El paradigma cambia. La muerte sigue siendo el resultado.





El proyecto del Estado Islámico como una entidad que pretendía ser territorial ya no existe. Sin embargo, la ideología permanece, que actualmente alberga muchos grupos yihadistas diferentes que reclaman ataques después de los ataques, evocando una conexión con ese movimiento extremista.





Y si Irak, Siria y Afganistán (especialmente este) todavía están experimentando ataques bajo ese nombre propio, las etapas de acción más recientes han sido africanas, con cientos de muertes que ilustran el camino de diferentes movimientos.

¬ęEn √Āfrica, el poder institucionalizado, ya sea democr√°tico o autocr√°tico, es d√©bil. Hay casos de estados fallidos, de los cuales Guinea-Bissau es un ejemplo. Naciones que fueron dise√Īadas para los secretarios de los poderes coloniales sin tener en cuenta la especificidad de etnias, creencias, religiones ¬ę, contextualiza Ant√≥nio Nunes, presidente del Observatorio de Seguridad, Crimen Organizado y Terrorismo.

Es en este caldo contra-naturaleza, que promueve ¬ęguerras entre grupos √©tnicos, disputas territoriales y conflictos entre cristianos y musulmanes¬Ľ, que la ideolog√≠a, heredada del Estado Isl√°mico, de ¬ęmovimientos isl√°micos radicales puede proporcionar alg√ļn consuelo espiritual¬Ľ.

En escenarios de ¬ęproblemas profundos de pobreza y fallas de los sistemas de salud y educaci√≥n¬Ľ, el reclutamiento de elementos para las filas jiadistas lo sabe todo menos las dificultades.

Ayer, en Mozambique, un autodenominado militante jiadista justificó, a través de un video en Internet, los ataques de grupos armados en el norte del país con el objetivo de imponer una ley islámica en la región. Con un uniforme militar y la cara cubierta, pidió la pelea bajo la bandera del Estado Islámico.

Lealtad mortal





¬ęAl contrario de lo que se entendi√≥, el Estado Isl√°mico no ha terminado. La filosof√≠a contin√ļa difundi√©ndose en el espacio virtual. Un poco como la imagen de lo que sucedi√≥ con el [organiza√ß√£o terrorista] al-Qaeda ¬ę, subraya Ant√≥nio Nunes.

Boko Haram es uno de los ¬ęherederos¬Ľ m√°s mortales del Estado Isl√°mico. Criado en Nigeria, ha dejado una marca extremadamente triste en Chad, Camer√ļn y N√≠ger, matando indiscriminadamente y forzando el desplazamiento de millones de personas.

En Kenia, el Ejército trata regularmente con el grupo yihadista somalí al-Shabab, que, además de querer establecer un bastión ultraconservador de Wahabi en el país de origen, no perdona a las autoridades de Kenia por la persecución debido a los secuestros que llevó a cabo en la nación vecina.

En T√ļnez, un grupo salafista radical vinculado al Estado Isl√°mico no ha dado descanso a varias regiones del pa√≠s.

La lealtad de Ansar Bait al-Maqdis a los radicales islámicos le valió la pena de muerte a 37 miembros del grupo, acusado de actos terroristas, asesinatos policiales e intento de asesinato de un ex ministro del interior egipcio.

¬ęSe aprovechan de una ideolog√≠a ya establecida y dicen que est√°n¬Ľ trabajando ¬ępara el Estado Isl√°mico¬Ľ, resume el presidente del Observatorio de Seguridad, Crimen Organizado y Terrorismo.

Los que a√ļn afirman ser Estados isl√°micos son igual de letales. Anteayer, mataron a 25 personas en un templo sij en Kabul, la capital afgana. En Asia

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *