El PS es adicto a fake news





1. La preocupaci√≥n de muchos partidos con las consecuencias de las fake news para la democracia ser√≠a emocionante, si no fuera absolutamente hip√≥crita. Vamos a retroceder atr√°s, al siglo pasado, en los a√Īos 1990. ¬ŅEl h√©roe de los Dem√≥cratas norteamericanos se preocup√≥ por la salud de la democracia de su pa√≠s cuando jur√≥ en directo que no ten√≠a una relaci√≥n inapropiada con una pasante de la Casa Blanca? ¬ŅQu√© dir√≠an hoy las brigadas de las buenas costumbres sobre el acoso de un pol√≠tico poderoso a una joven pasante? Esta gente s√≥lo descubri√≥ las fake news cuando Trump fue elegido. Clinton era el ejemplo del pol√≠tico progresista.





Pero no fue s√≥lo la izquierda americana a mentir. La derecha francesa nunca dud√≥ en mentir a los franceses. Jacques Chirac y Nicolas Sarkozy fueron mentirosos compulsivos mientras habitaron el Eliseo. En el Reino Unido, durante el refer√©ndum sobre Europa, el UKIP y los Brexiteers del partido conservadores mintieron sin ninguna verg√ľenza. Boris Jonhson, que conoce muy bien a la Uni√≥n Europea, despu√©s de haber sido corresponsal en Bruselas del Daily Telegraph, minti√≥ sin ning√ļn escr√ļpulo durante toda la campa√Īa.

En nuestro pa√≠s, el partido socialista ha usado la verdad en t√©rminos muy econ√≥micos y muy selectivos. La √ļnica MP socialista que nunca alcanz√≥ la mayor√≠a absoluta, S√≥crates nunca dud√≥ en mentir directamente a los portugueses. Mentiu sobre todo: sobre su licenciatura, sobre su recorrido profesional, sobre c√≥mo gan√≥ dinero, sobre su relaci√≥n con empresas con participaciones del Estado. ¬ŅTendr√° S√≥crates hecho durante su vida pol√≠tica algo que no fuese falso?

Los antiguos amigos y antiguos camaradas de Sócrates, que nunca notaron la relación especial con la verdad del antiguo jefe, y que hoy nos gobiernan, andan ahora muy preocupados por las fake news que circulan por las redes sociales. A pesar de estas preocupaciones, parece que el actual PS no perdió los viejos hábitos de ser económico con la verdad.

Ayer, Ant√≥nio Costa afirm√≥, una vez m√°s, que su gobierno acab√≥ con la austeridad. En realidad, la austeridad termin√≥ en la segunda mitad de 2014 cuando la econom√≠a comenz√≥ a crecer, y as√≠ continu√≥ durante todo el a√Īo 2015, antes de que el PS llegar al gobierno. El crecimiento comenz√≥ en 2014 y continu√≥ hasta finales del a√Īo pasado simplemente porque el ciclo econ√≥mico en Europa fue favorable. Ahora eso est√° cambiando, la econom√≠a portuguesa ha comenzado a enfriarse. El gobierno no tuvo ning√ļn m√©rito al final de la austeridad. Fue el crecimiento econ√≥mico que permiti√≥ la reposici√≥n de salarios y de pensiones.

Pero a pesar del crecimiento econ√≥mico, la verdad es que hemos visto cada vez m√°s pa√≠ses de Europa Central que nos superan en t√©rminos de riqueza y desarrollo econ√≥mico. Debe tener muy poca verg√ľenza y poco respeto por la verdad decir que el gobierno quiere Portugal a crecer m√°s que la media de la UE en los pr√≥ximos diez a√Īos. Un gobierno de un partido que gobern√≥ Portugal por 18 de los √ļltimos 24 a√Īos, durante el cual la econom√≠a tuvo un crecimiento mediocre – ya trav√©s de la necesidad de intervenci√≥n externa – y fueron alcanzados por varios pa√≠ses de la Uni√≥n Europea.

Las fake news siempre existieron. Pero ahora se utilizan de un modo, digamos, m√°s democr√°tico. ¬ŅCu√°nto cuesta a los partidos tradicionales, y especialmente a Portugal PS, no son las noticias falsas. Fue haber perdido el monopolio de la mentira.





2. comienzan a aparecer extra√Īos episodios en la pol√≠tica portuguesa. De acuerdo con los informes que hab√≠a le√≠do, una empresa p√ļblica, Infraestructura Portugal, oblig√≥ a un nuevo partido, la iniciativa liberal, para quitar un cartel electoral, permitiendo que el PS como carteles, PCP y continuarse en el sitio.

Seg√ļn Carlos Guimar√£es Pinto, el l√≠der de la Iniciativa Liberal, el Presidente del Consejo de Administraci√≥n de IP, Ant√≥nio Laranjeiro, est√° cerca del PS. No s√© si ser√°. Pero fue nombrado por el actual gobierno. Esta alianza entre el capitalismo de Estado y los partidos en el poder comienza a convertirse en una amenaza para la democracia portuguesa. Sobre todo cuando la oligarqu√≠a se une para combatir a partidos nuevos que se pueden hacer molestos.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *