El presidente de Venezuela, Hugo Chávez,



La mujer en el centro de la disputa que derribó al segundo presidente de la Apex (Agencia Brasileña de Promoción de Exportaciones e Inversión) en el gobierno Bolsonaro es una veterana en polémicas en el entorno del presidente.

Una de las pioneras del grupo voluntario que se adhirió a la campaña del entonces diputado antes de que existiera oficialmente, Letícia Catelani colecciona disputas internas en el bolsonarismo. Es llamada de protegida del canciller Ernesto Araújo por el director derribado de la vez, el diplomático Mario Vilalva.

Sus polémicas en la Apex no esperaron la segunda semana de enero, cuando cayó el primero indicado al puesto de presidente, Alex Carreiro. Sin calificación legal mínima, como hablar inglés, él tampoco se daba con Leticia -que le gusta presentarse con el apellido Catel.



Antes, ella había asumido la dirección de Negocios de la Apex, que estaba ocupada por Márcia Nejaim, mujer del secretario del Tesoro, Mansueto Almeida. Inicialmente, nadie en la agencia comprendió el cambio, dado que Márcia era considerada un cuadro técnico de punta.

La explicación estaba en la "sangre azul" bolsonarista que corre en las venas política de Leticia. Ella es amiga de Eduardo Bolsonaro, el hijo diputado federal del presidente. En el Instituto Ludwig von Mises de São Paulo, se realizaron cursos en el Instituto Ludwig von Mises de São Paulo, un punto focal de ideas liberales que se dicen prestadas del economista austriaco que nombra a la institución.

La proximidad de los dos también se da en la esfera de las armas, obsesión del clan Bolsonaro. Leticia y Eduardo practicaban disparos juntos, y la directora ponía varias fotos armadas -no más localizables en su página en Facebook. A ella le gustaba practicar con su pistola Glock y también fue autora de diversos puestos en defensa del derecho de portar armas.

Como todos en ese núcleo dicho ideológico, ellos también comulgan de ideas del gurú del bolsonarismo, el escritor Olavo de Carvalho.

Leticia así estaba en el centro del movimiento bolsonarista en su origen, así como los amigos Victor Metta, abogado, y Otávio Fakhoury, inversor del mercado financiero. Los tres formaron el núcleo de voluntarios que ayudó a estructurar el PSL paulista al comienzo de la campaña electoral -Metta se convirtió en tesorero y lo hizo, como se autodenominaba, y Letícia asumió la secretaría general.

El partido en el estado era comandado por el hoy senador Major Olímpio, que nunca toleró a Leticia. Ella pasó a presentarse como asesora personal del entonces candidato Bolsonaro, visitando redacciones para negociar términos de participación en debates. En agosto de 2018, batió boca con una periodista de televisión e intentó centralizar a los grupos de WhatsApp que se multiplicaban en la campaña de campaña.

Tal protagonismo irritó a Olímpio y también al entonces poderoso Gustavo Bebianno, presidente interino del PSL que vendría a ser el primer ministro en ser despedido por Bolsonaro. Ellos expulsaron a Leticia del cargo, y ella sólo mantuvo presencia como voluntaria en la campaña.

Con la victoria del actual presidente, ella volvió a acercarse al núcleo central. Fue llevada por Eduardo para participar en la confusa transición de gobierno en Itamaraty, en que Araújo montó un grupo mínimo para preparar su llegada al cargo.

Uno de los embajadores de la antigua gestión responsables de la interlocución del grupo se decía abismado con la falta de irónicamente, diplomacia de la clase. En el caso de que se trate de una de las figuras de proa del olavismo en el gobierno, Lira y Letonia y Felipe Martins, entonces secretario de Asuntos Internacionales del PSL y hoy consejero de Bolsonaro para el tema, una de las figuras de proa del olavismo en el gobierno. Felipe es amigo de todos en ese núcleo: Eduardo, Araújo y Leticia.

Había también en el grupo un ministro-consejero, un tercer-secretario y su mujer traductora y un abogado de la Unión llenado en Itamaraty. Pero era Leticia quien sobresale, según el embajador, al hablar en nombre de Araújo en encuentros.


Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *