En el caso de la rescisión de Podence "iliba" club y Bruno de Carvalho en el ataque a la Academia



La contestación que el Sporting envió entre julio y agosto al Tribunal Arbitral de Deporte (TAD) en el proceso de rescisión unilateral de Daniel Podence, que entretanto firmó contrato con el Olympiacos, "El club, la SAD y el antiguo presidente Bruno de Carvalho de cualquier acción o conexión directa o indirecta, al ataque del 15 de mayo en la Academia, en Alcochete. En el documento, al que el Observador tuvo acceso, que fue hecho aún en la vigencia de la Comisión de Gestión que cesó después de las elecciones, se dan datos de otras invasiones a centros de entrenamiento de clubes nacionales. De acuerdo, que este martes, CMTV avanzó que el ex líder verde y blanco será investigado en el marco del proceso, habiendo por ello rechazado por un juez del Tribunal de Barreiro la intención que había manifestado de ser asistente en el asunto, proceso.


"Es inusitado que se sugiera que las declaraciones públicas del entonces presidente de Sporting SAD puedan haber sido en sí mismas causa de los incidentes en Alcochete. Además, hay que subrayar que el Sporting, como club deportivo, debe justificar sus resultados a los socios y adeptos, por lo que natural se convierte en que no sólo las victorias futbolísticas sean vividas públicamente, sino que también los resultados menos positivos sean reconocidos y asumidos públicamente, teniendo en cuenta el escrutinio público que, es, en el deporte -y, sobre todo, en esta modalidad -, ineludible ", destaca la defensa verde y blanca. "Lo que no retrata, por cierto, como ya se ha mencionado, nada nuevo en el mundo del fútbol profesional, ni algo extraño o que los jugadores del Sporting (y de otros clubes) no estén (o no debieran estar) preparados para enfrentarse" , prosigue, antes de hablar de invasiones a centros de entrenamiento de V. Guimarães, Benfica, Sp. Braga, Académica e incluso de los árbitros, en Maia.

Al mismo tiempo, la defensa leonina en el caso refuta también la idea presentada por el jugador de que el club, o su presidente, hayan fallado a los jugadores después del ataque. "El autor censura al entonces presidente de Sporting SAD que, el 15 de mayo de 2018, sólo habría llegado a la Academia dos horas después de los acontecimientos. El presidente de Sporting SADesteve, en esa ocasión, terminó reuniones que había iniciado ya enterarse a distancia de todo lo que había sucedido, habiéndose desplazado a Alcochete lo más rápidamente que le fue posible (…) Siendo importante señalar que el trayecto, en automóvil, desde el estadio hasta la Academia, no tarda menos de 40 minutos. Por lo tanto, resulta evidente la justificación de la supuesta demora de (sólo) dos horas en el traslado a Alcochete, desde la ocurrencia de los hechos ", subraya.

"Pero el Autor responsabiliza a Ré, por no haber actuado en el inmediato y en apoyo de los jugadores, afirmando que los jugadores no fueron acompañados por la Dirección de Sporting SAD mientras prestaban declaraciones en el puesto de la GNR de Alcochete. (…) Sucede que, desde el primer instante, a raíz de los incidentes de Alcochete, Ré procedió al refuerzo de las medidas de seguridad en vigor, que incluyó también, además de las medidas ya indicadas, la puesta a disposición del contacto directo, a todos los atletas, del Director de Seguridad y Operaciones de Sporting SAD – responsable, en caso de cualquier incidente, por la promoción de inmediata articulación con la PSP " , añadió.

En el mismo documento, el Sporting corrobora también la tesis del antiguo presidente cuando relativizó el envío de mensajes a través de Whatsapp, así como lo que las mismas contenían. "Sucede que nada en el contenido del mensaje privado encaminado revela cualquier desconsideración por el Autor [Daniel Podence] o por los jugadores. Se trata de un mensaje enviado vía WhatsApp Messenger, dirigido sólo al capitán de equipo [Rui Patrício] , por supuesto, a fin de minimizar el nivel de interferencia con el equipo, y que tuvo como objetivo incentivar y promover el compromiso del equipo en los juegos subsiguientes (…) Además, en el mensaje recortado, un fuerte sentido de identidad para con el equipo, con un discurso redactado en el plural y en una lógica de responsabilización colectiva: 'Colocamos en tristeza'; "Que hoy haya sido nuestra última frustración"; "Que a partir de ahora sólo consigamos dar alegrías"; "Esta época no podemos fallar"; "Ya no tenemos más excusas para dar"; "Cada objetivo que fallamos será totalmente imperdonable y seremos los únicos culpables"; "Vamos a sacar de esta frustración la fuerza final"; "Vamos todos juntos a luchar"; "Es nuestro único deber darles felicidad" (…) El contenido del mensaje está, por otro lado, en línea con las emociones asociadas al universo deportivo, traduciendo nada más que un discurso de incentivo, galvanizador, al que se alía el perfil comunicacional propio del entonces presidente y el trato emotivo hacia los jugadores ".

Por último, y rebajando otro punto de la misiva enviada por los representantes del jugador al Tribunal Arbitral del Deporte, la defensa de los leones habla también en la respuesta de la mayoría de los atletas en el Instagram, el 6 de abril, puesto en el Facebook de Bruno de Carvalho a raíz de la derrota en Madrid frente al Atlético, diciendo que "tal gesto no pudo dejar de ser perspicado como desleal y públicamente desafiante del empleador ".

"Sostiene el autor que sus colegas se han reunido en una habitación de hotel en Madrid, y que una vez que regresen a Portugal, los jugadores interesados ​​adquirieron la expectativa de reunir al día siguiente con el presidente de Sporting SAD (…) Sin embargo , afirma además, 'cuando aterrizaron en Portugal, el 6 de abril, André Geraldes informó al equipo que el Presidente no podía reunir con los jugadores aquel día y que había informado de que la reunión se celebraría después del partido del domingo. A Ré [SCP] (…) En su supuesta réplica a la publicación hecha por el presidente de Sporting SAD en Facebook, decidieron a los jugadores en cuestión responder por la misma vía, inmediata y públicamente, en las correspondientes cuentas personales de la red social Instagram ", , comienza por referir, recordando los compromisos que el antiguo líder destituido en Asamblea General tendría en el Tribunal Arbitral de Deporte y en la Procuraduría General de la República.

"Como es sabido, en el marco de la relación jurídico-laboral, los trabajadores obedecen al empleador, constituyendo la subordinación jurídica el trazado modelador del correspondiente vínculo contractual, en el enfrentamiento con los deberes de dirección y disciplina, en la titularidad del empleador. En esta medida, si los jugadores consideraban indebida la actuación del entonces presidente de Sporting SAD, es evidente que no deberían haber optado por actuar en los mismos moldes, por medio de una réplica pública, directa y unilateral, vía red social. Un tal gesto no pudo dejar de ser perspugnado como desleal y públicamente desafiante de la entidad empleadora – sobre todo atendiendo a que, sobre el tema, estaba efectivamente programada una reunión con la Sporting SAD para el día 8 de abril de 2018. La conducta del Autor, que también compartió la publicación de sus colegas, legitimó, por consiguiente, la reacción de Sporting SAD, a través de la instauración, también a éste, del correspondiente procedimiento disciplinario ", añade el documento a este propósito, entre otras consideraciones sobre el tema.

De señalar que el jugador, además de la conclusión de que tenía razones para rescindir de forma unilateral con justa causa, solicita una indemnización de 450.000 euros de los tres años que tenía todavía de contrato con el Sporting, así como 250.000 euros por "daños de naturaleza no patrimonial causados ​​al autor", además de intereses. Los leones, al igual que en el caso de Rui Patricio, piden al jugador un valor por encima de los 60 millones de euros (más intereses), que se encuentra por la suma de la cláusula de rescisión (60 millones de euros) más los sueldos de las últimas tres temporadas contractuales (450.000 euros).

Sobre la base de esta defensa, es creíble que los mismos argumentos hayan sido utilizados en los otros procesos de jugadores que rescindieron contrato con el Sporting este verano. De los nueve que avanzaron con la desvinculación unilateral, William Carvalho aceptó ser negociado para el Betis y Bruno Fernandes, Bas Dost y Battaglia retrocedieron en la intención y permanecieron en el club. Los procesos de Rui Patrício y Gelson Martins están siendo negociados directamente por el nuevo presidente leonino, Frederico Varandas, con Wolverhampton y Atl. Madrid, respectivamente. Además de los atletas citados, salieron también Daniel Podence, Rafael Leão y Rubén Ribeiro.


Noticia publicada por...

Nacho Vega
Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Sé el primero en comentar en "En el caso de la rescisión de Podence "iliba" club y Bruno de Carvalho en el ataque a la Academia"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*