El referéndum de eutanasia del 6 de octubre





La eutanasia ha sido objeto de acalorados debates en Portugal en los √ļltimos a√Īos. M√°s de 40 a√Īos de debate nos preceden en pa√≠ses como los Pa√≠ses Bajos o los Estados Unidos, por lo que comenzamos desde una base diferente.





En Portugal, estos debates ya han requerido dos opiniones de CNECV (1997 y 2018), esta √ļltima vez despu√©s de un a√Īo intenso de debates mensuales y regionales patrocinados por el Presidente de la Rep√ļblica. El propio Presidente dijo que el debate en la sociedad portuguesa hab√≠a sido adecuado y suficiente. Nos dirigimos al quinto a√Īo consecutivo de debate sobre este tema.

Los partidos que acordaron hacerlo lo hicieron en sus programas electorales, muchos siguiendo sus propios proyectos de ley debidamente presentados y discutidos en la Asamblea de la Rep√ļblica (el 29 de mayo de 2018).

Casi todos podían hablar. 1,5 millones de folletos de la Iglesia circularon contra la despenalización. Cavaco Silva testificó en contra de su propio líder del partido diciendo que era inadmisible votar por alguien que estuvo de acuerdo con la eutanasia. Así que entiendo que no solo hubo suficiente debate, sino que hubo, y que el 6 de octubre los portugueses eligieron a quién querían y sabían a quién eligieron.

Los diputados elegidos representan el sentimiento de la nación. Mucho mejor que los pedidos profesionales o el CNECV capturado. Varios estudios recientes muestran que la mayoría de los médicos portugueses y portugueses están a favor de despenalizar la eutanasia. Por lo tanto, proponer respaldar este tema en este momento es posponer deliberadamente las decisiones.

Existen (o no deber√≠an existir) temas delicados o complejos para la Asamblea de la Rep√ļblica, sede de nuestra democracia, donde todos los asuntos deben poder estudiarse y debatirse, no solo pol√≠tica sino tambi√©n t√©cnicamente, aunque con la ayuda de expertos.

Por ejemplo, el cambio de paradigma del final de la vida ha tenido lugar hace mucho tiempo. Y nunca tuvimos que respaldarlo. Me refiero a la doctrina del consentimiento informado del paciente para cualquier acto m√©dico, que incluye el rechazo del tratamiento vital por razones posiblemente in√ļtiles (a terceros). Y esa muerte ya puede considerarse una mejor alternativa que ser ventilado o alimentado artificialmente en las circunstancias concretas que un paciente concreto entiende que son m√°s dignos de s√≠ mismos.





Cuestiones más prácticas son la regulación de la ley. Tomando el aborto como ejemplo, nuestro país pudo implementar un protocolo de acción en el NHS, sin perjuicio de la objeción de conciencia de los profesionales de la salud y la objeción de los hospitales privados. Las solicitudes de eutanasia serán previsiblemente pocas. Crean una opción, no dependen de si existen o no cuidados paliativos, a pesar de que presionan, y bien, para mejorar dicha atención.

El autor escribe seg√ļn la antigua ortograf√≠a.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *