El virus de vampiros, hombres lobo y zombies.





Imagine un virus envuelto, con un genoma hecho de ARN, que se origina en murci√©lagos y que solo este a√Īo ya ha provocado la muerte de una inmensa cantidad de personas. Un virus detr√°s de una terrible enfermedad, que hace que los pacientes permanezcan en UCI y aislados de familiares y amigos. Pens√≥ en coronavirus? Esta vez no: hablemos del virus ira.





Anualmente, 60.000 personas mueren de rabia en todo el mundo y ese n√ļmero puede estar cien veces subestimado, lo que significar√≠a alrededor de 6 millones de v√≠ctimas. Pero, ¬Ņd√≥nde est√°n todas estas v√≠ctimas y por qu√© no vemos noticias sobre este otro? pandemia?

Casi todos los casos de rabia en humanos hoy ocurren en el continente africano y en Subcontinente indio, entre poblaciones que no son atendidas de manera eficiente por los programas de salud. Adem√°s, las muertes se distribuyen a lo largo del a√Īo, sin que ning√ļn grupo de personas experimente s√≠ntomas simult√°neamente.

Una persona expuesta al virus de la rabia puede tardar entre un mes y un a√Īo en desarrollarse. sintomas, mientras que el virus migra al cerebro. Y es all√≠ donde aparecen las manifestaciones de la enfermedad.

Podemos infectarnos con el virus de la rabia principalmente cuando otro animal Рmurciélagos de todas las especies y otros animales salvajes, así como perros o gatos Рen morder o rascar. El virus permanece en la saliva contaminada de estos animales y también puede alojarse en sus garras, cuando se lamen.

Despu√©s del per√≠odo de incubaci√≥n, una persona enojada comienza a tener dolores de cabeza, alucinaciones y confusi√≥n mental. Eso es porque el virus ¬ęacosa¬Ľ el cerebro, convirtiendo a la v√≠ctima en un zombi que transmite la rabia.

Y entonces las cosas empiezan a ponerse muy raras: el paciente empieza a tener miedo a la luz y a los sonidos por sobreactivaci√≥n sensorial, a emitir sonidos extra√Īos por la par√°lisis del sistema fonatorio, a tener dificultad para comer y beber agua y acaba dando la impresi√≥n que incluso le temen al agua; de ah√≠ el otro nombre de la rabia en los seres humanos, hidrofobia.





Contin√ļa despu√©s de la publicidad

En estas circunstancias, el individuo puede volverse agresivo y querer atacar a otras personas o hacerse da√Īo a s√≠ mismo. De ah√≠ la necesidad de internarlo y, a menudo, de mantenerlo en coma inducido, por su seguridad y la de los dem√°s.

Del pasado al presente

Ahora imagina: estamos en la Edad Media y un lobo (con el virus de la rabia) me ataca. Unas semanas despu√©s, empiezo a esconderme de la gente, quiero estar solo en la oscuridad, mi voz cambia y me pongo agresiva. ¬ŅNo es esa la definici√≥n cl√°sica de un hombre lobo?

S√≠, estudios serios muestran que la ira puede estar asociada con la leyenda de hombres lobo y vampiros! En una √©poca en la que se ignoraban las causas de las enfermedades, la gente trataba de explicar lo que ve√≠an a trav√©s de las supersticiones y los mitos de sus culturas. Estas leyendas fueron trabajadas por el escritor irland√©s Abraham ¬ęBram¬Ľ Stoker en su insuperable libro. Dr√°cula, de 1897 (haga clic para comprar).

Pero … ¬Ņqu√© pasa con los murci√©lagos? Los murci√©lagos existen en todos los continentes excepto en la Ant√°rtida. Todas las especies de murci√©lagos pueden transmitir el virus de la rabia. Pero los murci√©lagos vampiros (o hemat√≥fagos) solo existen en Am√©rica Latina. Bram Stoker tom√≥ esta inspiraci√≥n m√°s all√° para construir el personaje del Conde de Transilvania.

La ira se considera un enfermedad desatendida entre las enfermedades desatendidas. No discrimina especies de víctimas entre nosotros, los mamíferos. Perros, gatos, humanos, vacas, caballos, murciélagos: todos sirven al virus. Pero es una enfermedad perfectamente prevenible.

Si es mordido o ara√Īado por un animal y recibe vacuna (y, dependiendo de la gravedad del caso, suero antirr√°bica), todo ir√° bien.

Campa√Īas de vacunaci√≥n en perros y gatos y de esterilizaci√≥n de estos animales para el control de la poblaci√≥n, as√≠ como concienciaci√≥n sobre la propiedad responsable de mascotas, son reconocidos mundialmente como eficaces para el control de la rabia.

As√≠ que esto es todo: la pr√≥xima vez que escuche ruidos extra√Īos por la noche, piense en lo que puede haber all√≠ afuera. ¬ŅEra un vampiro? ¬ŅUn hombre lobo? ¬ŅUn zombie? ¬ŅO podr√≠a ser el virus de la rabia?

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *