El Tribunal español absolve al médico acusado de "robar bebés" durante dictadura





Un tribunal de Madrid absolvió este lunes al médico Eduardo Vela, de 85 años, único acusado en el primer juicio del caso de los "bebés robados" durante el franquismo, por haber prescrito los delitos de los que era sospechoso.





La sentencia considera que Eduardo Vela fue responsable de todos los delitos – detención ilegal, sospechosa de parto cometida por médico y falsificación de documento oficial – pero absuelve de todos ellos por concluir que el plazo legal prescribió en 1987, cuando la acusadora llegó a la cárcel edad adulta.

Sin embargo, la decisión puede no ser la final, pudiendo aún ser presentado un recurso ante el Tribunal Supremo.

El ex obstetra que durante 20 años dirigió la Clínica San Ramón en Madrid, fue uno de los principales actores del caso de tráfico de recién nacidos que involucró a miles de bebés desde la dictadura de Franco (1939-1975).

Muchas veces con la complicidad de la Iglesia Católica, los niños eran retirados a sus padres después del parto, declaradas muertas sin pruebas y adoptadas por parejas estériles, preferentemente próximas al régimen "nacional-católico".

En este juicio, Eduardo Vela fue acusado por Inés Madrigal, una funcionaria de los ferrocarriles de 49 años, de haberla separado de su madre biológica, Inés Perez, y de falsificar su certificado de nacimiento, en junio de 1969. El Ministerio Público pidió 11 años de prisión.

Desde que el escándalo fue denunciado por primera vez en la prensa en 1982, Eduardo Vela, desde hace mucho tiempo denunciado por asociaciones de víctimas, es el primero en sentarse en el banquillo de los acusados, gracias al testimonio de la madre adoptiva de Inès Madrigal, sin embargo, murió.





Madrigal, que no podía tener hijos, dijo que el médico le ofreció un bebé antes de pedirle que simular un embarazo y declararse como madre biológica del recién nacido.

Durante el juicio, Eduardo Vela admitió haber firmado "sin mirar" el expediente médico que relataba que había asistido al parto, pero se retractó en la primera audiencia, alegando no reconocer su firma.

A pesar de la amplitud del escándalo, ninguna de las más de 2.000 reclamaciones presentadas por asociaciones resultó, muchas veces debido a la prescripción de los hechos.

La práctica de "robar bebés" nació durante la represión que siguió a la guerra civil (1936-1939). Los niños fueron retirados de sus familias, generalmente opositores acusados ​​de transmitir el "gen" del marxismo.

A partir de la década de 1950, los niños nacidos fuera del matrimonio, o en familias pobres o muy grandes, fueron blancos preferenciales de este esquema. El tráfico continuó en la democracia, al menos hasta 1987, funcionando como una forma de ganar dinero.

El mismo fenómeno fue repetido en Argentina durante la dictadura militar (1976-1983), cuando cerca de 500 recién nacidos fueron retirados a los detenidos y confiados para adopción a familias que apoyaban al régimen.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *