"El otro parece que a√ļn se ha da√Īado, lo agarr√≥ y le dio otro tiro". Lo que Rosa Grilo dijo en un tribunal









"El lunes por la ma√Īana, fue ah√≠ donde sucedi√≥ todo". Antes de ser presa preventivamente, Rosa Grilo opt√≥ por no remitirse al silencio al que ten√≠a derecho y respondi√≥ al interrogatorio de la jueza de instrucci√≥n Andreira Valadas. Durante varias horas, la viuda inform√≥ al detalle su versi√≥n de los hechos: el marido, el triatleta Lu√≠s Grilo, habr√≠a sido asesinado por tres hombres, en la propia casa y frente a √©l.

Rosa Grilo est√° presa preventivamente desde el 29 de septiembre y desde entonces ha venido a divulgar -por cartas enviadas a medios de comunicaci√≥n o entrevistas a la hora de la visita- esa misma versi√≥n. Pero el Correo de la Ma√Īana tuvo acceso a las declaraciones de Rosa Grilo en el interior del Tribunal de Vila Franca de Xira – que habr√° sido una de las primeras veces, sino la primera, que la sospechosa cont√≥ la historia del homicidio del marido.

La viuda recuerda que alrededor de las 8:00 de aquel lunes, 16 de julio, alguien le golpe√≥ a la puerta de su casa, donde estaba con su marido, Luis Grillo. "Hasta pens√© que era el panadero. √Čl me acostumbra a dejar el pan de ma√Īana ", explica a la jueza, a√Īadiendo: Y cuando fui a abrir la puerta, me empujan la puerta y entran tres fulanos. Sin embargo, tan pronto como entraron, me taparon la boca ". Por aquel entonces, el triatleta todav√≠a estaba acostado y no escuch√≥ la puerta. "¬ŅD√≥nde est√°?", Le preguntaron.

Y cuando fui a abrir la puerta … Me empujan la puerta y entran tres fulanos. Sin embargo, as√≠ que entraron, me taparon la boca. Luis estaba todav√≠a acostado, creo que ni siquiera oy√≥ la puerta. Y los fulanos entraron, me taparon la boca y me agarraron el pelo ", relata.

En el caso de que se trate de un "blanco" y "dos individuos, uno m√°s m√°s negro y otro m√°s clarito". El "blanco", como describe en las grabaciones divulgadas por el Correo de la ma√Īana, era "m√°s o menos" de su altura y tendr√≠a "cincuenta y muchos a√Īos". Los otros dos "eran mucho m√°s constituidos y m√°s altos" y "deb√≠an estar ah√≠ en la casa de los veintiocho, treinta" a√Īos. "Hab√≠a un tan m√°s oscuro que ten√≠a el pelo t√≠picamente africano tan cortos y ten√≠a as√≠ una barbicha", detalla la sospechosa.

Sin embargo, ellos. Sin embargo, Lu√≠s oy√≥ la agitaci√≥n y descendi√≥. Pronto … Sin embargo, a partir de ah√≠, fue todo muy confuso porque ellos pasaron a agarrarlo, a golpearle ya golpearme en m√≠. Y √©l … El se√Īor, el blanco, el que era blanco, comenz√≥ a agredir a Luis, lo mand√≥ al suelo, empez√≥ a darle patadas en las costillas", Cuenta Rosa.

"¬ŅD√≥nde est√°n mis cosas? ¬ŅD√≥nde est√° lo que t√ļ me debes? ", Preguntaron los hombres. Luis Grilo se quedar√° en silencio. "¬°Oh Luis, habla! ¬°D√≠gale! ", Le preguntar√° la mujer. Pero el triatleta habr√° permanecido en silencio, llevando a Rosa a tomar una actitud:





РYo sé dónde están. Рhabrá dicho la viuda.

– No, no digas! – habr√° pedido el triatleta.

РYo sé dónde están Рhabrá insistido Rosa al ver al marido a ser agredido.

РEntonces vienes con nosotros y nos vas a decir dónde está Рhabrá dicho uno de los tres hombres.

"Rosa, a√ļn de pijama, como relata en las grabaciones divulgadas por el Correo de la Ma√Īana, habr√° ido con" los dos varones de color "a la casa de su abuela, en Benavila, cerca del lugar donde el cuerpo del triatleta vendr√≠a a ser encontrado al final de su vida. agosto. El tercer elemento se quedar√° con Lu√≠s, en la villa de la pareja.

La viuda ha entrado en el coche de los "tres fulanos", que piensa que ser√≠a "un Volvo porque el coche era as√≠ de aquellos largos tipo monovolumen". Rosa Grilo va haciendo pausas – y explicando: "Estaba tratando de recordarme" – mientras relata a la jueza de instrucci√≥n Andreia Valadas todos los detalles de su versi√≥n: que los cristales traseros del coche eran oscuros y que los del frente no eran; que el coche estaba aparcado frente al "port√≥ncito" de la casa; que entr√≥ al asiento trasero; que fue la mayor parte del tiempo acostado en el asiento trasero; que el "se√Īor m√°s oscuro" fue a conducir y, hasta, que las puertas estaban encerradas – justificaci√≥n que da a la jueza cuando esta pregunta porque no intent√≥ salir del coche.

Rosa Grillo cuenta que cuando llegaron a la casa de la abuela en Benavila, habr√° indicado a los dos hombres al armario donde hab√≠a puesto "la bolsita de aquellos diamantes que √©l [Lu√≠s Grilo] hab√≠a tra√≠do ya hace muchos a√Īos, dentro de una cosita de aquellas de olor ". Pero los diamantes no estar√≠an all√≠, seg√ļn dice en las grabaciones divulgadas por el Correo de la ma√Īana, y, por eso, fue agredida por los dos hombres.

No sé si alguien se ha movido o se ha caído a otro lado o si el Luis ha sacado al otro lado. Pero no encontré dónde estaba. En el sitio donde no me encontré. Sin embargo, dimos vuelta a todo, ellos reviraron todo ", cuenta Rosa.

La viuda detalla que llevará su maleta consigo porque inicialmente no sabía de las llaves de la casa de Benavila. Los hombres le habrían dicho que llevar la maleta porque las llaves estarían allí dentro. En la maleta, estaría también el teléfono móvil, que acabó por transportar sin planear hacerlo. "Le llevé, me llevé. Le llevé en la maleta ", , dice, cuando es cuestionada por la jueza de instrucción.

La jueza de instrucci√≥n comienza por preguntar qu√© hora eran cuando volvi√≥ a la casa donde estaba el marido. Rosa explica que perdi√≥ la noci√≥n del tiempo pero deb√≠an ser unas 16h00 o 17h00 horas cuando Luis se le golpe√≥ con el primer disparo. Antes, los tres hombres habr√°n remetil la casa en busca de los diamantes. En ese momento, seg√ļn Rosa, los hombres habr√°n preguntado por el "ni√Īo", el hijo de la pareja, Renato. "Y yo hizo burra dijo que el chico ven√≠a m√°s tarde con la abuela", Cuenta, a√Īadiendo que los hombres habr√°n dicho: "Entonces, vamos a esperar".

Con miedo de hacer algo al hijo, Luis ha dicho que los diamantes estaban "all√° abajo en el armario del garaje" – "donde estaba el arma", a√Īade Rosa. El arma, como la viuda explic√≥ en una entrevista con la SIC, ser√° la de Antonio F√©lix Joaquim – tambi√©n √©l en prisi√≥n preventiva por sospechas de haber sido el coautor de la muerte de Luis Grillo – con quien ten√≠a una "amistad colorida", desde 2016, aunque lo conoc√≠a desde que eran ni√Īos. Rosa dice que andaba asustada con amenazas que el marido iba a recibir y admite que, por eso, rob√≥ el arma de la casa de Antonio F√©lix Joaquim, sin que √©ste lo supiera.

En las grabaciones, hasta ahora divulgadas, Rosa no da m√°s detalles sobre el arma. La viuda cuenta entonces el momento en que su marido fue alcanzado con un tiro: "Lu√≠s se qued√≥ todav√≠a respirando durante alg√ļn tiempo", recuerda, siendo interrumpida por la jueza Andreia Valadas:

– Entonces y ning√ļn vecino oy√≥ ning√ļn disparo?

РNo lo sé, no lo sé.

– Pero un tiro es una cosa que se oye.

– Pero no fue s√≥lo uno … Ellos dieron dos tiros.

Rosa Grillo explica que su marido ha sido golpeado con un primer disparo en la cabeza que a√ļn le dej√≥ respirar. "Cay√≥ hacia m√≠", dice la viuda, a√Īadiendo:

Se qued√≥ all√≠ durante bastante tiempo. Sin embargo, el otro parece que a√ļn qued√≥ m√°s da√Īado, lo agarr√≥ y le dio otro tiro as√≠ de lado ", cuenta Rosa, ya con la voz tr√©mula.

Cuestionada, la viuda explica, admitiendo que no est√° seguro, que el el marido se ha alcanzado "por encima de la oreja". "Por supuesto que entr√© en p√°nico", cuenta en las grabaciones a las que tuvo acceso el Correo de la Ma√Īana.

Rosa Grilo y Antonio Joaquim fueron detenidos el 29 de septiembre por sospechosos de ser los autores del homicidio de Luis Grillo. De acuerdo con la investigaci√≥n de la PJ, el triatleta habr√° sido muerto el 15 de julio. Al d√≠a siguiente, la mujer dio cuenta de la desaparici√≥n a las autoridades, alegando que la v√≠ctima hab√≠a salido para hacer un entrenamiento en bicicleta y no hab√≠a regresado a casa. El cuerpo acab√≥ siendo encontrado ya a finales de agosto, con se√Īales de gran violencia, a m√°s de 100 kil√≥metros de la aldea donde viv√≠a la pareja.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *