Elegido por Biden, Lloyd Austin es el primer hombre negro nominado para el Secretario de Defensa de EE. UU.





El presidente electo Joe Biden confirm贸 el martes (8) al ex general Lloyd J. Austin III como secretario de Defensa, responsable de comandar todo el aparato militar de los Estados Unidos.





Austin fue comandante de las fuerzas estadounidenses en Irak entre 2010 y 2011, cuando Biden era vicepresidente del entonces presidente Barack Obama. En ese momento, Obama nombr贸 a Biden para abordar los problemas con Irak y trabaj贸 con el ex militar.

Al anunciar el nombramiento, el dem贸crata dijo que pod铆a presenciar el car谩cter de Austin en las muchas horas que los dos pasaron juntos en la Sala de Situaci贸n. 芦脡l comparte mi creencia de que somos m谩s fuertes cuando lideramos no solo con el ejemplo de nuestro poder, sino con el poder de nuestro ejemplo禄, escribi贸 el presidente electo en una red social.

Los analistas se帽alan que la trayectoria del exmilitar indica que debe seguir las pautas de Biden sin buscar fricciones. Su bajo perfil, de evitar ser protagonista en eventos p煤blicos, tambi茅n contaba puntos con Biden, seg煤n personas cercanas escuchadas por la prensa estadounidense.

La elecci贸n de Austin, de 67 a帽os, fue elogiada por ser negra: ser谩 el primer afroamericano en asumir ese papel en la historia del pa铆s. Pero la nominaci贸n fue criticada por ser un ex general.

La ley estadounidense establece que el secretario de defensa debe ser preferentemente un civil, para asegurar un equilibrio entre civiles y militares a cargo de la seguridad del pa铆s. Si el candidato dej贸 una funci贸n militar hace menos de siete a帽os, en el caso de Austin, se requiere la aprobaci贸n del Congreso.

Incluso antes de que se confirmara la nominaci贸n, algunos senadores dem贸cratas dijeron que se opon铆an a la nominaci贸n de Austin. Al comienzo de su administraci贸n, Donald Trump nombr贸 al ex general Jim Mattis como secretario de Defensa. Pas贸 la legislatura, pero hubo una gran resistencia, especialmente de los dem贸cratas.





El partido de Biden tiene una mayor铆a en la C谩mara, pero el control del Senado a煤n est谩 en juego. La mayor铆a en esa C谩mara se definir谩 en la segunda ronda de votaci贸n para los dos lugares en Georgia, programada para el 5 de enero.

Austin es uno de los pocos oficiales negros que lleg贸 a la cima de la jerarqu铆a del Ej茅rcito de EE. UU. Fue el primer general negro en comandar una divisi贸n estadounidense durante el combate, entre varios otros puestos en los que fue pionero.

El ex general naci贸 en Mobile, Alabama, en 1957, y creci贸 en la vecina Georgia, ambos estados del sur de los Estados Unidos, en un momento en que la segregaci贸n del color de la piel se estaba rompiendo gradualmente, a pesar de la resistencia de los grupos racistas.

Se gradu贸 de la academia militar en West Point, Nueva York, en 1975. En las d茅cadas siguientes, pas贸 por varias bases en el pa铆s y ascendi贸 de rango. Desde 2003, como general, encabez贸 divisiones que luchan en Afganist谩n. Permaneci贸 en el pa铆s hasta 2005 y regres贸 a Estados Unidos, donde pronto asumi贸 el mando de las operaciones en Irak.

En 2010, se convirti贸 en comandante en jefe de las fuerzas estadounidenses en Irak y fue el 煤ltimo en ocupar este puesto. Al a帽o siguiente, Estados Unidos retir贸 gran parte de las tropas de ese pa铆s, poniendo fin formal a la operaci贸n de guerra. Esa salida, sin embargo, luego ser铆a criticada por dejar espacio para que el grupo terrorista Estado Isl谩mico domine grandes 谩reas de Irak. Actualmente, todav铆a hay algunos miles de soldados estadounidenses en el pa铆s.

De regreso a los EE. UU. En 2012, Austin asumi贸 el cargo de subjefe de personal del Ej茅rcito. Una de sus acciones fue tratar de reducir el n煤mero de suicidios y trastornos mentales en las tropas y en los excombatientes. En 2013, fue nombrado jefe del Comando Central del Ej茅rcito de Estados Unidos, responsable de todas las operaciones en Oriente Medio.

En este cargo, estuvo detr谩s de la implementaci贸n de una estrategia controvertida: en lugar de estar directamente involucrado en la guerra de Siria, Estados Unidos prefiri贸 suministrar armas y entrenar a combatientes locales para luchar contra el Estado Isl谩mico. La expectativa era capacitar a unos 5.000 combatientes, pero solo se capacit贸 a unos 100.

La efectividad de esta estrategia fue cuestionada por una investigaci贸n en el Senado: se gastaron alrededor de $ 500 millones, con malos resultados. Austin asisti贸 a una audiencia en el Senado en 2015 para responder a los problemas de esa capacitaci贸n y escuch贸 preguntas dif铆ciles de senadores, como el republicano John McCain (1936-2018).

Austin pr谩cticamente asumi贸 que el programa de entrenamiento en Siria no sirvi贸 para nada, pero prometi贸 que en los pr贸ximos meses habr铆a m谩s presi贸n en 谩reas importantes dominadas por ISIS en Siria. El grupo fue expulsado de casi todos los territorios que ocup贸 en los a帽os siguientes.

El general se retir贸 en 2016, despu茅s de 41 a帽os de servicio, y se convirti贸 en miembro de la junta de Raytheon, un proveedor l铆der de armas y equipos para el Pent谩gono. Tambi茅n forma parte del directorio de otras empresas, como Nucor, el mayor productor nacional de acero, y Tenet, del sector salud.

La proximidad del ex general a las grandes corporaciones puede generar cr铆ticas a m谩s nombres de izquierda en el Partido Dem贸crata. Por otro lado, tiene una gran experiencia en log铆stica, que puede ser 煤til en el trabajo de los militares para ayudar a distribuir la vacuna contra el coronavirus.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *