El miedo del Montepio y de los deudores del Nuevo Banco





Muchas cosas han cambiado en la supervisión de los bancos. Reglas más estrictas, mayores exigencias de capital, una actuación más basada en reglas y menos influenciada por la red de amigos porque hecha de Frankfurt. El margen de maniobra para hacer tonterías en este momento se redujo. Sólo una cosia no parece haber cambiado: la protección de antiguos deudores y responsables, con un poder difícil de comprender. Una revelación implícita en lo que dijeron los dos miembros de la Comisión de Seguimiento realizada la semana pasada. Una semana en que también se supo que en el Montepio Asociación Mutualista las leyes, las reglas y los gobiernos son para despreciar.





Comencemos por este √ļltimo tema. Por motivos insondables, asistimos a la incapacidad o falta de voluntad del Gobierno de evaluar la idoneidad de Ant√≥nio Tom√°s Correia para mantenerse al frente de los destinos del Montepio General Asociaci√≥n Mutualista. De tal manera que hizo una aclaraci√≥n de la ley a la prisa, r√°pidamente promulgada por el Presidente de la Rep√ļblica, para lanzar la patata caliente a la Autoridad de Seguros y Fondo de Pensiones (ASF).

No deja de ser interesante ver al Gobierno, que tantas veces se inmiscuye en las competencias de las autoridades de regulaci√≥n y supervisi√≥n arrojar al superior al supervisor una competencia que, sin la ley "aclarada", ser√≠a suya: la de evaluar si Ant√≥nio Tom√°s Correia tiene condiciones para mantenerse al frente de la mayor asociaci√≥n mutualista del pa√≠s. Como puede ser revelador tambi√©n el hecho de haber sido m√°s f√°cil sacar a Ricardo Salgado, conocido como el Due√Īo de Todo, del BES que retirar Tom√°s Correia de la asociaci√≥n mutualista del Montepio.

El centro del poder se percibe en parte por lo que dijo el Padre V√≠tor Melicias y fue reportado por el Observador. "No es un secretario o un ministro que va a alejar a unos √≥rganos sociales democr√°ticamente elegidos", dijo el Padre V√≠tor Melicias, seg√ļn se puede leer aqu√≠ en el Observador en un relato del Consejo General de la asociaci√≥n que tuvo lugar el martes 12 de marzo.

El Gobierno no se sinti√≥ insultado por ello, ni ning√ļn otro √≥rgano democr√°ticamente elegido, permitiendo que los √≥rganos sociales de asociaciones puedan decir y actuar como si tuvieran mayor legitimidad democr√°tica y autoridad que los gobiernos y el parlamento. M√°s: el Gobierno as√≠ insultado resolvi√≥ r√°pidamente retirar de encima de s√≠ la competencia de supervisi√≥n que le daba poder para despedir a Tom√°s Correia y entregarla al supervisor de los seguros. El Padre V√≠tor Melicias podr√° ahora sustituir "secretariozeco" y "ministro" por "supervisorzeco" y decir lo mismo. En ese momento no nos extra√Īamos si vemos al Gobierno ponerse en contra del supervisor.

A todo esto asistimos como si fuera normal. Hay realmente poderes que la raz√≥n desconoce. Pero √©ste no es √ļnico. Hay otros.

El equipo de la Comisi√≥n de evaluaci√≥n de los activos problem√°ticos del Nuevo Banco fue escuchado en el Parlamento. Su presidente Jos√© Rodrigues Jes√ļs no pod√≠a haber sido m√°s frontal ni pod√≠a haber proporcionado m√°s datos a los diputados para resolver el problema, si es que lo quieren resolver. Dijo Jos√© Rodrigues Jes√ļs que es necesario "mucho coraje" para resolver casos de cr√©dito malparado en el Nuevo Banco que "son muy malos". Y es necesario "coraje" a causa de los "nombres de mascotas" que son los que "aparecen en los peri√≥dicos". Y que est√°n presentes en el famoso tr√≠o: CGD, BES / Nuevo Banco y BCP





En la práctica estamos hablando de empresas y nombres que datan del tiempo de la troika y están más que identificados. Uno de los primeros retratos fue concluido en enero de 2014 en el ETRICC (Ejercicio transversal de revisión de los impares de los créditos concedidos a ciertos grupos económicos que fue publicado por primera vez en el libro que escribía "La vida y la muerte de nuestros bancos")

S√≥lo para identificar los grandes importes, estamos hablando de la Promoci√≥n de Lu√≠s Filipe Vieira del Benfica que en enero de 2014 era responsable de la segunda mayor deuda de grandes grupos al BES – la primera era el propio grupo Esp√≠rito Santo. El nuevo banco reestructur√≥ esa deuda hace un a√Īo vendiendo activos a la Capital Creativa de Nuno Gaioso Ribeiro.

Pero también estamos hablando de la deuda de Joe Berardo, distribuida por los tres bancos, y que asciende en su conjunto a casi mil millones de euros y que nadie manifiesta su voluntad de resolver en serio Рni que se esté quedando con la colección Berardo y otros bienes, como la quinta de la Bacalhoa y los inmuebles que se da el lujo de exhibir.

Lo que es m√°s preocupante en las declaraciones de la Comisi√≥n de evaluaci√≥n de los activos problem√°ticos del Nuevo Banco es percibir que incluso despu√©s de haber decidido inyectar casi dos mil millones de euros en el Nuevo Banco, despu√©s de su venta a Lone Star, hay deudores que contin√ļan intocables.

Hay que decir que estos deudores, que pueden seguir sin pagar y que pueden seguir teniendo el mismo reconocimiento social, se benefician de dinero que es de todos nosotros. Es preciso decir que es incomprensible que el Gobierno revele tener miedo de dimitir al presidente de una asociación mutualista. Hay casos que nunca se resolverán en la banca con este miedo de enfrentarse a los responsables de sus problemas. Por mucho que la Unión Bancaria haga la banca más segura.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *