En la vida real, China no tiene 3 metros de altura.





Es el a√Īo 2034. El 12 de marzo, la comodoro de la Marina estadounidense Sarah Hunt est√° a cargo de una operaci√≥n de rutina en el Mar de China Meridional. Su barco detecta un peque√Īo barco pesquero en peligro que, a pesar de ello, no emite ninguna se√Īal de socorro. Al final de ese d√≠a, el barco de Hunt estar√° en el fondo del mar, golpeado por la Armada china con la ayuda de armas cibern√©ticas.





La escena de arriba es del recientemente lanzado ‚Äú2034: Una historia de la pr√≥xima guerra mundial‚ÄĚ. Curiosamente, el libro de ficci√≥n fue coescrito por un almirante de reserva estadounidense, un ex comandante supremo de la OTAN (alianza militar occidental). James Stavridis dice que Estados Unidos es bueno en inteligencia y equipamiento, pero malo en imaginaci√≥n.

El militar experimentado nunca fue dado a escribir novelas. Pero, seg√ļn √©l, la obra podr√≠a servir de advertencia para evitar una cat√°strofe.

El problema es que, bajo el manto protector de la ficción y la justificación de las buenas intenciones, el libro acaba acabando con la obsesión estadounidense por China.

Es cierto que la situación es tensa, como demostró el reciente encuentro entre estadounidenses y chinos en Alaska. Pero exagerar los riesgos de seguridad de Estados Unidos es otra historia.

Las fuerzas armadas, la industria armamentista y los expertos en defensa son excelentes para inflar amenazas para justificar su importancia, y presupuestos m√°s grandes.

El establecimiento de defensa de Estados Unidos se especializa en fabricar tesis de guerra; solo recuerde las armas de destrucción masiva que motivaron la invasión de Irak en 2003. La difícil relación con un oponente como China no podría ofrecer una mejor oportunidad.





¬ęBienvenidos a la era de los presupuestos inflados del Pent√°gono¬Ľ, dice Fareed Zakaria, ¬ętodo justificado por la gran amenaza china¬Ľ. Despu√©s de dos d√©cadas de operaciones en el Medio Oriente con resultados dudosos, el Pent√°gono se est√° moviendo para ganar prestigio, poder y recursos sobre la base del miedo que ellos mismos albergan.

En el ranking de países con el gasto militar más alto, solo Estados Unidos invierte más que los siguientes diez países juntos, recuerda Zakaria. Mientras que los estadounidenses tienen alrededor de 800 bases militares en todo el mundo, China tiene tres.

El alarmismo es peligroso para el mundo pero también para los propios Estados Unidos. Como dice Ryan Hass para Asuntos Exteriores, China no tiene 3 metros de altura. Argumenta que centrarse en las fuerzas de China sin tener en cuenta sus vulnerabilidades genera ansiedad. La ansiedad alimenta la inseguridad. La inseguridad conduce a reacciones desproporcionadas, a decisiones equivocadas. Aumenta las posibilidades de errores de cálculo.

Por otro lado, Beijing proyecta confianza en s√≠ mismo, y la reuni√≥n de Alaska le sirvi√≥. En el discurso p√ļblico y en los medios locales, China valora sus fortalezas y, al mismo tiempo, las debilidades estadounidenses.
La narrativa √ļtil para el consumo interno conlleva riesgos, porque encuentra en los EE. UU. Una audiencia ansiosa por apropiarse de la asertividad china para justificar su propio discurso alarmista.

Para colmo, China sabe que muchos en Washington toman como cierta la narrativa de la amenaza con tintes cargados. Esto entra en el cálculo político y militar de Beijing, alentando aquí también las inversiones reales y las tesis de la conspiración.

Evidentemente, tendría más sentido discutir los parámetros para una convivencia pacífica y próspera. Para esto, sin embargo, hay una gran pobreza de imaginación. No contribuye al presupuesto de defensa. No vende libros.

ENLACE ACTUAL: ¬ŅTe gust√≥ esta columna? El suscriptor puede liberar cinco accesos gratuitos desde cualquier enlace por d√≠a. Simplemente haga clic en la F azul a continuaci√≥n.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *