El pragmatismo acerca a Beijing y el Vaticano y facilita el nombramiento de obispos en China





En la concurrida calle Wangfujing en el centro de Beijing, la Iglesia de San Jos√© atrae a expatriados chinos y cat√≥licos que viven aqu√≠. A pesar de su apariencia, no es exactamente una iglesia cat√≥lica, sino un establecimiento vinculado a la llamada Asociaci√≥n Patri√≥tica Cat√≥lica China, que en √ļltima instancia responde a las autoridades chinas, no al Papa.





Beijing y el Vaticano est√°n discutiendo actualmente la extensi√≥n de un acuerdo sobre el nombramiento de obispos en China. Firmado en 2018 de forma experimental, el tratado, cuyo texto lamentablemente no es p√ļblico, expira el 22 de octubre si no se renueva.

Seg√ļn el entendimiento predominante, el nombramiento de obispos implica un proceso de consulta y requiere la aprobaci√≥n tanto de la Santa Sede como de la Rep√ļblica Popular China. Antes del acuerdo de 2018, los obispos y sacerdotes solo contaban con el respaldo de la Asociaci√≥n Patri√≥tica.

Se estima que China tiene entre 10 y 12 millones de cat√≥licos, en un n√ļmero mucho mayor de cristianos, especialmente protestantes. Una parte de los cat√≥licos sigue a la Asociaci√≥n Patri√≥tica, con su iglesia cat√≥lica china, y otra parte, tradicionalmente leal al Vaticano, se ha reunido de manera informal o clandestina desde la Revoluci√≥n Comunista de 1949 y la expulsi√≥n de misioneros extranjeros del pa√≠s.

El acercamiento entre Pek√≠n y la Santa Sede, buscado durante d√©cadas, a√ļn enfrenta una gran resistencia. Para empezar, adem√°s de los traumas del pasado, el ambiente pol√≠tico-diplom√°tico es desfavorable: el Vaticano mantiene relaciones diplom√°ticas con Taiw√°n, no con Beijing.

En esencia, para Beijing no es trivial pensar que los chinos son leales a cualquier institución que no sea el Partido Comunista, especialmente a una poderosa y dirigida por el extranjero.

Para el Vaticano, entre otras cuestiones, es difícil aceptar que sus obispos también deban contar con el respaldo de una institución distinta a la Santa Sede para poder actuar.





¬ęLa religi√≥n en China ser√° china en su orientaci√≥n¬Ľ, es la l√≠nea de discursos y documentos oficiales del pa√≠s. Si el concepto impacta a las sotanas del Vaticano, no sorprende a los ciudadanos chinos; despu√©s de todo, todo aqu√≠ tiene caracter√≠sticas chinas y, como dijo Xi Jinping, el partido manda de norte a sur, de este a oeste.

No es casualidad que el acercamiento a China sea impulsado por un Papa jesuita. Francisco parece seguir la línea del alojamiento cultural, siempre que sea posible, sin ceder a lo esencial.

La orientaci√≥n recuerda al misionero Matteo Ricci, tambi√©n jesuita, quien, a fines del siglo XVI, se dio cuenta de que esta era la √ļnica forma de ganar espacio en la cultura china antigua y busc√≥ reconciliar la doctrina √©tica confuciana con los valores cristianos. Una estatua en honor a Ricci, quien se gan√≥ el respeto por el imperio durante la dinast√≠a Ming, ahora alberga la llamada iglesia cat√≥lica del sur de Beijing.

Además del pensamiento a largo plazo, los funcionarios de Beijing y el Vaticano se están acercando a un aspecto clave de una negociación exitosa como esta: ambos parecen estar equipados con una gran dosis de pragmatismo.

Para la Santa Sede, el acuerdo podría mejorar gradualmente la situación de los católicos en China. Para el país asiático, el entendimiento muestra la capacidad del gobierno para negociar, hacer concesiones y tolerar lo que podría verse como una influencia externa no deseada.

Los visitantes extranjeros de San José pueden no notar ninguna distinción en relación con las masas a las que están acostumbrados, pero las diferencias entre el Partido Comunista Chino y la Iglesia Católica son históricas y significativas.

El arreglo poco ortodoxo para el nombramiento de obispos en China refuerza el a√ļn fr√°gil equilibrio entre el gobierno chino y las autoridades vaticanas, aunque no es ideal para ninguno de ellos.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *