El puente





El derrumbe de un tramo de la carretera municipal n¬ļ 255 que une Vila Vi√ßosa a Borba a las 15:45 horas el lunes de la semana pasada, provocado por el deslizamiento de tierras de una cantera confinante, no fue m√°s una desgracia, algo que no se puede evitar, una fatalidad.
Fue un crimen y tiene responsables.
Porque revel√≥ la realidad grotesca y desconocida de la mayor parte de las personas y transe√ļntes que por all√° pasaba de que la carretera era finalmente un puente.
Una estructura vial totalmente fragilizada.
Un improbable tablero o viaducto dispuesto a gran altura sobre una estrecha pared que separaba dos precipicios inestables existentes lado a lado, correspondientes a dos gigantescas y profundas calderas de una cantera de mármol en exploración a cielo abierto.
Una pura trampa.
La Protección Civil ya ha confirmado varios muertos y desaparecidos.
Todo el mundo ha visto la brutalidad de los vídeos y de las fotografías.
Todo el mundo sabe ahora de la inimaginable falta de seguridad de aquella carretera municipal.
Todo el mundo ya sabe que los riesgos de colapso se notificaron a la Secretaría de Estado de Energía a finales de 2014 y que el entonces director regional de Economía remitió un oficio de esta entidad a alertar sobre el peligro de arrastre de parte de la carretera, de la explotación de las canteras de mármol.
Todo el mundo ya sabe que en esa comunicación siguió adjunto el memorando que resultó de la reunión del 20 de noviembre de 2014, realizada en el Ayuntamiento de Borba con los servicios de la Dirección Regional de Economía (DRE) y los industriales de mármol, discutió el cierre de la vía.
Todo el mundo ya sabe que, además, también se ha enviado un documento en powerpoint en el que se mostraban imágenes, propuestas medidas de actuación y en que también se dejaba este aviso: "El colapso de la carretera potencialmente acarreará consigo víctimas y en ese caso la responsabilidad civil y criminal será de las empresas explotadoras, de las cámaras municipales y de las entidades licenciantes y fiscalizadoras ".
No hay vuelta a dar, ni pa√Īos calientes, ni las conversaciones redondas, blandas y hadas de la costumbre
Todo el mundo lo sabe.
Todo el mundo lo vio.
Y espera una actuación rápida, eficiente y ejemplar de responsabilidad, reparación y prevención.
Bajo pena del total, absoluto y definitivo descr√©dito del Estado, del Gobierno y de sus organismos y responsables, de la Procuradur√≠a General de la Rep√ļblica y de los Tribunales.





Miguel Alvim es abogado.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *