El regreso de Trump sería una pesadilla de la que Estados Unidos no podría recuperarse





En las semanas posteriores a los atentados del 11 de septiembre de 2001, este columnista escribió varios disparates, en el ejercicio de predecir lo que iba a cambiar en Estados Unidos, en la política y en la cultura. Una predicción que no hice fue sobre la capacidad del país para atacarse a sí mismo sin la ayuda de terroristas externos.





No podía prever una nación dentro de una nación, habitada por zombis que acudían sonámbulos a las urnas, en 2024, dispuesta a destruir 234 años de democracia constitucional imperfecta.

El precandidato Donald Trump anunció sin eufemismos en sus mítines sus planes para una segunda presidencia de la que Estados Unidos difícilmente podría recuperarse. Y no hay consuelo en los signos cada vez más frecuentes de demencia en los discursos arrastrados que harían que Fidel Castro pareciera un orador sucinto.

No hay signos de demencia en torno a Trump, una tropa de camisas marrones dispuesta a asaltar todos los rincones institucionales del país. El hombre que normalizó la transición de los republicanos de partido político a familia del crimen organizado tiene al menos una cualidad sobre la que advirtió la escritora Maya Angelou y que se ha convertido en un adagio popular: «Cuando la gente te diga quiénes son, créeles la primera vez». «.

Notoriamente privado de sentido del humor, Trump no sería capaz de formular irónicamente su estrategia de tierra arrasada. Pero la lenta muerte de la ironía no sólo se manifiesta en la espantosa y kitsch mansión de Mar-a-Lago.

A miles de kilómetros de distancia, en la costa del Océano Pacífico, un malhechor muchos miles de millones más rico hace su parte para enterrar la ironía en un terreno de 5,6 millones de metros cuadrados. Mark Zuckerberg, fundador y propietario de Meta, está construyendo un búnker subterráneo secreto en la isla hawaiana de Kauai, para sobrevivir al fin del mundo con su esposa e hijos.





El mismo Mark Zuckerberg que puso su plataforma Facebook al servicio de la exitosa estrategia de campaña de Trump en 2016. El mismo Mark Zuckerberg que permitió, en su red social, que agentes rusos convocaran ese año protestas raciales, haciéndose pasar por militantes estadounidenses para crear tensión social en los meses previos a las elecciones presidenciales. Es decir, el mismo sinvergüenza que contribuyó a un posible apocalipsis.

La inserción de la Corte Suprema de Estados Unidos en la ya aterradora campaña presidencial es ahora inevitable, tras la decisión de la Corte Suprema de Colorado de prohibir la candidatura de Trump en el estado, por haber participado en la insurrección del 6 de enero.

No me arriesgaré a hacer más predicciones falsas, pero, independientemente del predominio de los jueces de ultraderecha, reforzado con las nominaciones de Trump, excluir la candidatura en un estado tendría un efecto dominó en los otros 49 estados americanos. El hecho de que el caso acabe en el tribunal más alto confirma décadas de erosión del equilibrio de poderes en Estados Unidos. En una democracia saludable, un hombre que instiga un golpe de Estado y enfrenta docenas de cargos criminales no sería elegible.

El país termina el año como uno de los más improductivos en la Cámara que, bajo control de los republicanos, en lugar de aprobar leyes, parasita como un grupo de Bolsonaros. El poder perfectamente legal para comprar lealtad política en Estados Unidos y el costo astronómico de realizar campañas atraen a contingentes de políticos desinteresados ​​en legislar a la Legislatura. Los problemas que deberían resolverse en el Congreso terminan en los tribunales, en un círculo vicioso que, más que nunca, resulta insostenible.


ENLACE PRESENTE: ¿Te gustó este texto? Los suscriptores podrán acceder a cinco accesos gratuitos desde cualquier enlace al día. Simplemente haga clic en la F azul a continuación.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *