El primer ministro húngaro gana poder para gobernar por decreto





El primer ministro húngaro, Vikton Orbán, garantizó el lunes (30) el derecho a gobernar por decreto, por tiempo indefinido, en un movimiento que ha sido criticado como un ataque a la democracia por parte de políticos y organizaciones de derechos civiles.





La ley que extiende el estado de emergencia en el país para combatir la pandemia de coronavirus fue aprobada por 137 votos contra 52 en la Asamblea Nacional, en la cual el partido del primer ministro, el nacionalista Fidesz, tiene una mayoría. Se necesitaban 133 votos, o dos tercios del total.

El texto permite a Orbán suspender las sesiones parlamentarias y las elecciones y establece una pena de prisión de ocho años para cualquiera que viole las reglas de cuarentena, y una pena de prisión de cinco años para cualquier persona que divulgue información considerada incorrecta por el gobierno.

Aunque no es específico para los periodistas, las organizaciones internacionales consideran que el estándar es una amenaza para la libertad de prensa.

«Este es el día en que un país de la Unión Europea se ha convertido en una dictadura total», dijo Andrew Stroehlein, director de comunicaciones para Europa de Human Rights Watch.

A partir de las 11:00 am (hora de Brasil) del lunes, el país registró 447 casos confirmados de coronavirus y 15 muertes. Las escuelas, los restaurantes y la mayoría de las tiendas se cerraron y los eventos se prohibieron el día 13. La entrada a Hungría ha estado cerrada a los extranjeros desde el día 17.

La ley otorga «carta blanca al gobierno húngaro para restringir los derechos humanos», según Amnistía Internacional.





El país ya era el único europeo que no se consideraba totalmente libre en el ranking de Freedom House, un centro para el estudio de los derechos políticos y la libertad civil.

En el informe publicado a principios de este mes, Hungría recibió 70 puntos de un posible 100, 20 puntos menos desde las elecciones de 2010, cuando Orbán se convirtió en primer ministro.

Según Freedom House, el partido gobernante, Fidesz, previó cambios legales y constitucionales que eliminaron el poder de las instituciones independientes y restringieron la libertad de los grupos de oposición, periodistas, universidades y ONG.

Orbán, de 56 años, había estado tratando de aprobar el estado de emergencia el lunes pasado (23), pero no obtuvo los cuatro quintos de los votos necesarios. La oposición trató de presionar al gobierno para que limitara la duración de la medida de excepción.

El primer ministro ignoró las protestas y la presión tanto de los eurodiputados como de la Comisión Europea, quienes ven a la democracia en riesgo en ausencia de una fecha límite para medidas excepcionales, y volvió a presentar el proyecto de ley para votar el lunes, sin cambios.

“El estado de emergencia no puede invocarse de manera frívola. Cuando la pesadilla del coronavirus haya pasado, no podemos despertarnos en un estado autoritario, donde se hayan exterminado las libertades individuales ”, reaccionó la semana pasada un grupo de 13 eurodiputados del bloque del centro Renew Europe.

Para ellos, la iniciativa Orbán es un «plan siniestro», que viola el Convenio Europeo de Derechos Humanos y discrimina a los extranjeros, incluidos los residentes: «Los virus no reconocen las fronteras nacionales, el color de la piel o la religión».

El comisionado de Justicia de la UE, Didier Reynders, también advirtió en una red social que cualquier medida tomada en el bloque debería ser «estrictamente proporcional y respetar los derechos y valores fundamentales como el estado de derecho».

La respuesta también llegó por internet. La ministra de Justicia húngara, Judit Varga, dijo que la ley era «proporcional, adecuada y necesaria para combatir las campañas de desinformación contra Hungría». El gobierno húngaro ha acusado a periodistas independientes y a los medios extranjeros de tratar de desacreditar a Orbán.

En la mañana del lunes (30), antes de que el Parlamento húngaro aprobara la ley, el portavoz de la Comisión Europea, Eric Mamer, dijo que el Ejecutivo europeo no tiene la intención de «prohibir a ningún Estado miembro tomar las medidas que considere más apropiadas para sus ciudadanos, pero está vigilante para que todos sigan las reglas de la Unión Europea ”.

«Ningún país, ni Hungría ni ningún otro, puede enfrentar esta pandemia solo», dijo Mamer.

El martes (24), en una videoconferencia, el comisionado europeo húngaro Oliver Várhelyi calificó las reacciones a la propuesta húngara como exageradas y pidió a Europa que facilite «el trabajo de todos los gobiernos para que tomen las medidas necesarias».

Según Várhelyi, los críticos de Orbán deberían «evitar crear crisis adicionales haciendo acusaciones sin conocimiento real».

El partido de Orbán, sin embargo, enfrenta oposición incluso entre el grupo de centroderecha PPE (Partido Popular Europeo), del cual fue parte hasta que fue suspendido en marzo del año pasado, debido a los repetidos ataques contra la Unión Europea y por sospechoso de no respetar el estado de derecho.

En febrero de este año, antes de la expansión de la pandemia en todo el continente, la suspensión se renovó. Ahora, aumenta la presión para que el grupo de Orbán sea expulsado del bloque. Los parlamentarios de Suecia, Luxemburgo y Finlandia se encuentran entre los que consideran inaceptables las medidas adoptadas por Hungría.

En respuesta, Orbán se ha radicalizado. Lanzó una nota en la que instó al PPE a «girar a la derecha o perecer». Para el primer ministro húngaro, el bloque dejó de ser una fuerza conservadora de derecha cristiana y emigró al centro.

El líder húngaro ultranacionalista es visto por el presidente brasileño Jair Bolsonaro como un aliado ideológico. Antes de la propagación del coronavirus, el brasileño planeó un viaje oficial a Hungría este año.

En 2019, el diputado Eduardo Bolsonaro se reunió con el Primer Ministro húngaro en Europa.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *