El pr√≥ximo presidente de la Rep√ļblica puede nacer en las calles de Luanda





Casi todas las historias de los que viven en la calle comienzan de forma triste, nacidas de la violencia y la pobreza, pero algunas tienen un final feliz. Como otros ni√Īos, estos ni√Īos y ni√Īas tambi√©n tienen sue√Īos e incluso hay quienes aspiran a convertirse en el pr√≥ximo Presidente de la Rep√ļblica de Angola.





Muchos de los ni√Īos encuentran en la calle una alternativa a la pobreza familiar. Provienen de los distritos perif√©ricos de Luanda, de construcci√≥n precaria y desordenada, con poco transporte y escasez de escuelas y atenci√≥n m√©dica, sin saneamiento ni agua, donde las familias sobreviven de los ingresos que logran generar a diario con peque√Īas ventas. Al contrario de lo que se ve en la ciudad, aqu√≠ no se necesita la m√°scara, aunque todo el mundo ha o√≠do hablar del covid-19.

No se le puede quitar mucho a quien ya no tiene nada y aqu√≠, entre el hambre, la malaria y la diarrea, un nuevo coronavirus es un problema m√°s. Rufina es madre de cuatro hijos, entre ellos Agostinho Cateque ¬ęPinocho¬Ľ, un ni√Īo que caminaba por las calles y ahora regresa a la casa de su madre con la ayuda de los equipos de la organizaci√≥n Salesiana Don Bosco, que acompa√Īan a los ni√Īos en riesgo.

La malaria, principal causa de muerte en Angola, dej√≥ marcas en dos de sus hijos y el da√Īo cerebral es visible en el mayor. Rufina no tiene muchas explicaciones para que ¬ęPinocho¬Ľ deje la casa de su madre. Dice que al joven, ahora de 16 a√Īos, no le gust√≥ el comportamiento en el barrio y fue perseguido por otros. Viven en una estructura b√°sica de bloques de cemento, que alguna vez estuvo hecha de chapa met√°lica, pr√°cticamente sin muebles.

La madre vende mangos para hacer negocios. Cuando llega el dinero, hacen un matabicho con pan, cuando no hay ayuno hasta que se prepara el funge (plato elaborado con harina de ma√≠z o yuca, t√≠pico de la cocina angole√Īa) por la tarde.

En la habitaci√≥n de Agust√≠n, una pared con la inscripci√≥n ¬ęPinocho¬Ľ identifica a su leg√≠timo propietario. Tiene un colch√≥n en el suelo, un escritorio y todas las leg√≠timas ambiciones de la juventud. Entre ellos, el de ser Presidente de la Rep√ļblica. ¬ęPinocho¬Ľ dice que se fue a la calle a los 10 a√Īos, por desavenencias con su madre. ‚ÄúEra muy travieso, le gustaba moverse, sacaba dinero y se iba a playstation ‘en el’ cyber ‘‚ÄĚ, relata.

El primer d√≠a en la calle camin√≥ solo y termin√≥ en la bah√≠a de Luanda. Pero como estaba ¬ęmuy avergonzado, no le gustaba preguntar¬Ľ, record√≥, alguien le ofreci√≥ comida y mientras tanto se uni√≥ a su nuevo amigo, Adilson. ¬ęEmpezamos a luchar juntos¬Ľ, recuerda. Durante el d√≠a, consigui√≥ cambio para arreglar autos y mientras tanto ingres√≥ a un hogar de acogida donde realiz√≥ una formaci√≥n profesional y avanz√≥ en sus estudios.





Reci√©n regresado con su familia debido a la pandemia, dice que al principio no se adapt√≥ bien a la vida en casa. ¬ęMe gustaba discutir mucho, algunos traumas, pero con la ayuda de los educadores mejor√©. Empec√© a ser un buen chico y tambi√©n a dar consejos a los dem√°s, demostr√© que tambi√©n puedo ense√Īar a otros y que estar enojado no es algo bueno, que debemos tomar con calma¬Ľ, Destacar.

Aprendi√≥ electricidad y computadoras, pero covid-19 mientras tanto ha bloqueado la finalizaci√≥n de la capacitaci√≥n y la concesi√≥n del certificado. Pero Pinocho dice que no te vas a dar por vencido: ¬ęCuando era peque√Īo siempre so√Ī√© con ser presidente de la Rep√ļblica de Angola y quiero seguir so√Īando. Pretendo ir derecho y ser presidente o diputado, al menos ser alguien en pol√≠tica para mejorar lo que est√° mal¬Ľ. ¬ŅY qu√© cambi√≥? ‚ÄúCorrupci√≥n, desacuerdo, discriminaci√≥n. Hay varias familias necesitadas y los presidentes siempre est√°n mintiendo a la gente, dicen que ayudar√°n y no ayudan‚ÄĚ, lamenta.

Para Fernando Jo√£o Mendes, de 22 a√Īos, la calle era una alternativa al maltrato que sufr√≠a en su casa. Viv√≠a en el distrito de Rangel, en Luanda, con sus padres y cinco hermanos, pero debido al ¬ętrastorno mental¬Ľ de su padre, ¬ęhab√≠a mucha violencia dom√©stica¬Ľ, lo que lo llev√≥ a pasar m√°s tiempo en la calle.

Fernando Jo√£o Mendes, 22 a√Īos

Fernando Jo√£o Mendes, 22 a√Īos

Foto: Ampe Rogério / Lusa

A los 10 a√Īos ya estaba paseando por el mercado congole√Īo tratando de ganar algo de dinero. Llegaba alrededor de las ocho, barreba la basura y ayudaba a los vendedores a organizar los puntos de venta. El dinero se utiliz√≥ para comida y juegos de azar. Estaci√≥n de juegos. All√≠ conoci√≥ a unos amigos que ya conoc√≠an la organizaci√≥n salesiana Don Bosco y le hablaron de las buenas condiciones de vida de los centros. Se incorpor√≥ a Casa Magone en 2010, a los 12 a√Īos, y sus padres, inicialmente reticentes, acabaron convencidos de las ventajas de la formaci√≥n.

All√≠ termin√≥ haciendo algunos cursos profesionales: carpinter√≠a, carpinter√≠a, agricultura, inform√°tica y electricidad, un √°rea en la que se embarc√≥ y que le permiti√≥ trabajar y ganar autonom√≠a. ¬ęFue aqu√≠ donde tuve la oportunidad de tener un trabajo¬Ľ, dice sonriendo.

Fernando vive con su hermano, que trabaja en la pasteler√≠a, en una casa alquilada en las afueras de Luanda y trabaja en una empresa en la que presta servicios de mantenimiento, electricidad y aire acondicionado desde hace dos a√Īos y medio.

Mientras tanto, el padre murió, pero siempre que puede, sigue visitando a su madre y a sus hermanos.

Fernando so√Īaba con ser un gran futbolista, pero ahora solo quiere terminar la formaci√≥n contable que empez√≥ hace poco y ser ¬ęun gran contable¬Ľ.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *