Entre Sila y Caribdis









Hace m√°s de un siglo, el primer gran polit√≥logo, Mois√©s Ostrogorski, titul√≥ uno de los cap√≠tulos de su tratado cl√°sico: ¬ęPartidos pol√≠ticos al asalto del poder estatal¬Ľ, considerando esta apropiaci√≥n del aparato estatal por los partidos como el mayor amputaci√≥n al r√©gimen representativo. Lamentablemente, nada ha cambiado. Mucho menos en Portugal, donde el PS hace del aparato estatal su √ļnico instrumento pol√≠tico. Por el momento, sin embargo, el gobierno est√°, como Ulises en su viaje de regreso a √ćtaca despu√©s de la Guerra de Troya, ¬°entre las trampas de Sila y Caribdis!

Por un lado, la pandemia que lo oblig√≥ a cerrarnos en casa para evitar la propagaci√≥n del virus; Por otro lado, la mayor ca√≠da de la actividad econ√≥mica en el siglo XX en un solo a√Īo. Es la cuarta crisis desde el 25 de abril. Sila es el virus que no nos dejar√° ir hasta el descubrimiento y la propagaci√≥n de una vacuna en un a√Īo o m√°s. Caribdis es el abrupto colapso econ√≥mico y la p√©rdida de ingresos para la poblaci√≥n. Solo el primer ministro no es Ulises.

Si comienza la ¬ędeflaci√≥n¬Ľ de la que carece la econom√≠a como pan para la boca para funcionar normalmente, corre el riesgo de mantener o incluso aumentar el n√ļmero de muertes de personas mayores y ser√° responsable de ello. De hecho, dado que el porcentaje diario de muertes oficiales no baj√≥ del 3% hace una semana, 200 personas murieron en 7 d√≠as, la gran mayor√≠a de las cuales ten√≠an 70 a√Īos o m√°s. Por el contrario, si el Primer Ministro no pone fin al encierro, probablemente habr√° menos muertes, pero en este caso, ¬°ser√°n los ingresos y los trabajos de las personas los que caer√°n all√≠, siendo el gobierno responsable de esta decisi√≥n!

Queda una tercera opci√≥n, como con Ulises, cuando se cubren las orejas de los remeros de su bote con los cantos irresistibles de Sila y Caribdis y se atan al m√°stil del bote para que los remeros contin√ļen remando, ordene lo que sea que orden√≥! El equivalente de tal milagro ser√≠a la posibilidad de que los pa√≠ses del sur de la Uni√≥n Europea, como Portugal, reciban miles de millones de euros de la UE de forma gratuita para agregar a la deuda actual, que el PS ha pagado poco o nada desde que asumi√≥ el poder m√°s de 4 a√Īos en los que no dej√≥ de distribuir dinero que no ten√≠a para partidarios y votantes.

En cualquier caso, incluso si la UE decidiera asumir, en una futura reuni√≥n a√ļn por programar, la cantidad que se distribuir√° a todos los pa√≠ses para que la econom√≠a mundial comience nuevamente, ser√° necesario reconstruir sectores enteros, a saber, los exportadores, que, sin embargo, , cada pa√≠s intentar√° proteger por razones obvias … Despu√©s de todo, ser√° una victoria para Trump, es decir, el final o al menos un freno grave a la globalizaci√≥n y el retorno al nacionalismo econ√≥mico, as√≠ como la aparici√≥n de reg√≠menes aut√°rquicos y proteccionistas a la manera de Salazar que la extrema derecha y la extrema izquierda sue√Īan, en resumen, el tan demandado final del neoliberalismo …

Atenci√≥n, sin embargo: no es este milagro deseado por los opositores del capitalismo lo que pretende el PS. Lo que el gobierno quiere, por supuesto, es dar la bienvenida nuevamente a la masa de turistas que solo ha reducido la productividad de la econom√≠a portuguesa y promover obras p√ļblicas con dudosa utilidad de dudosa utilidad y cero productividad como las que vemos todos los d√≠as. Al mismo tiempo, tiene la intenci√≥n de nacionalizar empresas con dudosas ganancias como TAP y CTT … De hecho, PS, como PSD y lo que queda de CDS, quiere volver al sistema anterior … ¬°y eso es lo que es poco probable!





No soy de los que sue√Īan con esta extraordinaria oportunidad de regresar al pasado o, mejor a√ļn, de alcanzar el futuro, es decir, construir un sistema socioecon√≥mico completamente nuevo que satisfaga las esperanzas recuperadas por los ide√≥logos de la ¬ęvieja izquierda¬Ľ (no hay otro, cr√©alo), as√≠ como hay fuerzas culturales internacionales que alimentan la esperanza de que el bien saldr√° del mal … Entre las ¬ęnoticias falsas¬Ľ sobre el origen del coronavirus y la idea de aprovechar la crisis causada por la pandemia para reducir el crecimiento econ√≥mico a fin de proteger el En cuanto al medio ambiente, existe un mundo de posibilidades que se seguir√°n explorando despu√©s del final de la crisis, si eso sucede y cu√°ndo.

Sin embargo, con respecto a los antecedentes de la situaci√≥n actual, las palabras m√°s sabias son, quiz√°s, las de Ant√≥nio Guerreiro cuando explica, primero, el p√°nico generado por un medio cada vez m√°s incapaz de pensar antes de hablar y, m√°s tarde, c√≥mo se ha vuelto indeseable para muchos esa aceleraci√≥n impuesta por la econom√≠a y la tecnolog√≠a en nuestras vidas frente al deseo natural de disfrutar de una vida menos mec√°nica y m√°s reflexiva como la que muchos han tenido la oportunidad de experimentar …

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *