El mito de la deficiencia de vitamina D





Actualmente, las solicitudes m茅dicas de ex谩menes m茅dicos son m谩s comunes de lo que deber铆an ser. Vitamina D y las recetas que prescriben su suplementaci贸n. 隆Y eso puede ser peligroso! Si pensamos en un pa铆s tropical como Brasil, donde la exposici贸n al sol, la principal fuente de vitamina D natural, es suficiente durante todo el a帽o, parece haber una exageraci贸n de tantas solicitudes de pruebas y recetas.

Para prevenir problemas oscuros relacionados con el ‘envejecimiento celular’ y las enfermedades autoinmunes, adem谩s del ‘debilitamiento de los huesos’, muchos profesionales recetan altas dosis de vitaminas D a sus pacientes. 驴Pero es esto necesario?

Est谩 comprobado que la falta de esta vitamina da帽a la salud de una persona. Considerada una prehormona, la vitamina D juega un papel crucial en la regulaci贸n del calcio en el cuerpo y, en consecuencia, en la salud 贸sea.

Pero, si la falta de ella trae problemas, las sobredosis tambi茅n pueden presentar serios riesgos para la salud, cuando se usan innecesariamente. La hipercalcemia, es decir, el exceso de calcio en la sangre, es una de las consecuencias del exceso de vitamina D. A menudo causa c谩lculos renales y la p茅rdida de la funci贸n de este 贸rgano. La hipervitaminosis D tambi茅n puede, parad贸jicamente, da帽ar la salud 贸sea, ya que induce un desequilibrio en la renovaci贸n de los tejidos 贸seos, entre otros problemas.

Curiosamente, es posible observar una dicotom铆a entre las 贸rdenes de examen y la suplementaci贸n con vitamina D en dos pa铆ses lim铆trofes, Canad谩 y Estados Unidos, que comparten muchas caracter铆sticas comunes.





En 2000, cuatro de cada mil adultos estadounidenses mayores de 70 a帽os informaron haber tomado un suplemento diario de 25 miligramos (mg) de vitamina D. Solo en los Estados Unidos, el volumen de pruebas para evaluar los niveles de esta sustancia en el cuerpo creci贸 83 veces de 2000 a 2010, impulsando el consumo de suplementos. Aunque en Brasil no tenemos datos tan refinados, una trayectoria similar es notable en la pr谩ctica cl铆nica.

En Canad谩, un estudio realizado por varios expertos recomendados por la campa帽a. Elegir sabiamente, que promueve el uso racional de los recursos en el sector de la salud, indic贸 que la ciudad de Alberta ha reducido el n煤mero de pruebas para medir la deficiencia de vitamina D en un 91,4% despu茅s de la implementaci贸n de un formulario electr贸nico.

B谩sicamente, este formulario requiere que los m茅dicos que solicitan pruebas de vitamina D demuestren que el paciente est谩 en tratamiento o que tiene una afecci贸n que justifica la evaluaci贸n y la posible suplementaci贸n. Citan enfermedades metab贸licas o 贸seas, niveles anormales de calcio en la sangre, s铆ndrome de malabsorci贸n, enfermedad renal cr贸nica o enfermedad hep谩tica cr贸nica.

Este estudio sugiere que, en la pr谩ctica, un gran n煤mero de m茅dicos canadienses no ten铆an una necesidad real de ordenar el examen antes de la implantaci贸n de dicho formulario electr贸nico. Una vez m谩s, no tenemos datos tan consolidados en Brasil, pero es poco probable que esta l贸gica sea diferente.

De hecho, aqu铆 en Brasil, una encuesta reciente de la Universidade Estadual Paulista (Unesp) se帽ala, en ratas, que el d茅ficit de vitamina D promueve cambios importantes en la forma y la funci贸n del coraz贸n, lo que refuerza la importancia de la sustancia para este 贸rgano. Sin embargo, otro estudio indica que el aumento de las dosis de esta sustancia (que hasta entonces no causaba riesgos ni toxicidad) condujo a la aparici贸n de hipertensi贸n y cambios en la aorta, un aumento en el m煤sculo card铆aco y un empeoramiento de la funci贸n card铆aca. Nuevamente, el experimento se realiz贸 en animales.

En otras palabras, el equilibrio entre la falta y el exceso de vitamina D es m谩s complejo de lo que nos parece a primera vista. Los datos que mencion茅 revelan el impacto de la vitamina en el sistema cardiovascular, respaldando la preocupaci贸n sobre las consecuencias de las altas dosis en este contexto, por ejemplo.

Por lo tanto, es importante determinar qui茅n podr铆a necesitar ser probado y suplementado con esta vitamina:

  • Mayores de 60
  • Sujetos que sufren ca铆das y fracturas recurrentes.
  • Mujeres embarazadas y lactantes.
  • Personas con osteoporosis y enfermedades osteometab贸licas, como el raquitismo y la osteomalacia.
  • Pacientes con enfermedad renal cr贸nica
  • Situaciones de malabsorci贸n de nutrientes, como las que tienen enfermedad inflamatoria intestinal o se sometieron a cirug铆a bari谩trica
  • Personas que usan medicamentos que pueden interferir con la vitamina D: antirretrovirales, corticosteroides, anticonvulsivos …
  • Pacientes con c谩ncer
  • Presencia de sarcopenia (p茅rdida de masa muscular y fuerza)
  • Diabeticos
  • Individuos con obesidad
  • Las personas que no est谩n expuestas al sol o tienen una contraindicaci贸n para esa exposici贸n.
  • Individuos de piel oscura
  • Pacientes con insuficiencia card铆aca

Una vida con h谩bitos equilibrados, que incluye una dieta variada, actividad f铆sica frecuente y exposici贸n moderada al sol, es suficiente para que la mayor铆a de las personas mantengan niveles adecuados de vitamina D, huesos fuertes y cuerpos sanos. Estas pr谩cticas tambi茅n evitan ex谩menes y suplementos innecesarios. A menudo, menos es m谩s.

* J谩nos Valery Gyuricza es Jefe de Medicina en Cuidas, una startup que conecta a las empresas con m茅dicos y enfermeras para recibir atenci贸n en el lugar de trabajo. Es m茅dico graduado de la Universidad de S茫o Paulo, residente en medicina familiar y comunitaria en el Hospital das Cl铆nicas, en la misma universidad. Es candidato a doctorado en el Departamento de Medicina Preventiva (USP), en asociaci贸n con la Unidad de Investigaci贸n de Pr谩ctica General de la Universidad de Copenhague.


Ana Gomez

Ana G贸mez. Naci贸 en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a帽os. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi茅n me considero una Geek, amante de la tecnolog铆a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *