El otro lado de la cirugía bariátrica





Brasil es el segundo pa√≠s con mejor desempe√Īo. cirug√≠as bari√°tricas. Solo en 2017 fueron 105 mil. Y hasta se puede entender: hoy, uno de cada cinco brasile√Īos ya se considera obeso. Ante la dificultad que tanta gente tiene para eliminar los muchos kilos de m√°s (incluidos los problemas gen√©ticos) y todos los peligros que los obesidad trae a la salud, pronto la cirug√≠a se proyecta como una buena salida, ¬Ņverdad? S√≠, siempre que se consideren varios factores antes de la cita y usted invierta en cambios de comportamiento y un seguimiento cercano despu√©s de la operaci√≥n.

La relaci√≥n psicol√≥gica con la comida es uno de estos factores a considerar. Seg√ļn una revisi√≥n de 150 estudios sobre la incidencia de ciertos h√°bitos y trastornos de la alimentaci√≥n antes y despu√©s de la bari√°trica, la compulsi√≥n es el problema m√°s com√ļn en las personas obesas. Y el an√°lisis encontr√≥ que los comportamientos del tipo no necesariamente mejoran con la cirug√≠a, por el contrario, pueden empeorar o incluso surgir despu√©s de la cirug√≠a.

"Siempre hay un elemento precipitante para imágenes como la compulsión o la bulimia. Y en algunos casos puede tratarse de una cirugía en sí misma ", explica la nutricionista Marle Alvarenga, una de las autoras de la revisión y coordinadora del Grupo de Expertos en Nutrición, Trastornos de la Alimentación y Obesidad (Genta).

El patr√≥n de alimentaci√≥n cambia tan dr√°sticamente despu√©s del procedimiento que la persona puede desarrollar mecanismos negativos para compensar los excesos de antes. Algunos comienzan a pellizcar todo el d√≠a, otros provocan v√≥mitos y hay quienes incluso tienen miedo de comer. Para revisar la relaci√≥n con los alimentos, no sirve de nada hacer una cita con el nutricionista y tomar la dieta postoperatoria. "Necesitamos trabajar junto con el paciente en c√≥mo organiza las comidas, c√≥mo hace sus compras, c√≥mo combina la comida …", ejemplifica Marle.

El apoyo psicológico también marca la diferencia, ya que ayuda a la persona a saciar sus emociones no solo con la comida y a adoptar una postura más activa en el tratamiento, uno de los objetivos es deconstruir la ilusión de que el bisturí resuelve todo.





No es casual que los servicios bari√°tricos de los grandes hospitales deban tener un programa de seguimiento multiprofesional. A√ļn as√≠, la membres√≠a depende mucho de qui√©n est√° en el centro de la historia, el paciente.

En el Hospital Alem√£o Oswaldo Cruz, en S√£o Paulo, el candidato a la cirug√≠a pasa por un endocrin√≥logo, cirujano y nutricionista antes del procedimiento; si es necesario, se activan otros profesionales. En el primer a√Īo despu√©s de la operaci√≥n, la persona contin√ļa siendo monitoreada por los mismos profesionales, cada tres o cuatro meses. Del segundo al quinto a√Īo, al menos cada seis meses. Luego una vez al a√Īo.

Parece exagerado, pero no lo es: el seguimiento debe continuar por el resto de su vida. "Como la obesidad es una enfermedad crónica y progresiva, debe ser monitoreada como un cáncer para prevenir la recurrencia", dice el cirujano Ricardo Cohen, coordinador del Centro Oswaldo Cruz para la Obesidad y la Diabetes.

Uno de los aspectos monitoreados es el estado nutricional. A medida que los pacientes comienzan a comer menos y en algunos casos absorben menos nutrientes debido a la cirugía, necesitan suplementar vitaminas y minerales, también de por vida.

En la pr√°ctica, sin embargo, este gui√≥n no siempre se sigue a la letra. "Si el paciente se siente bien, desaparece", dice la endocrin√≥loga Maria Edna de Melo, directora del Departamento de Obesidad de la Sociedad Brasile√Īa de Endocrinolog√≠a y Metabolismo. Las consecuencias de interrumpir el reemplazo de nutrientes pueden ir desde hormigueo en los pies y manos hasta anemia, osteoporosis y falla de memoria.

Hay otros riesgos a tener en cuenta. Un estudio brasile√Īo publicado en la prestigiosa revista cient√≠fica. La naturaleza ha alcanzado un hallazgo sin precedentes en el mundo: la parte del est√≥mago que se vuelve inutilizable despu√©s de la cirug√≠a de bypass g√°strico (la m√°s realizada entre las cirug√≠as bari√°tricas) puede convertirse en una fuente de problemas. "Se convierte en un suelo f√©rtil para el desarrollo del c√°ncer a largo plazo", dice el Dr. Dan Waitzberg, coautor de la investigaci√≥n y profesor en la Escuela de Medicina de la Universidad de S√£o Paulo.

El experimento evalu√≥ a 20 mujeres sometidas a by-pass y observ√≥ un aumento en los procesos inflamatorios y la expresi√≥n de genes favorables a la aparici√≥n del c√°ncer en esta parte desactivada del est√≥mago. Es dif√≠cil imaginar que una pieza raspada e in√ļtil pueda sufrir el reflujo de l√≠quidos en el intestino.

De ahí el impacto del descubrimiento del grupo paulista. Waitzberg y los coautores Graziela Ravacci y Robson Ishida sugieren que los pacientes sometidos a esta técnica sean seguidos de cerca por un gastroenterólogo para su seguimiento. Pero no contraindican la cirugía. "Tiene innumerables ventajas cuando está bien dirigido. Lo que no puede ser es banalizado y usado como una píldora mágica para perder peso ", dijeron los científicos.

Los 4 tipos de cirugía bariátrica aprobados en Brasil.

Bypass gástrico: reduce el estómago mediante un recorte y desvía la parte inicial del intestino, amplificando la acción de las hormonas de la saciedad. Responde por el 75% de las cirugías.

Gastrectomía vertical: Deja el estómago como un tubo y también interfiere con las hormonas de la saciedad, pero es menos potente que el by-pass para controlar la diabetes.

Banda gástrica ajustable: restringe el estómago con un anillo de silicona, pero no promueve cambios hormonales. Hoy casi abandonado por su menos efectivo.

Interruptor Duodenal: Retira el 60% del estómago y desvía el intestino. Aunque es potente para la pérdida de peso, conduce a la pérdida de absorción de nutrientes. Adecuado para super obesos.

Los beneficios de la cirugía bariátrica bien hecha

Nadie niega los efectos positivos de la cirug√≠a bari√°trica y metab√≥lica (cuando tambi√©n est√° dirigida a controlar la diabetes). Un estudio sueco de 20 a√Īos que acompa√Īa a m√°s de 2,000 sujetos que se someten a la operaci√≥n y compara su progreso con un grupo que recibe otras formas de tratamiento contra la obesidad (como los medicamentos) se√Īala que los primeros tienen un riesgo 29% menor de morir antes, mientras que La incidencia de diabetes se reduce en un 83%. Existe evidencia de que la cirug√≠a disminuye la necesidad de medicamentos y minimiza la propensi√≥n a los accidentes cerebrovasculares, accidentes cerebrovasculares y algunos tipos de c√°ncer.

Los reflejos sobre la salud y la vida no se detienen ahí. El cirujano Ricardo Cohen realizó una investigación que revela repercusiones bien recibidas sobre la microbiota intestinal, el conjunto de bacterias en el tracto digestivo. "El intestino es un organismo importante para regular el peso y la diabetes", explica.

Incluso las relaciones personales cambian. El n√ļmero de divorcios y nuevos matrimonios aumenta despu√©s de la cirug√≠a, seg√ļn el an√°lisis realizado en los pa√≠ses escandinavos.

Definitivamente necesitas ser consciente de tantos cambios. Y prep√°rese para lidiar con ellos, con el apoyo de quienes los entienden. La psic√≥loga Ana Szachnowicz, que acompa√Īa a los pacientes bari√°tricos en S√£o Paulo, hace la siguiente comparaci√≥n: "El sujeto que ser√° operado tiene un marat√≥n que correr, y √©l nunca lo hizo. Necesitas estar condicionado ". Aqu√≠ hay un trabajo que no termina con el bistur√≠.

cuando hacer cirugia bariatrica

(Fuente: Consejo Federal de Medicina / SALUD es vital)

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *