En tiempos de coronavirus, nadie quiere un corazón más débil debido al dengue





Aunque el dengue han perdido el papel principal en los medios de comunicación a la coronavirusel mosquito Aedes aegypti No tomé vacaciones. Por el contrario: un boletín epidemiológico de principios de febrero del Ministerio de Salud señala que el número de casos probables de la enfermedad durante las primeras cinco semanas del año fue un 19% mayor que los reportados en el mismo período que en 2019. En otras palabras: atención médica. Las autoridades de población y salud con dengue no deben quedar relegadas a un segundo plano.

Otra mala noticia es que las enfermedades asociadas con el mosquito, que también transmite zika y chikungunya, pueden causar complicaciones cardíacas en una parte de las personas infectadas, como la miocarditis. Esto se debe a que estas infecciones desencadenan una respuesta de defensa (inflamación) que eventualmente se vuelve excesiva y termina llegando a otros órganos, como el corazón.

La miocarditis puede conducir al crecimiento del corazón y causar arritmias, a veces graves. Entre los síntomas más comunes se encuentran dolor en el pecho, palpitaciones, sensación de cansancio y falta de aire. Cuando aparece esta complicación, las reacciones generalmente aparecen entre una y dos semanas después de haber sido infectadas por el virus.

Aunque, en la mayoría de los casos, el corazón vuelve a la normalidad después del período de inflamación, el tratamiento de la miocarditis debe ser temprano e incluir un seguimiento por parte de un especialista, para evitar secuelas y la aparición de otras enfermedades cardíacas.

Al contraer el dengue, los miembros de los grupos de riesgo (personas mayores de 60 años, pacientes cardíacos y personas con patologías crónicas en general) deben buscar asesoramiento médico para saber, incluso si deben dejar de tomar medicamentos para un uso continuo. En pacientes con problemas cardíacos, el dengue grave (conocido como dengue hemorrágico) requiere la suspensión de medicamentos que «diluyen» la sangre temporalmente. En otras situaciones, la caída de la presión arterial causada por el dengue puede requerir la reducción o el abandono temporal de ciertos medicamentos para la hipertensión. En otras palabras: cada caso debe ser evaluado, individualmente, por el médico.





Pero vale la pena enfatizar que, estadísticamente, la mayoría de las personas afectadas por el dengue no tendrán enfermedades cardíacas debido a una infección viral. Sin embargo, la vigilancia no debería ser menor.

Otro punto a destacar es que, por regla general, lo que hace que las personas infectadas por el virus mueran no es la miocarditis, sino el dengue grave. Y son los pacientes infectados por segunda vez quienes tienen más probabilidades de desarrollar esta modalidad de la enfermedad, que compromete el funcionamiento de los órganos, causando hemorragias internas y pérdida de líquidos.

Así que recuerda: incluso en tiempos de coronavirus, el mosquito Aedes aegypti no abandona la escena. Especialmente porque no se sabe si una coinfección con las dos enfermedades comprometería aún más nuestra salud. Descúbrelo y prepárate.

* Luciano Drager es cardiólogo, director científico de SOCESP (Sociedad de Cardiología del Estado de São Paulo) para el bienio 2020-2021 y profesor asociado en el Departamento de Medicina Clínica de FMUSP.


Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *