Electores: condenados a votar de cruz?





El electores portugueses poco lo que respecta a la elecci√≥n de diputados de la naci√≥n. Lo que se le pide, cada cuatro a√Īos, es que coloque una cruz en un bolet√≠n de voto con los s√≠mbolos de los partidos. Y lo que la gran mayor√≠a de los votantes en Portugal si el voto, ni molestar a conocer a los candidatos. Tiene sentido. ¬ŅPor qu√© movilizar energ√≠a mental para algo en que no nos es necesario que participemos? Esta no es, sin embargo, la realidad de la abrumadora mayor√≠a de los pa√≠ses europeos, en los que, con sistemas electorales variados para la c√°mara baja del parlamento, se permite la expresi√≥n de un voto preferencial, en algunos (a) candidato (a).





En un art√≠culo en una obra colectiva organizada por Andr√© Freire, present√© los argumentos favorables a la necesidad de esa reforma as√≠ como los criterios que deb√≠an ser satisfechos por el nuevo sistema electoral. Por sugerencia del organizador puse incluso la reproducci√≥n de los boletines de voto de tres sistemas diferentes que permiten voto personalizado (ver Anexo 2). El complejo y creativo voto √ļnico transferible de Irlanda, en el que el elector ordena a los candidatos y donde se puede ver la foto del candidato, pasme, y su morada (!); el simple voto preferencial dan√©s, en el que el elector hace s√≥lo una cruz en un nombre de un candidato de un partido en un c√≠rculo electoral peque√Īo y finalmente el doble voto alem√°n en el que el elector debe votar tanto en un partido como en un candidato a ser elegido en un c√≠rculo uninominal , pero con la determinaci√≥n plurinominal.

En breve saldr√° por Almedina un ebook, coordinado por Marina Costa Lobo, con las intervenciones en un seminario organizado por el Instituto de Pol√≠ticas P√ļblicas (IPP) y el ICS sobre la reforma del sistema electoral.

Este tema lleg√≥ de nuevo a debate esta semana con el seminario sobre la reforma electoral en la Facultad de Derecho de la Universidad de Lisboa en torno a una propuesta (una variante del sistema alem√°n) por la Asociaci√≥n Portuguesa de Calidad Democracia (APDQ) y SEDES con la participaci√≥n del Presidente de la Rep√ļblica (PR), de representantes de partidos pol√≠ticos y de algunos diputados constituyentes (Vital Moreira y Ant√≥nio Barreto). La sensaci√≥n que he retirado del debate es que, por regla general, las generaciones superiores a los sesenta a√Īos, y que acompa√Īan estos debates desde hace d√©cadas, ya no creen en la posibilidad de reforma. Por otro lado, los partidos pol√≠ticos se dividen y defienden propuestas mutuamente incompatibles. Los peque√Īos partidos est√°n en contra pues creen que esta propuesta les perjudica. En los grandes, PSD insiste obstinadamente en la reducci√≥n del n√ļmero de diputados (que los otros partidos no aceptan) y apoya (?) Voto preferencial en lista, mientras que PS sigue apoyando una variante del sistema alem√°n, como recuerda Pedro Delgado Alves.

Aqu√≠ llegados, con pesimismo de los que m√°s se han inclinado sobre esto y desacuerdo entre partidos, estaremos condenados a en los pr√≥ximos 30 a√Īos ser observadores de las elecciones de diputados de los directorios y distritos partidistas? Como no suscribo las tesis del materialismo hist√≥rico y de la inevitabilidad de los recorridos evolutivos de las sociedades, s√≥lo puedo responder con esto: depende del desempe√Īo del r√©gimen democr√°tico, de la econom√≠a y del compromiso en una reforma que todos tengamos en los pr√≥ximos a√Īos.

Es necesario que haya individuos y organizaciones emprendedores de la reforma. Jos√© Ribeiro e Castro, ha sido un emprendedor y con la propuesta de la APDQ / SEDES, que es muy meritoria, existe, como ha dicho, un punto de partida para un debate y mejoramiento de la misma. Es necesario continuar el debate acad√©mico y profundizar t√©cnicamente las propuestas. En este caso la separaci√≥n de los c√≠rculos de Madeira y Azores me parece inevitable y hay que trabajar concretamente el dise√Īo de los c√≠rculos uninominales. Esto acentuar√≠a m√°s la propuesta. De los sistemas electorales de voto personalizado una variante del modelo alem√°n es, en mi opini√≥n, lo m√°s posible de ser aceptada en el futuro por los partidos que no lo suscriben hoy, pues a pesar de todo mantienen un control estricto sobre qui√©n son los candidatos que podr√°n ser elegidos. La diferencia es que en este sistema ser√≠an conocidos. Sabiendo que los partidos no est√°n muy movilizados para la reforma, y ‚Äč‚Äčque los m√°s viejos son naturalmente pesimistas, es bueno que las organizaciones de la sociedad civil y los individuos, sobre todo de las generaciones m√°s j√≥venes, se movilicen y presionen a los partidos para este cambio.

Profesor catedr√°tico del ISEG, diputado independiente elegido por el PS





Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *