En la reanudación de las protestas, Maduro vuelve a endurecerse censura





El dictador Nicolás Maduro volvió a endurecer la censura en Venezuela en medio de la reanudación de las protestas de la oposición contra su régimen.





Fue as√≠ una semana m√°s dif√≠cil para los que todav√≠a defienden la libertad de expresi√≥n en el pa√≠s, incluso despu√©s de tantos a√Īos de persecuci√≥n a periodistas nacionales y extranjeros, expropiaci√≥n de emisoras de televisi√≥n y sofoco financiero a los grandes peri√≥dicos – lo que hizo muchos de ellos ser comprados por los partidarios del chavismo.

De acuerdo con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), s√≥lo el mi√©rcoles (1¬ļ) eran doce periodistas v√≠ctimas de ataques y detenciones. A lo largo de la semana, fueron 60, incluyendo las deportaciones de periodistas extranjeros que intentaron entrar en el pa√≠s a la prisa por los acontecimientos del martes (30).

En este día, el líder opositor Juan Guaidó apareció en un sorprendente video grabado en una base militar de Caracas al lado de Leopoldo López -que hasta entonces estaba en arresto domiciliario.

Al lado de militares disidentes, los dos opositores estimularon a las personas a salir a las calles para pedir la adhesión de las Fuerzas Armadas al movimiento para derribar al dictador.

A pesar del fracaso en el objetivo, ambos lograron llenar las calles de Caracas y causar, por lo menos por algunas horas, la sensación generalizada de que el régimen tenía horas contadas. Maduro y sus aliados tuvieron que responder con una represión brutal para impedir que eso sucediera.

Esto hizo que muchos periodistas fueran a las calles para acompa√Īar lo que ocurr√≠a y tambi√©n llegar a ser objeto de represi√≥n -especialmente los corresponsales extranjeros y los profesionales de medios digitales independientes.





En una se√Īal de solidaridad, al final de la tarde de martes muchos periodistas se dirigieron a la cl√≠nica El √Āvila para saber c√≥mo estaban tres compa√Īeros internados en el lugar.

La clínica, que se encuentra a pocos metros de la plaza Altamira, donde se producen muchas de las manifestaciones anti-régimen, es conocida por atender gratuitamente a los perseguidos y heridos por la GNB (Guardia Nacional Bolivariana), Ejército, FAES (Fuerzas Armadas Especiales de Venezuela) y colectivos , los distintos brazos de la represión de la dictadura.

Lo que estaba en estado más grave era Gregory Jaimes, un reportero del canal digital VPI, conocido por transmitir en vivo prácticamente todos los eventos en que Guaidó está presente, así como las manifestaciones anti-Maduro.

Jaimes contó a la hoja y otros colegas que habían sido golpeados en la cara por una bala de goma en el momento en que estaba en la plaza Altamira transmitiendo en vivo la llegada violenta de la GNB al lugar.

La clínica por algunas horas se transformó en centro de intercambio de informaciones sobre el paradero y la seguridad de los demás periodistas actuando en Venezuela, ya que la comunicación no es fácil en el país Рlos grupos de WhatsApp que conectan a la mayoría de los periodistas independientes también tuvieron bastante actividad durante la semana.

El martes tambi√©n fue cortado el acceso a redes sociales ya varios sitios, bloqueo que continu√≥ la cuarta. El mismo d√≠a, una pareja de periodistas espa√Īoles fue detenida dentro de un hotel en Chuao y despu√©s deportada. Tambi√©n se derrumbaron las transmisiones de la radio Caracas y de las redes de televisi√≥n CNN (en ingl√©s y espa√Īol) y BBC.

La situación ha hecho que la ONU emite una nota en solidaridad con la prensa. "Ninguna democracia está completa sin acceso a una información transparente y confiable", dijo el secretario general, Antonio Guterres, en Ginebra, Suiza.

A pesar de la persecución, algunos vehículos independientes todavía logran sobrevivir en el país, como los sitios La Patilla, Efecto Cocuyo y El Pitazo.

Luz Mely Reyes, una de las principales periodistas de Venezuela y una de las fundadoras del Efecto Cocuyo, sale y entra del país con frecuencia, por amenazas que recibe del Sebin (Servicio de Inteligencia Bolivariana).

Otra de las fundadoras del sitio, Laura Weffer, se mudó de vez a Miami. "Nosotros, periodistas, somos muy frágiles, aunque creemos que el periodismo tiene mucho poder, ante esos poderes establecidos y dictatoriales, es difícil mantenerse activo", afirma.

Para Cezar Batoz, de El Pitazo, el periodista independiente venezolano "sabe de sus limitaciones y de los riesgos que corre, pero tiene en casa una familia que lucha para sobrevivir, amigos que necesitan ayuda o est√°n enfermos, y eso es lo que nos mueve ".

La estrategia del régimen contra esos sitios ha sido perseguir a los periodistas o cortar por horas o hasta días su acceso a internet o el suministro de agua y luz. Pero por ahora han logrado actuar y mantenerse como las fuentes más confiables de información en Venezuela.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *