El proyecto de ley en Hong Kong quiere permitir el envío de fugitivos a China



El gobierno de Hong Kong quiere cambiar la ley de extradición, lo que permitiría el envío de sospechosos para ser juzgados en China. El posible cambio alimenta preocupación por la erosión del sistema jurídico independiente de Hong Kong y sobre la creciente influencia de China en el territorio autónomo chino.

Actualmente, el gobierno local tiene acuerdos de extradición con 20 países, pero no con China.

Acusados ​​de 46 crímenes, como corrupción, lavado de dinero y asesinato, pueden ser extraditados. La nueva ley quiere autorizar la transferencia de personas entre Taiwán, Macao, China y Hong Kong o cualquier otra jurisdicción no cubierta por la legislación actual.



El sistema jurídico de la ex colonia británica, que regresó al dominio chino en 1997, garantiza a los residentes protecciones legales no aseguradas en China.

El territorio funciona desde hace más de dos décadas bajo el arreglo "un país, dos sistemas" -pertence a China, pero tiene otro sistema de gobierno-, según el acuerdo chino-británico.

El proyecto de ley viene enfrentando una fuerte oposición de los medios, del sector de negocios y de grupos pro-demócratas.

El mes pasado, más de 10.000 personas salieron a las calles en protesta.

Hasta ahora, 24 organizaciones de la sociedad civil han publicado un comunicado conjunto contra el texto, alegando que la enmienda expone a activistas pro-democracia, periodistas, disidentes, extranjeros y líderes empresariales a la presión política de Pekín.

Más de una decena de vehículos de prensa y asociaciones de periodistas condenaron la propuesta que llaman una espada colgada sobre la cabeza de los periodistas. "Para ellos, la ley va a comprometer aún más la libertad de prensa en el territorio, ya que periodistas pasarán correr riesgo de extradición.

Grandes empresas vienen señalando que la alteración puede hacer que grandes grupos cambien la sede de operaciones en Asia a otra ciudad.

La Cámara de Comercio Americana en Hong Kong (AmCham) es una de las voces contra el cambio. En una carta al gobierno, AmCham manifestó preocupación ante la posibilidad de que los acusados ​​de crímenes comerciales puedan ser juzgados en China.

"El proceso criminal en el continente tiene profundas fallas, incluyendo la falta de un judicial independiente, detención arbitraria, falta de juicio público justo, falta de acceso a la representación legal y malas condiciones en las cárceles", dice el texto.

Esta semana, el gobierno británico indicó que el compromiso con la autonomía de Hong Kong necesita ser mantenido.

La Unión Europea expresó su preocupación sobre cuáles serían los riesgos para los residentes y los viajeros europeos.

Para el gobierno chino cualquier manifestación extranjera es vista como una interferencia en asuntos internos. Pekín defiende que la nueva ley es necesaria para fortalecer la cooperación del territorio chino con otros países.

Ante las reacciones, el gobierno local ha intentado ampliar las garantías y definir los límites de la ley.

Nueve crímenes económicos fueron excluidos de la propuesta inicial, que se relacionan con la quiebra de las empresas; negociación de títulos; propiedad intelectual, derechos de autor, patentes; contaminación ambiental, salud pública; exportación e importación de bienes, transferencia internacional de fondos; uso ilegal de ordenadores; cuestiones fiscales, impuestos o aún descripciones de comercio falsas.

Hong Kong prometió evaluar caso por caso si las peticiones tienen motivaciones políticas, religiosas o raciales antes de aceptar las extradiciones, se comprometió a no trasladar a los fugitivos políticos y abandonó crímenes pasivos de castigo con pena de muerte en China.

La pena capital está prohibida en el territorio chino.

Taiwán

Las autoridades de Taiwán dijeron que no van a reconocer el plan si él define a la isla como parte de China.

El gobierno taiwanés va a considerar medidas de respuesta, como emitir alertas de viaje. Casi 2 millones de taiwaneses visitaron Hong Kong en el último año.

Taiwán está en el centro del debate de la nueva ley, porque el caso que impulsa ese importante cambio jurídico que China deseó hace tiempo ocurrió en la isla y el sospechoso es un joven hongkongués.

El feminicidio de una embarazada de 20 años de Hong Kong movilizó a la opinión pública. Para el sistema hongkongués, Taiwán es una provincia china y el cambio de la legislación permitiría que el acusado fuera extraditado para enfrentarse a la justicia en Taiwán.


Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *