En Filipinas, Duterte busca mantenerse en el poder para evitar la justicia





El presidente filipino Rodrigo Duterte, de 76 a√Īos, se presentar√° como candidato a vicepresidente en las elecciones del pr√≥ximo a√Īo, una decisi√≥n que se ha considerado tanto como un intento de permanecer en el cargo. poder m√°s all√° de lo que permite la ley o evitar enfrentar investigaciones por violaciones de derechos humanos.





La evaluaci√≥n es de analistas filipinos escuchados por hoja, pero el propio agente no se esfuerza por ocultar sus intenciones. ¬ęLa ley dice que si eres vicepresidente, tienes inmunidad. As√≠ que me postular√© para vicepresidente¬Ľ, dijo Duterte en la convenci√≥n de su partido en julio.

Si bien existe un debate sobre si el diputado tiene las mismas prerrogativas legales que el presidente, observadores y opositores políticos dicen que la verdadera intención es evadir las investigaciones de los escuadrones de la muerte que ejecutan sumariamente a narcotraficantes y consumidores de drogas.

En su pol√≠tica de guerra contra las drogas, m√°s de 8.000 usuarios y traficantes ya han sido asesinados, seg√ļn cifras oficiales; las proyecciones de organizaciones de derechos humanos muestran que el n√ļmero de personas asesinadas supera las 25.000. El nombre del presidente tambi√©n est√° vinculado a un escuadr√≥n de la muerte que opera desde la d√©cada de 1990 en Davao, ciudad de la que era alcalde y que ahora es gobernada por una de sus hijas, Sara.

Durante el gobierno de Duterte, el n√ļmero de detenidos bati√≥ r√©cords hist√≥ricos. La cifra oficial de homicidios tambi√©n se dispar√≥ en el primer a√Īo de su mandato, luego de que el mandatario asumiera el cargo alentando duras acciones policiales contra usuarios y traficantes, pero volvi√≥ a bajar en los a√Īos siguientes.

Con una Corte Suprema que generalmente toma decisiones favorables al gobierno, el presidente podría enfrentar problemas más serios que los juicios locales, ya que su política de guerra contra las drogas es investigada por la Corte Penal Internacional. La legitimidad de esta investigación, sin embargo, es cuestionada por Duterte, ya que eliminó a Filipinas de la lista de países que integran la corte.

Otro problema para el presidente es el manejo de la pandemia, especialmente despu√©s de que el impacto de la variante delta provoc√≥ una explosi√≥n en el n√ļmero de casos y muertes por Covid. Solo el 11% de la poblaci√≥n ha sido completamente inmunizada y el 6% est√° parcialmente vacunada. En Brasil, estas cifras son 34% y 32%, respectivamente.





Aunque Duterte es ampliamente criticado por la comunidad internacional, esto no afecta su popularidad interna. Fue calificado altamente por el 91% de la poblaci√≥n del pa√≠s seg√ļn Pulse Asia, un instituto de investigaci√≥n local l√≠der.

El catedr√°tico de Ciencias Pol√≠ticas de la Universidad de Filipinas, Jean Encinas-Franco dice que la aprobaci√≥n del presidente es alta ¬ęa pesar de la guerra contra las drogas y el embrollo de la respuesta a la pandemia¬Ľ porque Duterte se presenta ¬ęcomo un chico normal, el padre de la naci√≥n que protege a las familias de los traficantes de drogas y los adictos ¬ę.

¬ęEstas son proyecciones poderosas que resuenan en un amplio segmento. La adicci√≥n a las drogas est√° muy estigmatizada entre los filipinos, y la guerra contra las drogas de Duterte, a pesar de los informes de ejecuciones extrajudiciales, deja a la poblaci√≥n m√°s tranquila¬Ľ, dice.

Cleve Arguelles, un filipino que investiga el populismo y la política del sudeste asiático, dice que el discurso antidrogas se ha estancado tanto que incluso los precandidatos moderados han incluido una postura rígida sobre el tema en sus propuestas, aunque con menos violencia.

¬ęA pesar de socavar la democracia y los derechos humanos, Duterte sigue siendo popular. Ha apoyado el lema de ‘orden por encima de la ley’ desde que gan√≥ las elecciones en 2016. Muchos est√°n convencidos de que ha cumplido su promesa de campa√Īa de hacer las calles bien. M√°s seguras¬Ľ.

Para Encinas-Franco, ¬ęla reciente decisi√≥n de postularse a la vicepresidencia es uno de los desaf√≠os m√°s duros para los logros que ha tenido la democracia desde la deposici√≥n de [Ferdinando] Marcos ‚ÄĚ, dice, refiri√©ndose al dictador que ocup√≥ el poder entre 1965 y 1986.

Por cierto, se espera que el hijo de Marcos, el exsenador Ferdinand ¬ęBongbong¬Ľ Marcos Jr., se postule para presidente en 2022; se postul√≥ para vicepresidente en las √ļltimas elecciones y perdi√≥ por menos de 1 punto porcentual. Sara Duterte, la hija del actual presidente, tambi√©n figura en la lista, lo que ampliar√≠a el mando de la familia en el gobierno del pa√≠s. Sin embargo, hasta ahora ha dicho que no tiene intenci√≥n de correr.

¬ęQuiero ver la continuidad de mis esfuerzos. Incluso si no soy yo quien da la direcci√≥n, tal vez pueda ayudar¬Ľ, dijo el presidente la semana pasada.

La carrera por la vicepresidencia en el país se lleva a cabo independientemente de las elecciones presidenciales. Es decir, la población elige al ocupante de cada puesto, no al boleto, lo que permite que los dos elegidos sean paritarios de grupos rivales.

Elevado a la presidencia en 2016 como un forastero asqueroso con un fuerte discurso sobre la seguridad p√ļblica, como el brasile√Īo Jair Bolsonaro, Duterte cumple el ¬ęcart√≥n del bingo¬Ľ de los pol√≠ticos populistas con caracter√≠sticas fascistas del siglo XXI, en la evaluaci√≥n del historiador Federico Finchelstein, profesor de la Nueva Escuela de Investigaciones Sociales.

El filipino ancla el discurso pol√≠tico en el racismo y la xenofobia; utiliza la violencia como herramienta pol√≠tica y militariza al gobierno; tiene la mentira como herramienta central y defiende la dictadura. ¬ęEn Duterte todo es m√°s expl√≠cito. Su admiraci√≥n por el fascismo, su elogio de la violencia, sus mentiras. Todo esto causa da√Īos a largo plazo a la democracia¬Ľ, dice.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *