El vino puede dejar la rueda de la comida y la sal disminuirá en queso y jamón, propone el DGS.









Desde 2016, la rueda de la comida mediterránea incluye una referencia al consumo moderado de vino. Sin embargo, un trabajo de revisión que se llevará a cabo hasta fines de 2020, según el Programa Nacional para la Promoción de Alimentos Saludables (PNPAS), discutirá la retirada de vino de nuestra Rueda, según Diário de Notícias. También se planea cortar la sal en varios alimentos y crear un sistema de etiquetado uniforme y más fácil de entender.

El informe PNPAS de 2019, al que tuvo acceso la agencia Lusa y que se presentará este lunes en Oporto, recuerda que La guía alimentaria (Food Wheel) para la población portuguesa ya se desarrolló en 2003. y necesita ser revisado, con los técnicos que toman esa tarea en el plan de acción para 2019/2020. Después de esa fecha, solo se desarrolló la Ronda de Alimentación Mediterránea, en la que se destacan los productos más característicos de la cultura nacional. Fue en esta actualización que el consumo moderado de vino se hizo presente en el marco de referencia de los alimentos.

La garantía de la discusión sobre la retirada del vino de la rueda de alimentos fue otorgada por el director del Programa Nacional para la Promoción de Alimentos Saludables al mismo periódico. "La evidencia más reciente nos dice hoy que no hay un nivel de consumo de alcohol que pueda considerarse seguro y sin riesgos para la salud. La Organización Mundial de la Salud actualmente recomienda un consumo cero ", confirma María João Gregorio.

Los patrones de consumo de alimentos de los portugueses han registrado varios cambios en los últimos años., un hecho que también guiará la discusión. "Hay algunos alimentos que no formaban parte de la norma de alimentos portugueses en el pasado y ahora están muy presentes en nuestra dieta. Tenemos que analizar estos casos también y reflejar si deben incluirse o no en la guía de alimentos para la población portuguesa ", dijo, citado por Diário de Notícias.

El recorte en el consumo de sal también forma parte de los objetivos de la DGS.. Para ello, el informe explica que se pretende "reformular algunas de las categorías de alimentos que más contribuyen a la ingesta de sal y azúcar en la población portuguesa y que aún no se han incluido en la primera fase del plan para la reformulación de los alimentos". Como los quesos, carnes frías, galletas saladas y galletas. Según un estudio realizado con el apoyo de la OMS, la reformulación del nivel de sal, azúcar y ácidos grasos puede salvar la vida de 798 personas en un año.





Los responsables del informe también señalan que el uso de un etiquetado nutricional simple y claro en el frente del empaque de alimentos "debe considerarse como una medida importante para implementar en el contexto de estrategias para promover una alimentación saludable", recordando que Portugal "no lo hace". Presenta un modelo armonizado de etiquetado nutricional de carácter interpretativo ".

La Organización Mundial de la Salud ha destacado, en sus planes de acción en el área de nutrición y en el área de prevención de enfermedades crónicas, La importancia de mejorar los modelos de etiquetado nutricional. Según el documento, que destaca el trabajo que se ha desarrollado bajo el PNPAS, con algunos estudios que ayudan a los técnicos en la elaboración de un modelo uniforme para el etiquetado de alimentos fácil de interpretar.

"Actualmente, se sabe que el 40% de la población portuguesa no puede entender la información nutricional en las etiquetas de los alimentos", dijeron los autores, quienes reconocen que todavía hay "poca evidencia" sobre el modelo de etiquetado nutricional que se ajuste más a las características de la población portuguesa. .

El informe de PNPAS de 2019 recuerda las medidas tomadas en el contexto de una alimentación saludable, incluida una revisión del impuesto a las bebidas azucaradas, el acuerdo con la industria para reducir la sal, el azúcar y los ácidos grasos trans en cereales, leches de chocolate, yogures y refrescos. , pan, papas fritas y comidas listas para comer, incluida la legislación sobre publicidad de alimentos para niños y la revisión de la canasta de alimentos del programa para ayudar a las poblaciones más necesitadas.

El documento también hace un diagnóstico de la situación actual, recordando que Los hábitos alimentarios inadecuados son uno de los principales determinantes de la pérdida de años de vida saludable por parte de los portugueses. y que el bajo consumo de cereales integrales, frutas y oleaginosas son los principales factores que contribuyen a la pérdida de años de vida saludable.

Los autores del informe enfatizan que la obesidad es uno de los problemas de salud pública más graves, pero llama la atención sobre los últimos datos sobre el sobrepeso y la obesidad infantil, lo que sugiere una tendencia a la baja (de 37.9% en 2008 a 29.6% en 2019).

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *