En busca del improviso perfecto, con Nani (la cr√≥nica del Sporting-V. Set√ļbal)





El momento existi√≥ en que Jos√© Peseiro, a matar a sus botones, a ponderar a los pros que, por dem√°s evidente, perd√≠an para los contras, decidi√≥ aceptar el trabajo de entrenar al equipo de f√ļtbol del Sporting. Este Sporting muy en particular, enmara√Īado en una red de invasiones agresivas, presidentes destituidos, asambleas generales marcadas y desmarcadas, candidatos mil, ex presidentes impedidos de ser candidatos y providencias cautelares.





Son confusiones no futbolísticas, una colección de acontecimientos que estarían en el arquetipo de cómo no desorganizar un club, que harán con el día en que el Sporting establezca la estabilidad tenga la misma importancia que el maniatado del fuego tuvo para la historia de la humanidad. José Peseiro, de todos modos, arriesgó y dijo que sí.

Los jugadores iban y ven√≠an, algunos contratos rescindidos regresaban como nuevas l√≠neas negras a ser escritas en el blanco, Peseiro fue entrenando a un equipo que a√ļn contin√ļa en fase de montaje, sereno y sin levantar olas en el mar ya muy picado, y su discurso nunca se ha se ha desviado mucho de esta l√≠nea: estamos enfocados en el f√ļtbol, ‚Äč‚Äčen los juegos, en los entrenamientos y en lo que se ci√Īe al c√©sped, no nos metemos en las cosas que hay fuera del campo, y lo importante es ganar, sea como sea, hasta que esas cosas se resuelvan .

Y el Sporting ganó al Moreirense, una semana atrás, mucho en el esfuerzo, en la lucha, en un juego más directo y en la demanda aérea del área de los otros, menos pensado y articulado para salir de su área, y redimir lo que ya había dicho Рinteresa en ese momento, ganar de qué forma.

Una manera de jugar que se repitió, en bastantes cosas, en Alvalade, donde los leones, aunque en menor dosis, repitieron el juego ofensivo algo a los golpes, insistente en circular la pelota por fuera. Los laterales se proyecta para desocupar los espacios que Battaglia y Misic, cada uno a su lado, pero casi en la misma línea, ocupaban para dar salida de balón al equipo.

Esta filtración de juego atacante, sin embargo, se banalizaba por la repetitiva elección en lanzar Jefferson en el apoyo a Nani, por la cuerda invisible que no separaba en más de cinco metros los dos medios más retrocedidos, tornándolos meros trincos que no buscaban recibir la pelota entre las líneas del Vitória.

En la compa√Ī√≠a del Sporting, la pelota fue muy a las alas para ser muy cruzada para Bas Dost, quien nunca encontr√≥ por el aire, o por la hierba, tambi√©n porque Bruno Fernandes corr√≠a para acercarse a Nani mientras Acu√Īa circulaba por dentro, en busca de ser y recibir como un extremo de juego interior, de toque, de tablas y de juego de espaldas al objetivo, que nunca pareci√≥ ser.





Por lo colectivo, produc√≠a muy poco, con casi inexistente din√°mica, un chava que se mantuvo casi siempre hasta el final del juego y, desconstruido, significa que raras son las jugadas en que los jugadores se mueven, desmarcan y reaccionan al espacio ya los movimientos de los movimientos otros con un criterio que parezca planeado. O variado. O que en hora y media haya m√°s que la cabeza de Battaglia a desviar un libre de Acu√Īa, o que el libre que Nani golpea a la barra.

Carlos Rodrigues

Bolas paradas, lazos individuales e improvisados. Como lo ocurrido as√≠ que hubo una simple tabla, despu√©s de un lanzamiento lateral, para Nani rematar donde se esperaba que cruzara, como se vio por la lenta reacci√≥n de Cristiano y los apoyos pesados ‚Äč‚Äčdel portero que ayud√≥ al 1-0.

La √ļnica jugada ligada, con tablas y al menos tres jugadores involucrados, dio el segundo gol al capit√°n leonino, al cabecear en la pasada la bola tensa que Jovane Cabral cruz√≥ hacia el √°rea.

Entre los goles hubo otro, a√ļn en la primera parte, que Zequinha marc√≥ para el Vit√≥ria en la resaca de la bola que Salin, aventurero lejos de los postes, no agarr√≥. Como varias otras, en la reacci√≥n a cruces, en que se equivoc√≥ en el abordaje y fall√≥ el golpe, el desv√≠o o el agarre de la pelota. En un canto, C√°diz se adelant√≥ a las manos no calculadas del franc√©s y la desviaci√≥n pas√≥ muy cerca del poste.

Porque a defender, los leones se comportaron, con demasiadas veces, de forma individual y aislada, con jugadores a salir solos en la presión, oa no tapar juntos los espacios por donde los sadinos podían atacar. En las salidas rápidas con bolas recuperadas, el Vitória llegó al menos una decena de veces al área del Sporting y el equipo de José Peseiro sólo reaccionó, nunca actuando, en bloque, para prevenir los contraataques adversarios.

El Sporting mejoró un poco con los pies leves y taberneros de Montero, en la frente, que jugaban más lejos del área y cerca de Nani y Bruno Fernandes, que ha corrido más de lo que toca en la pelota. El equipo cerró el juego encogido en el área y guardando la bola mirando al reloj, en lugar de la baliza sadina.

Lo que interesaba era ganar.

Por eso, llegar√° al dereber con el Benfica con los mismos seis puntos, cinco goles marcados y dos sufridos del rival. En el caso de que se trate de un juego de azar o de un juego de azar, el jugador de la selecci√≥n brasile√Īa de f√ļtbol.

Y, alg√ļn d√≠a, eso tambi√©n tendr√° que interesar. "Incluso si Jos√© Peseiro va diciendo el mismo tipo de cosas:" Incluso sabiendo que los jugadores tienen potencial para jugar a otro nivel, las dos victorias son just√≠simas. Sabemos d√≥nde estamos y hacia d√≥nde queremos ir, fue un paso m√°s.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *