El trípode para prevenir la osteoporosis





Todos queremos una larga vida para disfrutar del amor, socializar con amigos, viajar y todo lo que nos gusta. Pero nadie se imagina envejeciendo en una cama, con dolor y dependiendo de otras personas para un cuidado diario mínimo. Si te preocupa, debes prepararte para que no suceda. Y una de las principales causas de este martirio es la osteoporosis.





Hablamos de una enfermedad que provoca debilitamiento de los huesos, facilitando la ocurrencia de fracturas que producen mucho dolor, deformidades y discapacidad física. Limita la movilidad y la calidad de vida e incluso puede anticipar la muerte.

La prevenci√≥n de la osteoporosis debe formar parte de todos los folletos escolares. S√≠, porque la prevenci√≥n debe empezar por infancia. Desde el nacimiento hasta la edad adulta, nuestro cuerpo crece gracias a los huesos. ¬°En algunos momentos de nuestras vidas, la velocidad de crecimiento de los huesos supera los 10 cent√≠metros al a√Īo! Esta es una fase cr√≠tica, en la que podemos hacerlos m√°s fuertes, para que nos sostengan por el resto de nuestras vidas.

Y hay un tr√≠pode de cuidados que, adoptados a lo largo de los a√Īos, son cruciales para que este proceso se desarrolle sin problemas. El tr√≠pode incluye dieta, actividad f√≠sica y niveles adecuados de vitamina D.

Alimenta los huesos

De la dieta extraemos los principales nutrientes que fortalecen el hueso: calcio, energía y proteínas. La energía debe provenir de fuentes saludables, como verduras, frutas y cereales. Las principales fuentes de proteínas, como la leche, la carne y los huevos, también aportan otros nutrientes importantes. Del leche y sus derivados Eliminamos la mayor parte del calcio que nuestro cuerpo necesita para crecer y mineralizar los huesos, haciéndolos resistentes.

El consumo debe ser diario y es la base de la alimentación del bebé durante el rápido crecimiento de los primeros meses de vida, y sigue siendo importante durante toda nuestra existencia. Eso es porque tenemos una pérdida diaria constante e inevitable de calcio de la orina. Cuando no se reemplaza, penaliza los huesos, ya que el calcio que falta en el cuerpo se elimina del esqueleto, debilitándolo. Por ello, para los adultos también se recomienda consumir de dos a tres porciones de productos lácteos al día (leche, queso, yogur, cuajada o ricotta, por ejemplo) a lo largo de su vida.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad





La vitamina que viene del sol

La vitamina D, sustancia que se produce en nuestra piel cuando estamos expuestos al sol, es fundamental para el buen aprovechamiento del calcio en la dieta. Su grave deficiencia infantil le provoca una enfermedad √≥sea llamada raquitismo. Por esta raz√≥n, los beb√©s y los ni√Īos deben recibir suplementos vitam√≠nicos desde el nacimiento.

En los ancianos, la deficiencia de vitamina D se traduce en osteoporosis u osteomalacea, seg√ļn su gravedad. Se discute mucho sobre los riesgos de los ba√Īos de sol y las quemaduras solares, pero, siempre que se hagan de manera responsable, son fuentes seguras de vitamina D, especialmente dado que necesitamos unos minutos de sol al d√≠a para producir cantidades suficientes.

Cuando tal contacto con el sol no es posible, suplementación Se recomienda, lo que es especialmente cierto para las personas mayores, pero también para aquellos con estilos de vida que no favorecen la exposición al sol.

El ejercicio fortalece el esqueleto

Finalmente, pero no menos importante, tenemos la actividad física. Nuestros huesos están forjados para soportar las cargas a las que están sometidos durante toda la vida. Son estructuras capaces de adaptarse y, cuanto más solicitadas, más fuertes y resistentes se vuelven. LOS estilo de vida sedentario es uno de los principales enemigos de nuestro esqueleto. Favorece la reabsorción ósea, ya que la naturaleza es económica y concluye que si no se usa no necesita ser fuerte. Por tanto, mantener una actividad física constante durante toda la vida es uno de los pilares más importantes para prevenir la osteoporosis.

Por supuesto, la genética también juega un papel clave en esta ecuación. No siempre, incluso con todas las precauciones anteriores, seremos capaces de prevenir por completo la llegada de la osteoporosis. Sin embargo, llegará más tarde y con menos severidad para quienes hagan sus deberes durante su vida.

* Marise Lazaretti Castro es endocrin√≥loga, directora de comunicaci√≥n de la Asociaci√≥n Brasile√Īa de Evaluaci√≥n √ďsea y Osteometabolismo (Abrasso) y profesora de la Universidad Federal de S√£o Paulo (Unifesp)

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *