El mundo vive una ola de democratización, dice un estudio





La democracia m√°s grande del mundo ya no es eso. En 2019, India dej√≥ ese estatus y pas√≥ a ser clasificada como un r√©gimen h√≠brido por DeMaX, un estudio que eval√ļa m√°s de 200 √≠tems de libertad pol√≠tica, igualdad y control legal en 179 pa√≠ses desde 1900.





Más que un caso aislado, la trayectoria del régimen indio es un ejemplo elocuente de un amplio movimiento de desdemocratización registrado por el estudio recientemente publicado.

En el país de 1.366 millones de habitantes, la pérdida de la libertad religiosa, la represión de las protestas, la violación de los derechos humanos y la colisión con el Poder Judicial explican el ingreso al grupo de países que perdieron la etiqueta de democracias en 2019.

Fueron 13 de ellos, m√°s de cuatro veces los tres que se abrieron hasta el punto de dejar el equipo de autocracia (Maldivas, Rep√ļblica Centroafricana y Rep√ļblica Dominicana).

No todos los movimientos fueron lo suficientemente fuertes como para cambiar el tipo de régimen, pero, en diversos grados, 107 países han perdido cualidades democráticas, superando con creces los 69 que han avanzado.

La democratizaci√≥n se ha estancado, pero el retroceso no conduce a un resurgimiento de dictaduras, dice el director de DeMaX Hans-Joachim Lauth, profesor de la Universidad de W√ľrzburg (Alemania).

En lugar de una ola de autoritarismo, lo que el mapeo ha identificado desde 2012 es una convergencia hacia el centro del espectro político y el aumento expresivo de regímenes híbridos (que exhiben características autocráticas y democráticas, generalmente en una mezcla de elecciones libres, estilo de gobierno autocrático). y débil estado de derecho).





Por este grupo, caminaron tanto las 3 exautocracias como las 12 exdemocracias, que, entre otros, incluyen a Bolivia, Níger y Montenegro.

En 2019, 41 estados fueron clasificados como híbridos por DeMaX, o el 23%. Es la segunda porción más grande, después de 46 democracias incompletas (26% del total), de las cuales 22 revelaron importantes disminuciones en la calidad.

Aquí es donde encaja Brasil, que no ha cambiado de color en la escala, pero se cita como uno de los principales ejemplos de la ola de democratización, junto a Hungría, Turquía y Serbia.

El puntaje brasile√Īo cay√≥ un 32% en la √ļltima d√©cada, pasando de 79,6 (en una escala de 0 a 100) en 2010 a 60,2 en 2019.

‚ÄúEn Brasil, la efectividad del gobierno se ha reducido dr√°sticamente, principalmente debido al aumento de la corrupci√≥n y la dif√≠cil cooperaci√≥n entre el presidente y el legislativo‚ÄĚ, dice Lauth.

En el sub-requisito de establecimiento e implementación de reglas, Brasil tiene 43 puntos, por debajo del mínimo de 50 para mostrar un funcionamiento democrático y muy por debajo del de las democracias plenas (que necesitan tener al menos 75 puntos en los 8 subíndices).

Como el campo m√°s subestimado en Brasil, aspectos como el control gubernamental por parte del Legislativo y √≥rganos como el Tribunal de Cuentas y la Fiscal√≠a General, la independencia del gobierno, el respeto a los derechos de la personalidad, la administraci√≥n p√ļblica imparcial y no discriminatoria, y la igualdad de trato por parte del Legislativo entran en el campo.

El coordinador del estudio se√Īala al menos tres causas del movimiento global de convergencia de reg√≠menes hacia el centro del espectro pol√≠tico.

Por el lado de la desdemocratizaci√≥n, hubo ¬ęuna creciente complejidad e incontrolabilidad en el mundo, que impuls√≥ el populismo y profundiz√≥ las divisiones sociales¬Ľ.

‚ÄúLa mala gobernabilidad en las democracias, especialmente en los discapacitados, como Brasil, tambi√©n contribuy√≥ a la p√©rdida de confianza de la poblaci√≥n en los actores pol√≠ticos, que fue explotada por tendencias autoritarias‚ÄĚ, dice Lauth.

En el otro lado del espectro, se mantienen algunos elementos democr√°ticos, para evitar la condena internacional, argumenta el profesor: ¬ęUna reca√≠da integral hacia las autocracias viola los est√°ndares que se establecen en el mundo actual¬Ľ.

La democratización va más allá del vaivén de países de cada clase y llega a las propias instituciones. En 2019, las mejoras en la calidad de la democracia superaron el deterioro en solo 4 de los 15 campos analizados, lo que muestra un saldo negativo para el estado de la democracia.

De todos los criterios, el que más retrocedió fue la comunicación: los países que aumentaron las restricciones a la libertad de expresión y los medios de comunicación representan el doble de los que mostraron la tendencia opuesta.

Hubo un reflujo en relaci√≥n con la √ļltima ola de democratizaci√≥n, a principios de la d√©cada de 1970, seg√ļn Lauth: ¬ęDurante d√©cadas, el desarrollo din√°mico de una prensa libre fue el elemento democr√°tico m√°s distintivo, adem√°s de las elecciones¬Ľ.

En ese momento, incluso en los regímenes autoritarios e híbridos había liberalización, aunque en menor medida.
‚ÄúDesafortunadamente, esto ha retrocedido durante la √ļltima d√©cada. Los intentos de muchos gobiernos por prevenir y regular la prensa han contribuido significativamente a la disminuci√≥n de la calidad de la democracia ‚ÄĚ, dice el profesor.

El deterioro de la libertad de expresi√≥n en el an√°lisis de DeMaX es a√ļn m√°s preocupante porque su concepto es m√°s estricto que los adoptados por otros indicadores como el ranking Freedom in the World (FIW) de Freedom House y el Economist Intelligence Democracy Index. Unidad.

El ranking de la universidad alemana considera que hubo un deterioro de la libertad de opinión si hubo cambios legales u otras barreras institucionales.

Por tanto, no incluye los ataques verbales a periodistas ni la difusión de fake news, que se ha intensificado en países como Estados Unidos o Brasil.

Esto explica por qué DeMaX ha visto pocos cambios recientes en los Estados Unidos, que, con sus 329 millones de habitantes, ha asumido el puesto de la democracia más grande del mundo después del tropiezo indio.

Después de que Donald Trump asumió el cargo en 2017, el país dejó la categoría superior de democracias en el ranking de Freedom House y The Economist lo considera una democracia fallida. Ambos institutos incluyen aspectos de cultura política, participación popular y niveles socioeconómicos en sus análisis, a diferencia de DeMaX.

‚ÄúAunque la brutalizaci√≥n del lenguaje, la difusi√≥n de noticias falsas, la negaci√≥n del conocimiento cient√≠fico o las declaraciones err√≥neas de los jefes de Estado son problem√°ticas, el derecho a la libertad de expresi√≥n y de prensa sigue existiendo en gran medida y no ha sido restringido por cambios legales ‚ÄĚ, Dice el estudio.

Estados Unidos es visto como un pa√≠s que, durante d√©cadas, ha estado marcado por una democracia desigual, en la que ¬ęvalores m√°s bajos de igualdad se combinan con valores m√°s altos de libertad y control¬Ľ.

Aunque la calidad democr√°tica estadounidense no ha cambiado en los √ļltimos a√Īos para sacarlo de la √©lite 37, hubo una ca√≠da del 10% en su puntaje, a 82.5, desde 91 en su punto m√°s alto en 2009.

Como resultado, Estados Unidos registr√≥ el a√Īo pasado la tercera calidad m√°s baja entre las democracias operativas.

Puede que sean el caso m√°s controvertido del estudio, pero pis√°ndoles los talones est√° la estrella de DeMaX 2019.

Jamaica, con 81,7, fue el √ļnico pa√≠s que se uni√≥ al grupo de democracias en funcionamiento, dejando a Israel, con 81, en la linterna.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *