El presidente de la República



La Cámara de Porto va a vender la sala de espectáculos más antigua de la ciudad. El Teatro Sá da Bandeira será vendido en subasta por un valor base de 2,1 millones de euros, el mismo valor que la autarquía pagó por el espacio en 2018. En aquella época la autarquía quiso adquirir el edificio para clasificarlo y garantizar que su historia no se alteraría y sus fines culturales seguirían cumplidos. La empresa que actualmente explota el espacio, y que concurrió con la autarquía en la adquisición, sigue interesada en comprar el teatro.

La venta en subasta pública del Teatro Sá da Bandeira fue aprobada este martes en una reunión de cámara, con la abstención del PS. En el año 2017, cuando los cerca de 60 propietarios del espacio, herederos de cinco familias, decidieron vender el teatro, la autarquía acabaría por ejercer el derecho de preferencia temiendo que el Sá de la Bandera cayera en manos de un fiscal inmobiliario y se transformara, por ejemplo, en un hotel.



En la propuesta ahora votada en la autarquía, se lee incluso que, en ese momento, "no necesitando el municipio de más equipamientos culturales y no siendo esa necesidad a motivar el ejercicio del derecho de preferencia, se considera agotada la utilidad de mantener en el patrimonio público el edificio en cuestión, por lo que ahora puede ser enajenado, siempre que la operación no represente perjuicio ".

El proceso de adquisición de ese espacio comenzó aún en 2017, cuando la cámara ejerció el derecho de preferencia en la compra. La empresa que era y es inquilina, la Roca Brito & Vigoço S.A., y que explota el teatro, presentó también en la misma el mismo derecho – precisamente por ser arrendataria. Pero los propietarios acabarían por dar preferencia al derecho de preferencia de la Cámara, ya que sólo la autarquía podía garantizar que en aquel lugar se mantendrían las actividades culturales de siempre. El valor se estableció en los 2,1 millones de euros, pero la compra sólo fue formalizada en 2018, después de la aprobación del negocio por parte del Tribunal de Cuentas.

Apenas adquirió el teatro, la cámara desencadenó el proceso de clasificación ante la Dirección General del Patrimonio Cultural (DGPC), para mantener las características del Sá da Bandeira. Ahora, la empresa arrendataria, Rocha Brito & Vigoço S.A., tiene una nueva oportunidad para intentar quedarse con la propiedad de la sala de espectáculos, ya reuniendo condiciones de financiación.

El presidente de la autarquía, Rui Moreira, citado por la TSF, explicó en la reunión camarera que la intención de la Cámara de Porto es dejar "determinado", en las condiciones de la subasta pública, "el condicionamiento del uso" a dar al edificio, para mantenerlo como teatro. PS y CDU advirtieron, sin embargo. que el proceso de clasificación aún no ha sido concluido por la DGPC, sugiriendo aplazar la decisión. Rui Moreira, por su parte, insistió, alertando sobre la posibilidad de que los actuales inquilinos del teatro reivindiquen obras en el edificio y de que la autarquía prefiera "asignar recursos" a otros equipos.

El presidente de la República, José Luis Rodríguez Zapatero, se mostró satisfecho con el hecho de que el gobierno de los Estados Unidos, Con esta salvaguarda, queda garantizado que el Teatro Sá da Bandeira no se convertirá en un "hotel o MacDonalds", como reconoce Dino Gomes. La sala de espectáculos todavía está incluida en el programa "Puerto de Tradición", un mecanismo municipal de protección y apoyo de los establecimientos históricos de la ciudad.

En cuanto al futuro, Rocha Brito & Vigoço S.A. garantiza que mantendrá la programación con piezas de teatro, revista, stand-up, proyectos escolares y de gimnasios de danza y música, y algunos conciertos, y asegura que la explotación de la actividad de la sala nunca estuvo en juego y siempre existió. La empresa todavía señala que, a pesar de que el espacio ha tenido otros dueños, ha soportado siempre las pequeñas obras de recuperación en el teatro hechas a lo largo de los años, pero reconoce que todavía son precisas algunas intervenciones, principalmente en el escenario y en los camerunes.

Según la Roca Brito & Vigoço S.A., el nuevo propietario del Teatro de la Sá Bandera, heredará en total cuatro contratos de arrendamiento en el edificio. Además del teatro, ocupan el edificio, las tiendas Almacén del Café, Dance Planet y Cutelerías Finas.

En este proceso se salvaguardan, aún, los contratos de arrendamiento que allí existían.


Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *