En la guerra entre Armenia y Azerbaiy√°n, la √ļnica resuelta este a√Īo, Inga lo perdi√≥ todo por segunda vez





¬ęPara m√≠, fue como un rayo en el cielo azul. De repente, est√°bamos en guerra. Y lo perd√≠ todo de nuevo¬Ľ, relata, con l√°grimas en los ojos, Inga Alexanyan.





La historia de este armenio de 35 a√Īos se confunde con las desgracias que han vivido en el C√°ucaso desde la disoluci√≥n de la Uni√≥n Sovi√©tica en 1991.

Una de las m√°s duraderas, la disputa entre Azerbaiy√°n y Armenia, lleg√≥ a su fin este a√Īo, cuando la ofensiva de Bak√ļ hizo que la posici√≥n militar de Erev√°n fuera insostenible en torno a la plaga armenia en Nagorno-Karabaj. Bajo los auspicios del ruso Vladimir Putin, se firm√≥ un precario acuerdo de paz.

Para Inga, profesora de una escuela primaria en Shushi, el hecho de que este fuera el √ļnico de los 33 grandes conflictos militares que anualmente enumera el IISS (Instituto Internacional de Estudios Estrat√©gicos, en ingl√©s) que haya llegado a un supuesto final no representa un alivio. .

Al contrario. ¬ęEl 27 de septiembre, cuando comenz√≥ la ofensiva azerbaiyana, yo hab√≠a regresado de una reuni√≥n escolar. Las alarmas de ataque a√©reo comenzaron a sonar y pasamos dos d√≠as en el s√≥tano¬Ľ, dijo. El plural de la frase se refiere a los ni√Īos: Marian, 15, Daniel, 13 y Abel, 8.

Su esposo, Armen, de 40 a√Īos, fue al frente. ¬ęPerdi√≥ su pie derecho cuando pis√≥ una mina en 2016, pero continu√≥ con el ej√©rcito de Artsakh [nome arm√™nio para Karabakh]Continu√≥ Inga: ¬ęAl principio, nuestras fuerzas atacaron drones, pero la situaci√≥n empeor√≥ y nos dirigimos al b√ļnker de la universidad¬Ľ.

El campus hasta entonces fue para ella un signo de renacimiento y resistencia. El conflicto en el C√°ucaso ya hab√≠a marcado a su familia, que viv√≠a en la capital del territorio enemigo, Bak√ļ.





En el mosaico étnico de toda la región, no era infrecuente. Pero la guerra entre azeríes y armenios por el control de Nagorno-Karabaj, de 1992 a 1994, dejó cicatrices.

Suspendido por el alto el fuego, la ventaja era Erev√°n: mantuvo el territorio y ocup√≥ siete distritos a su alrededor, expulsando a 620.000 habitantes y promoviendo el regreso de los armenios a las regiones de las que hab√≠an sido expulsados ‚Äč‚Äčsiglos atr√°s.

En 1998, comenzó una serie de pogromos contra los armenios en Azerbaiyán. El padrastro de Inga fue asesinado en uno de ellos, y en 2003, la familia se rindió y se mudó a Shushi, una ciudad símbolo del patrimonio cultural armenio en Karabaj.

Hubo asistencia oficial, alrededor de US $ 150 (R $ 760) por habitante, para los que se trasladaron. ¬ęEmpezamos de cero, pero la infraestructura local era muy buena¬Ľ, dijo.

La universidad le otorg√≥ dos t√≠tulos, en educaci√≥n infantil y nuevas tecnolog√≠as de la comunicaci√≥n. Comenz√≥ a ense√Īar en escuelas primarias, principalmente matem√°ticas. ¬ęY all√≠ me cas√© con Armen¬Ľ, agrega.

Ese dulce recuerdo se borr√≥ despu√©s de cinco d√≠as en el b√ļnker. ¬ęNo hubo m√°s, nos fuimos. No quer√≠a que mis hijos tuvieran miedo del ruido de las bombas¬Ľ, dijo, en el caso de la aldea de Noramarg, a 300 km, en la frontera entre Armenia y Turqu√≠a.

¬ęFue un shock. Nunca pensamos que Shushi ser√≠a atacado. Nos sentimos seguros all√≠. Cuando sal√≠ de la casa, estaba tan seguro de que volver√≠amos que lav√© mi ropa, planch√© y lav√©. Ahora nunca volver√©¬Ľ.

Lleg√≥ noviembre, con el fr√≠o t√≠pico de la regi√≥n, cerca del ic√≥nico monte Ararat. Inga decidi√≥ buscar refugio en la capital, Erev√°n, alquilando un peque√Īo apartamento con otras tres familias desplazadas.

¬ęNo tengo nada que hacer. El trabajo social nos trae comida, pero yo vivo de mis ahorros, que son pocos¬Ľ, dijo, tratando de contener el llanto en un enlace de video negociado y traducido por la Uni√≥n General de Caridad de Armenia, realizado el jueves. (17).

El acuerdo de paz, una capitulaci√≥n a los ojos de los armenios que desde entonces han salido a las calles a protestar contra el primer ministro Nikol Pashiniyan, fue firmado en la madrugada del 10 de noviembre. Inga no condena al l√≠der. ¬ęNo hab√≠a muchas alternativas despu√©s de 44 d√≠as de guerra. Excepto que deber√≠a haberlo firmado en su segundo d√≠a¬Ľ, dijo.

De hecho, al comienzo del conflicto, Armenia no parecía ser tan frágil. Al final, tuvo que abandonar los siete distritos alrededor de Nagorno-Karabakh y perdió alrededor del 30% del área, ocupada por los azeríes, incluso Shushi.

2.783 soldados y 94 civiles del lado azer√≠ murieron oficialmente, y 2.966 uniformados y 55 residentes armenios murieron. Los n√ļmeros son, seg√ļn los observadores, quiz√°s mucho m√°s altos. Inga ha perdido a dos primos por su marido y el hijo de uno de ellos, pero no ha tenido noticias de sus conocidos de forma constante desde que dej√≥ Shushi.

Armen se qued√≥ en Karabaj. ¬ęTodav√≠a est√° con las Fuerzas de Defensa. Creo que no tuvo el valor de irse¬Ľ, dijo, quien ve la regi√≥n como un pe√≥n de las principales fuerzas que operan en el C√°ucaso.

¬ęTodos, Rusia, Turqu√≠a, Ir√°n, est√°n buscando su propia agenda. Afortunadamente no se ha convertido en un gran conflicto, porque Artsakh ser√≠a destruido¬Ľ, dice Inga, sobre los principales actores de la zona ya que era una confluencia de imperios.

El riesgo fue grande. Los rusos son aliados de Armenia y mantienen una gran base militar en el pa√≠s. Turqu√≠a fue el garante de la guerra de Bak√ļ, proporcionando armas y apoyo. E Ir√°n solo observ√≥, dada la gran poblaci√≥n de etnia azerbaiyana en su territorio.

Al final, el impacto se evit√≥ y Mosc√ļ se fue con los cr√©ditos y la carga de ser el pacificador, con el compromiso de mantener a 2.000 soldados durante cinco a√Īos, renovable por otra media d√©cada, garantizando las fronteras y la ruta que conecta Karabaj con Armenia. as√≠ como la carretera del enclave azerbaiyano de Nakhchevan a Azerbaiy√°n.

En la lista del IISS, uno de los principales centros de estudios geopolíticos del mundo, Nagorno-Karabaj fue el principal conflicto heredado de la desintegración de la Unión Soviética, de la que formaban parte Armenia y Azerbaiyán.

La relación de los conflictos 2019-2020 parece arbitraria, ya que entre ellos se encuentran las guerras de pandillas en Brasil y México, pero hay criterios objetivos: la existencia de violencia de manera continuada durante al menos tres meses, algo que se puede relajar cuando el el conflicto es entre estados, por ejemplo.

Los conflictos pueden ser internos, internacionales o internacionalizados: el caso de Nagorno-Karabaj, indirectamente. De los 33 enumerados, 21 tienen m√°s actores no estatales que actores estatales involucrados, lo que muestra la complejidad del panorama.

En el C√°ucaso, historias como la de Inga muestran la dificultad de romper el eterno retorno de las tensiones nacionalistas y sectarias. ¬ęEntiendo que existe este ciclo, pero no veo c√≥mo es posible volver a Shushi. Ser√≠a enviar corderos a vivir con lobos, son enemigos muy insidiosos y crueles¬Ľ, dijo.

Huelga decir de los turcos: el genocidio que Ankara no admite que el Imperio Otomano promovió en 1915 es una herida incurable en la inexistente relación entre los dos países.

Así, Inga repite la melancólica historia de los azeríes antes que ella y de los armenios antes que ellos en esa tierra de bucólica belleza, en una disputa milenaria por el derecho a ocuparla que se ve en tantos otros lugares: Israel y Palestina, Cachemira, Kurdistán.

Imágenes de familias armenias desenterraron a familiares para llevarse los cuerpos antes de que llegaran los azeríes después de que el acuerdo de paz se extendiera por todo el mundo.

Sin saber cu√°l ser√° su pr√≥ximo destino, la √ļnica certeza de la joven profesora es que la convivencia no es una alternativa, sobre todo despu√©s de la guerra de este a√Īo. ¬ęNo tenemos confianza en ellos¬Ľ, resume la ex residente de Shusha, como ahora llaman a su ciudad sus nuevos due√Īos.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *