En un libro, Obama habla sobre el p谩nico que surgi贸 en Estados Unidos como reacci贸n al primer presidente negro





Unos d铆as despu茅s de la elecci贸n de Barack Obama en 2008, el presidente George W. Bush llam贸 para felicitar al dem贸crata por su hist贸rica victoria. Ya sea 芦por el respeto que le ten铆a a la instituci贸n禄 o por 芦la pura y simple decencia禄, Bush hizo todo lo posible para ayudar a Obama en la transici贸n, y las hijas del republicano incluso reorganizaron su agenda para llevar a las hijas de Obama a una gira por 禄 partes divertidas 鈥漝e la Casa Blanca.





Cuando el expresidente Obama describe en su nuevo libro la cortes铆a con la que Bush lo ayud贸 en la transici贸n, es inevitable no pensar en las actitudes del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que se niega a admitir la derrota en las elecciones y dificulta el traspaso del poder. para el presidente electo Joe Biden.

Pero el libro 鈥淯na tierra prometida鈥, que ser谩 publicado este martes (17) en Brasil por la Companhia das Letras, muestra que el populismo de derecha que envenen贸 el escenario pol铆tico estadounidense, basado en la xenofobia, el racismo y el nacionalismo, comenz贸 a tomar cuenta del partido republicano ya en ese momento.

Obama dice que fue como si la mera presencia del primer presidente negro en la Casa Blanca hubiera provocado el p谩nico, la sensaci贸n de que el orden natural de las cosas se hab铆a alterado. Los candidatos republicanos han adoptado el resentimiento como tema central, al igual que Fox News y los multimillonarios hermanos Koch, patrocinadores de causas conservadoras. Seg煤n Obama, el lema era: 鈥淓l gobierno estaba tomando dinero, trabajos, vacantes universitarias y estatus social de personas trabajadoras y merecedoras como nosotros y entreg谩ndolos, aquellos que no comparten nuestros valores, que no trabajaron tan duro como nosotros. . 鈥.

Trump comprendi贸 desde el principio que pod铆a aprovechar este resentimiento para aprovechar la pol铆tica estadounidense. Continu贸 difundiendo la teor铆a de la conspiraci贸n nacida de que Obama no naci贸 en los EE. UU., Sino en Kenia, y por lo tanto no pod铆a ser presidente de los EE. UU. Lo que comenz贸 como una broma que Obama no tom贸 en serio ha ganado fuerza. Las encuestas mostraron que el 40% de los estadounidenses estaban convencidos de que Obama no naci贸 en Estados Unidos. 鈥淧ara los millones de estadounidenses que se sintieron amenazados por un hombre negro en la Casa Blanca, 茅l [Trump] prometi贸 un elixir para su ansiedad basada en la raza 鈥, dice Obama.

El libro recorre la infancia y el inicio de una carrera pol铆tica, con elecciones al Senado estatal y nacional, pasando por su hist贸rica victoria en 2008 y el malestar en el gobierno, en el que sus iniciativas fueron bloqueadas constantemente por el Congreso dominado por los republicanos desde 2010. Aborda la creaci贸n de Obamacare, un intento de incrementar el acceso de los estadounidenses a la atenci贸n m茅dica, la guerra en Afganist谩n, el est铆mulo econ贸mico, y finaliza con la operaci贸n que provoc贸 la muerte de Osama bin Laden, l铆der del grupo extremista Al Qaeda.

Obama escribi贸 el libro a mano, en bloques de hojas amarillas: 芦Creo que la computadora da un brillo falso incluso a mis borradores m谩s preliminares, adem谩s de dar un aspecto acabado a los pensamientos simplistas禄.





Despu茅s de dejar el gobierno, 茅l y la Primera Dama Michelle firmaron un contrato de $ 65 millones con Penguin Random House para publicar sus memorias. 鈥淢inha Hist贸ria鈥 de Michele sali贸 en 2018 y ya ha vendido m谩s de 8 millones de copias en Canad谩 y Estados Unidos.

Las memorias de Obama no salieron seg煤n lo planeado, como 茅l admite: la idea era escribir un volumen de 500 p谩ginas en un a帽o. La obra se retras贸 algunos a帽os y ser谩 de dos vol煤menes. Los episodios controvertidos de la administraci贸n Obama, como el uso de drones para atacar en Afganist谩n, la pol铆tica de inmigraci贸n con deportaciones r茅cord y el espionaje por parte de la Agencia de Seguridad Nacional, pasar谩n al siguiente volumen.

Obama habla del auge de la pol铆tica t贸xica actualmente vigente con el fortalecimiento del movimiento Tea Party, que eventualmente secuestrar铆a al Partido Republicano. Uno de sus mayores s铆mbolos fue Sarah Palin, la ex gobernadora de Alaska elegida para postularse para el republicano John McCain en 2008. negros y de piel oscura, parec铆an capaces de avanzar hasta el centro del escenario 鈥, recuerda Obama.

El dem贸crata habla de su rival en las elecciones de 2008, McCain, como un vestigio de una era perdida, en la que cooperaron republicanos y dem贸cratas. 芦Nunca lo he visto exhibir el nativismo racialmente coloreado que sol铆a afectar a otros republicanos, y en m谩s de una ocasi贸n lo he visto mostrar un valor pol铆tico genuino禄.

Y aborda el proceso de elegir a Biden como vicepresidente en su boleto. Obama necesitaba a alguien mayor y con m谩s experiencia para despejar las sospechas que despertaron la candidatura presidencial de un senador con tan solo dos a帽os en el cargo. 鈥淪in embargo, lo m谩s importante fue lo que me dijeron mis instintos: que Joe era decente, honesto y leal. Cre铆a que se preocupaba por la gente com煤n y que, en una situaci贸n dif铆cil, ser铆a alguien en quien confiar. Y ten铆a raz贸n 芦.

Durante el gobierno, en varias ocasiones, Biden dio opiniones sinceras y divergentes del equipo de Obama, como en el episodio en el que se opuso a la presi贸n de los militares para enviar m谩s tropas a Afganist谩n.

La obra est谩 muy bien escrita, al igual que sus libros anteriores, 鈥淪ue帽os de mi padre鈥, de 1995, y 鈥淟a audacia de la esperanza鈥, de 2006.

Uno de los puntos fuertes del libro es darnos una visi贸n privilegiada del backstage y las opiniones del expresidente estadounidense sobre hechos y figuras p煤blicas, y compararlo con la forma en que fueron retratados por los medios y por los propios pol铆ticos, en ese momento.

En una cumbre del G20 en abril de 2009 en Londres, Obama lleg贸 a decir que el ex presidente Luiz In谩cio Lula da Silva era 芦el tipo禄 y 芦el pol铆tico m谩s popular de la Tierra禄.

En el libro, el expresidente estadounidense se reserva palabras mucho menos amables para el brasile帽o. El dem贸crata comienza diciendo que Lula hab铆a causado 鈥渂uena impresi贸n鈥 en una reuni贸n en la Oficina Oval de la Casa Blanca ese a帽o, y describe al PT como 鈥渦n exl铆der sindical canoso y cautivador鈥 que 鈥渉ab铆a iniciado una serie de reformas pragm谩ticas que hicieron que las tasas crecimiento en Brasil, expandiendo su clase media y asegurando vivienda y educaci贸n para millones de ciudadanos m谩s pobres 鈥.

Pero concluye se帽alando informes sobre corrupci贸n en el gobierno y la falta de escr煤pulos de Lula. 芦Tambi茅n se dijo que ten铆a los escr煤pulos de un jefe de Tammany Hall, y hab铆a rumores de patrocinio del gobierno, tratos clandestinos y sobornos por miles de millones禄, dice. Tammany Hall fue una organizaci贸n pol铆tica neoyorquina de finales del siglo XVIII al XIX asociada con la corrupci贸n y el abuso de poder.

Deja en claro qui茅n era su l铆der Brics favorito: Manmohan Singh, entonces Primer Ministro de la India, 芦sabio, compasivo y escrupulosamente honesto禄. El aut贸crata ruso Vladimir Putin, en cambio, recibe adjetivos muy similares a los dedicados a Lula: se le describe como esos jefes de Tammany Hall, que 鈥渃onsideraban el patrocinio, las comisiones il铆citas, la extorsi贸n, el fraude y los actos ocasionales de violencia como herramientas leg铆timas del oficio鈥.

La canciller Angela Merkel es una 鈥渕ezcla de habilidades organizativas, ingenio estrat茅gico y paciencia inquebrantable鈥. El ex presidente franc茅s Nicholas Sarkozy era 芦puro arrebato emocional y grandilocuencia ret贸rica禄, usaba plantillas especiales para hacerse m谩s alto y le hablaba 芦el pecho abultado como el de un gallo gallo禄.

La ex presidenta Dilma Rousseff aparece en la visita de Obama a Brasil. En medio de los deberes oficiales, Obama orden贸 a los militares intervenir en Libia. Al disculparse con Dilma por desperdiciar parte de la visita presidencial atendiendo el problema libio, Dilma habr铆a dicho: 鈥淏usquemos la manera. Espero que este sea el menor de tus problemas 鈥.

Obama ni siquiera menciona la propuesta de acuerdo nuclear con Ir谩n cosida por Brasil y Turqu铆a, considerado uno de los grandes activos diplom谩ticos del gobierno de Lula. Solo habla de negociar sanciones contra Ir谩n, cuando los estadounidenses lograron convencer a China y Rusia de que votaran a favor del Consejo de Seguridad de la ONU.

Obama consider贸 que estas sanciones eran esenciales para que los iran铆es se sentaran a la mesa de negociaciones (lo que luego conducir铆a al acuerdo nuclear). El acuerdo nuclear dise帽ado por Brasil y Turqu铆a fue rechazado por Estados Unidos en ese momento, aunque Obama habl贸 positivamente de 茅l al principio.

Los destellos de la intimidad de los Obama son sabrosos. Describe sus fugas de fumar escondidas en la Casa Blanca, aparece sonriendo a un asistente y preguntando 芦驴est谩n bien mis dientes?禄 antes de su ceremonia de inauguraci贸n. Cuenta c贸mo 茅l y Michelle ordenaron a las hijas, para que no se acostumbraran, hicieran la cama y ordenaran sus habitaciones todos los d铆as, pero la orden 芦solo tuvo un 茅xito medio禄.

Y recuerda cuando uno de los delegados de la Casa Blanca, negro como la mayor铆a, dijo que quer铆a asegurarse de que fuera tratado por igual con todos los dem谩s presidentes. 芦Mire, usted y la Primera Dama no saben lo que eso significa para nosotros, se帽or presidente … tenerlos aqu铆 …禄

El informe diario ultrasecreto que recibi贸 Obama, un malet铆n de cuero que lo esperaba en la mesa del desayuno, se titul贸 芦El libro de la muerte, la destrucci贸n y las cosas horribles禄. Y cuando recibi贸 una llamada de uno de sus ayudantes a las seis de la ma帽ana, diciendo que hab铆a ganado el Premio Nobel de la Paz, Obama habr铆a dicho: 芦驴Para qu茅?禄

Queda curiosidad por las impresiones del expresidente sobre las actuales elecciones estadounidenses y el ascenso de l铆deres populistas como el brasile帽o Jair Bolsonaro, que se encuentran en el segundo volumen.

En un aperitivo, en una entrevista con el programa de Pedro Bial programado para emitirse el lunes por la noche (16), Obama habl贸 sobre la provocaci贸n de Bolsonaro a Biden. El brasile帽o dijo que 鈥渃uando se acaba la saliva, debe haber polvo鈥 en relaci贸n a la presi贸n de Biden para preservar la Amazon铆a.

Obama compar贸 las pol铆ticas de Bolsonaro con las de Trump, diciendo que los dos no pusieron 茅nfasis en la ciencia para hacer frente a la pandemia y que 芦tuvo consecuencias para ellos禄. Y destac贸 el papel de Brasil en la defensa del medio ambiente: 芦Brasil fue l铆der en el pasado, ser铆a una pena que dejara de serlo 芦.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *