En Oriente Medio, la paz antecede a la democracia





En los primeros d√≠as de la globalizaci√≥n, el periodista estadounidense Thomas Friedman inyect√≥ s√°ndwiches en las relaciones internacionales. Se√Īal√≥ la supuesta inviabilidad de las guerras entre pa√≠ses con los restaurantes McDonald¬īs, al utilizar la invasi√≥n de la comida r√°pida como s√≠mbolo del predominio de la l√≥gica econ√≥mica, en sociedades con una clase media en expansi√≥n y con el consiguiente potencial democr√°tico, frente a las opciones b√©licas, m√°s adecuadas para reg√≠menes autoritarios.





Desafortunadamente, la tesis se puso bajo control. La economía de mercado registró, en la era posterior a la Guerra Fría, una expansión mayor que la democracia. Los países con clases medias emergentes tuvieron conflictos sangrientos, como lo demostró la guerra entre Rusia y Georgia en 2008. Hay otros ejemplos trágicos.

El intento de Friedman, sin embargo, ayuda a colorear uno de los debates más frecuentes e intensos en geopolítica, sobre los orígenes de las guerras y su relación con el proceso democrático. El tema reaparece en Oriente Medio, cuando Israel y los países árabes se ven envueltos en una avalancha de acercamientos diplomáticos.

Hasta hace poco, desde la resoluci√≥n de la ONU para compartir Palestina, aprobada en 1947, solo dos pa√≠ses √°rabes hab√≠an reconocido a Israel: Egipto, en 1979, y Jordania, en 1994. En los √ļltimos meses, la lista ha incluido a los Emiratos √Ārabes Unidos. , Bahrein, Sud√°n y Marruecos.

En noviembre, una reuni√≥n secreta, que luego se filtr√≥ a los medios de comunicaci√≥n, reuni√≥ al primer ministro israel√≠ Binyamin Netanyahu en Arabia Saudita y al pr√≠ncipe heredero Mohammed bin Salman. Abordaron temas como el enemigo com√ļn de Ir√°n y el redise√Īo estructural de las alianzas regionales, reafirmado por el eventual reconocimiento de Israel por parte de la mayor monarqu√≠a del Golfo P√©rsico.

Si bien la reacci√≥n global es masivamente favorable al desmantelamiento de las disputas de Oriente Medio, no obstante aparecen cr√≠ticas a Israel por negociar con interlocutores sin credenciales democr√°ticas y due√Īos de voluminosas listas de violaciones graves y tr√°gicas de los derechos humanos.

Ahora surge una pregunta para el Medio Oriente: ¬Ņqu√© debe venir antes, democracia o paz?





En 1979, Egipto e Israel firmaron los acuerdos de Camp David. En El Cairo, en ese momento, gobernaba Anuar Sadat, heredero de la tradición dictatorial nasserista y transformado en articulador de la paz. Fue asesinado en 1981 por terroristas opuestos a la pacificación.

Este capítulo de la historia de Egipto ilustra un enfrentamiento que ha ocurrido en el país hasta el día de hoy. Por un lado, los militares, con su régimen dictatorial y, por otro, los grupos religiosos fundamentalistas.

A fines de la década de 1970, Israel no dudó en aceptar las iniciativas de Sadat, a pesar de la naturaleza antidemocrática del régimen egipcio. Las guerras entre Israel y Egipto, entre 1948 y 1973, habían matado a más de 30.000 personas.

En 2010 estall√≥ la Primavera √Ārabe, una ola de manifestaciones contra reg√≠menes dictatoriales, como el del egipcio Hosni Mubarak, finalmente en el poder. Luego hubo esperanzas de avances democr√°ticos en la regi√≥n.

Sin embargo, por una serie de factores, la Primavera √Ārabe dej√≥ malos resultados en la implementaci√≥n de las libertades civiles, mientras que los reg√≠menes autoritarios sobrevivientes comenzaron a adoptar una especie de l√≥gica china, en busca de crecimiento econ√≥mico y creaci√≥n de empleo, con el objetivo de apaciguar demandas pol√≠ticas.

El fin deseado del conflicto árabe-israelí, por tanto, no puede esperar a la desaparición de las dictaduras en Oriente Medio. En cualquier caso, la movilización internacional y la presión para el avance democrático en la región deben continuar. Y con más paz, más oportunidades para las voces de la democracia.

ENLACE ACTUAL: ¬ŅTe gust√≥ esta columna? Los suscriptores pueden otorgar acceso gratuito a cualquier enlace para hasta cinco personas por d√≠a. Simplemente haga clic en la F azul a continuaci√≥n.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *