlo, m√°s peque√Īos ser√°n los brotes. Porque ellos van a seguir sucediendo.

En Brasil, la gente se acostumbró a colocar dengue, zika, fiebre amarilla y chikungunya en la misma frase. Estos virus son similares?

Vamos por partes. Zika y el dengue son a menudo considerados primos. Son parte de la misma familia, los flavivirus. Como ellos, la fiebre amarilla también es un flavivirus, pero es un poco más distante y transmitida por otros vectores que no sólo el Aedes aegypti.

El chikungunya es de otra familia de virus, los alfavirus, pero también puede ser transmitida por el virus Aedes aegypti y por el Aedes albopictus.

El chikungunya, el zika y el dengue sólo tienen un ciclo de transmisión, que es el urbano. la Aedes aegypti y de vez en cuando Aedes albopictus infectan al ser humano en las ciudades.

La fiebre amarilla tiene esa posibilidad tambi√©n. Los √ļltimos casos fueron datados de brote epid√©mico de 1928 o 29. Pero ella todav√≠a cuenta con el ciclo silvestre, que es la forma de transmisi√≥n actual. √Čl envuelve los mosquitos Haemagogus y el Sabethesque se encuentran en regiones m√°s florestas.

En el caso del virus del dengue, hay cuatro serotipos distintos. Entonces una persona puede ser infectada por más de un serotipo a lo largo de la vida. En Brasil específicamente, tenemos un patrón hiperendémico. Los cuatro serotipos circulan. A veces uno alcanza a una población local que está menos inmunizada, lo que causa brotes más grandes.

El zika tambi√©n tiene sus diferencias. S√≥lo existe un serotipo, pero hay dos genotipos. El asi√°tico y el africano, siendo que el asi√°tico es el √ļnico asociado efectivamente a la microcefalia. √Čl vino del sudeste asi√°tico, despu√©s a la Polinesia Francesa y las Islas del Pacifico, hasta que en 2014 lleg√≥ al Nordeste de Brasil. De all√≠, se extendi√≥ r√°pidamente a otras regiones del pa√≠s y luego a otros pa√≠ses de las Am√©ricas.

¬ŅQu√© hace que las enfermedades aparezcan, causen un brote y luego se mantengan en un lugar como Brasil?

Esto tiene mucho que ver con los vectores. Pero tambi√©n con la inmunidad de la poblaci√≥n. Si el 70% de una poblaci√≥n expuesta a un nuevo virus se infecta, como ocurri√≥ en el Nordeste con el zika, en un a√Īo o dos la epidemia se esparce. En el a√Īo siguiente, no debemos ver tantos casos, porque ya no hay cantidad de personas vulnerables para generar un brote de grandes proporciones. Esto es porque cuando la persona est√° infectada, desarrolla anticuerpos que la protegen de una reinfecci√≥n por zika.

En el caso de Brasil, un gran brote de zika fue confirmado en 2016. En 2019, como buena parte de la población en riesgo de ser infectada ya había tenido contacto con virus, no encontró condiciones para expandirse a otras localidades, como por ejemplo São Pablo, que no tuvo brote conocido de zika y la transmisión sigue baja. Hay pocos casos ahora en Brasil, incluso cuando la temperatura era alta, donde se esperaría más episodios. El dengue vino con fuerza.

Por otro lado, es difícil hacer este tipo de análisis. Con tantos casos y tantas enfermedades diferentes, resulta complicado entender qué virus está causando el cuadro clínico. Muchos casos potencialmente identificados con dengue pueden ser zika y viceversa. O incluso como chikungunya, porque son síntomas parecidos entre ellos.

Y eso hace que sea dif√≠cil trazar un escenario de cu√°l la poblaci√≥n que realmente est√° inmune a qu√© virus. Esto requerir√≠a un esfuerzo vacunal y un an√°lisis de serolog√≠a y de anticuerpos en los ex√°menes, en diferentes estados. S√≥lo as√≠ lograr√≠amos un car√°cter m√°s definitivo de la poblaci√≥n infectada por virus y quien a√ļn est√° en riesgo por otros arbovirus.

Ahora un paréntesis. El caso de la fiebre amarilla es un poco distinto. En este caso, es posible tener una población humana resistente a ella localizada en la Amazonia, al mismo tiempo que el virus se mantiene allí por medio de un ciclo silvestre continuo, con base en mosquitos y primates no humanos (Monos).

Pero, cada 14 a√Īos, hay un brote grande en primates no humanos que se extiende hacia otras regiones. El virus se mueve de alguna forma desde all√≠ hacia regiones m√°s al sur y sureste. Es un ciclo, tal vez provocado por lluvias intensas o por una mayor concentraci√≥n de mosquitos. Pero los dep√≥sitos de ese virus a√ļn no se conocen en la Amazonia. Hay mucho trabajo que hacer en esta √°rea para entender qu√© monos y mosquitos est√°n detr√°s de ese ciclo silvestre.

¬ŅC√≥mo transponer esos y otros datos cient√≠ficos para actitudes p√ļblicas efectivas, capaces de intervenir o incluso prever posibles epidemias?

En realidad, ese tipo de informaci√≥n ya fue utilizado en las campa√Īas de vacunaci√≥n de fiebre amarilla en el Estado de S√£o Paulo, que conozco un poco mejor. En ese caso, la secretar√≠a estadual de salud y sus institutos de investigaci√≥n hicieron una acci√≥n coordinada para identificar r√°pidamente qu√© primates estaban infectados con fiebre amarilla y en qu√© localidades.

Esto para tratar de entender los patrones de transmisi√≥n y as√≠ optimizar las campa√Īas de vacunaci√≥n basadas en la distribuci√≥n de los casos de fiebre amarilla en primates no humanos. Sabemos que las infecciones en primates no humanos funcionan como una alerta. Es una informaci√≥n de que el brote puede ocurrir en los humanos.

¬ŅD√≥nde podemos mejorar entonces?

Bueno, el proyecto CADDE es sede en São Paulo, mientras que su proyecto hermano, que es el Zibra, es móvil y va para el Brasil entero. El CADDE es coordinado junto a la profesora Ester Sabino, directora del Instituto de Medicina Tropical, mientras que el Zibra es coordinado en conjunto con el profesor Luiz Alcantara, de la Universidad Federal de Minas Gerais. Con estos dos proyectos, queremos entender mejor la diversidad genética de estos virus.

Hablando especialmente en el contexto de la fiebre amarilla, pretendemos ver la diversidad genética de los virus que infectar a primates no humanos, mosquitos y también a los humanos. Queremos hacer esto a lo largo del tiempo y del espacio. Ver, todos estos virus partieron de una historia evolutiva.

Como todos nosotros en √ļltima instancia tenemos una genealog√≠a que podr√≠a ser construida sobre la base del ADN, lo mismo sucede con estos virus que causan brotes.

Lo que intentamos hacer es generar datos genómicos de los virus de la fiebre amarilla que están circulando para intentar construir su historia, su origen y su recorrido a lo largo del tiempo y del espacio. Podemos complementar trabajos epidemiológicos que ya se han hecho con un enfoque moderno, que realmente intenta recuperar esa información genómica para crear un historial e inferir previsiones.

Una de las cosas que queremos responder: cuáles son los factores que determinan la distribución de la fiebre amarilla en Brasil? Con esta información genética y reconstruyendo esta historia evolutiva, podemos empezar a probar hipótesis de cuál es la influencia, por ejemplo, del movimiento de primates no humanos o de la temperatura. Entender esa información con detalle es lo que nos permitirá probar modelos que, con una precisión mayor, pueden anticipar donde va a haber la explosión del próximo brote.

Esto es especialmente importante en contextos de brotes c√≠clicos. En el estado de S√£o Paulo, hubo un brote en 2000, otro en 2008, otro m√°s en 2016. En las √ļltimas dos d√©cadas, por lo tanto, tenemos brotes de ocho en ocho a√Īos esencialmente. ¬ŅQue significa eso? Que en 2024, es bastante probable que vaya a venir otro brote.

Entonces, si dentro de cinco a√Īos tenemos esa informaci√≥n y sabemos d√≥nde estos virus se esconden cuando no est√°n epid√©micos, realmente creo que daremos un retorno a la poblaci√≥n, priorizando la vacunaci√≥n en √°reas estrat√©gicas, capaces de minimizar el brote.

Este es uno de los grandes objetivos. Por supuesto que hay mucho trabajo por otros investigadores y otros centros que ya han ayudado a evitar que estos brotes actuales no hayan sido tan mal que podrían haber sido. Es realmente un esfuerzo en conjunto lo que pretendemos hacer.

¬ŅCu√°les ser√≠an los principales objetivos del CADDE entonces?

Es una asociación entre tres instituciones del Reino Unido y cuatro del estado de São Paulo. Ella comenzó en abril de 2019 y ya cuenta con más de 40 investigadores involucrados en proyectos con arbovirosis.

Uno de los objetivos principales del CADDE es efectivamente crear una red de investigaci√≥n √ļnica en Am√©rica Latina, a partir de laboratorios de instituciones p√ļblicas de una de las ciudades m√°s populosas del mundo.

Combinamos experimentos de diferentes áreas, como genómica y vigilancia epidemiológica, y estamos combinando eso con todo el trabajo que ya está hecho en arbovirosis.

Después de un momento inicial para realizar ciertos análisis, queremos ver en tiempo real el flujo de los virus para poder empezar a entender qué factores predisponen brotes con eficacia. Podríamos intentar ofrecer informes semanales a los municipios para un efectivo control de los arboviros, por ejemplo.

¬ŅCu√°n importante es el estudio de la gen√©tica en infecciones como zika y dengue?

Evaluar y desentra√Īar el genoma del virus es esencial para hacer diagn√≥sticos correctos con ex√°menes, para encontrar tratamientos y para desarrollar vacunas.

Adem√°s, como dije, a trav√©s del estudio de las semejanzas entre virus, conseguimos aprender mucho sobre la epidemiolog√≠a de una determinada enfermedad. En el caso de la fiebre amarilla, fue este tipo de informaci√≥n, combinada con datos epidemiol√≥gicos, que permiti√≥ concluir que el √ļltimo brote era silvestre y que no hab√≠a transmisi√≥n de forma urbana, Aedes aegypti. Cabe recordar que algunas personas ya estaban sugiriendo eso, tama√Īo el n√ļmero de casos.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *