El miedo a la vacuna (VPH) también puede ser una enfermedad: Comprenda Acre





Hace 170 a√Īos, los franceses acu√Īaron el t√©rmino "cancer √† deux" para describir los casos en que la mujer ten√≠a un tumor cervical y su esposo un pene, lo que gener√≥ la sospecha de que estas enfermedades podr√≠an ser contagioso La mayor√≠a de los episodios, como sabemos ahora, son causados ‚Äč‚Äčpor virus del papiloma humano (VPH), transmitido por contacto sexual. A lo largo de la vida, la persona tiene un 80% de posibilidades de contraer uno de los tipos de VPH, incluidos los tres m√°s asociados con estos tipos de c√°ncer. Entonces, cuando las vacunas contra el VPH aparecieron por primera vez en 2006, surgieron las esperanzas de erradicar estos dos tipos de tumores, m√°s comunes en los pa√≠ses pobres o en desarrollo, donde las estrategias de prevenci√≥n y diagn√≥stico temprano no funcionan bien.

Sin embargo, el objetivo de la vacunaci√≥n es un grupo extremadamente emocionalmente vulnerable que ya no va a cl√≠nicas de salud durante las campa√Īas de vacunaci√≥n: los adolescentes y preadolescentes. Por lo tanto, las autoridades sanitarias decidieron inmunizar a estos grupos en las escuelas. Fue en este entorno, en la ciudad de Bertioga, en S√£o Paulo, donde 11 ni√Īas de la misma escuela fueron hospitalizadas despu√©s de recibir la segunda dosis de la vacuna en septiembre de 2016, quej√°ndose de fuertes dolores de cabeza y dificultades para caminar.

Ocho ni√Īas fueron dadas de alta el mismo d√≠a despu√©s de que una evaluaci√≥n neurol√≥gica concluy√≥ que no hab√≠an sufrido da√Īos f√≠sicos y que el problema hab√≠a sido causado por una gran ansiedad por la vacuna. El caso representa un ejemplo de un fen√≥meno descrito en medicina como crisis psic√≥gena masiva. Otros tres permanecieron hospitalizados. Fue suficiente para los titulares de los medios, y los comentaristas incluso cuestionaron la seguridad de la vacunaci√≥n.

Al contrario de lo que mucha gente imagina, las enfermedades psicógenas no son "simulaciones". Los síntomas, ya sean dolor, mareos, ceguera, parálisis, etc., son reales. Su causa por sí sola no es un agente externo, como un virus o contaminación ambiental, sino un estado emocional.

Cualquiera que haya estado sin aliento o asustado sabe cuán poderosos son los efectos físicos de ciertos estados mentales.





Estas crisis son contagiosas (de ahí el término "masa"). Cuando los miembros de un grupo que comparten una identidad fuerte (estudiantes de la misma escuela, por ejemplo) ven a un colega enfermarse y sienten el clima de miedo y aprensión, otros eventualmente sucumben. El alcance del fenómeno, por supuesto, puede ser ampliado por los medios.

Casos de "reacción adversa a la vacuna contra el VPH" en Acre

En 2015, un a√Īo antes de la situaci√≥n en Bertioga, el mismo fen√≥meno ocurri√≥ en Acre sin mucha fanfarria en los principales medios de comunicaci√≥n. Y a diferencia de lo que sucedi√≥ en Sao Paulo, la salud p√ļblica local no prest√≥ atenci√≥n al caso. Muchas madres tuvieron que escuchar que sus hijas solo estaban haciendo una escena, fingiendo tener convulsiones. Acre ahora tiene 82 de estos casos, los ocho m√°s recientes registrados en las √ļltimas semanas.

La mayoría de los episodios fueron similares a los que se manifestarían en Sao Paulo, con quejas de dolores de cabeza, dolor en las piernas y desmayos. Algunos adolescentes tenían una afección más grave con convulsiones. Y las familias, presionadas entre la indiferencia de las autoridades y la realidad de los síntomas, asumieron que sus hijas e hijos tenían una secuela neurológica causada por la vacuna.

Los familiares llegaron a la puerta de los centros de vacunación, tratando de convencer a las personas de que el inmunizador contra el VPH era peligroso.

Se publicaron videos de las chicas convulsionadas en las redes sociales. Despu√©s de verlos, otras mujeres j√≥venes tuvieron los mismos s√≠ntomas, y el caso se destac√≥ en peri√≥dicos y emisoras locales. El p√°nico se extendi√≥ a trav√©s de la poblaci√≥n durante los cuatro a√Īos en que el fen√≥meno fue inexplicable.

Solicitados por las familias, los cuatro diputados federales elegidos por el estado, Mara Rocha (PSDB), Jessica Sales (MDB), Vanda Milani (Solidaridad), Perp√©tua Almeida (PC do B) y el senador Mailza Gomes (PP) dejan de lado las diferencias partisanos y presionaron al Ministerio de Salud para encontrar una respuesta a lo que les estaba sucediendo a los adolescentes. El gobierno instruy√≥ al Instituto de Psiquiatr√≠a (IPq) del Hospital das Cl√≠nicas, en S√£o Paulo, para desentra√Īar el misterio.

Acompa√Īados de sus madres, los 16 adolescentes con los s√≠ntomas m√°s graves, incluidos un par de hermanos, fueron llevados a la capital del estado, donde se sometieron a una gran bater√≠a de pruebas, desde im√°genes de resonancia magn√©tica hasta pruebas de metabolismo, incluidas incluso pruebas de embarazo. Lo que es m√°s importante, realizaron una videoelectroencefalograf√≠a prolongada, en la que se registra al paciente mientras el dispositivo registra sus ondas cerebrales, durante diez a 15 d√≠as, durante 24 horas.

Asesoramiento de expertos en seguridad de vacunas contra el VPH

A fines de octubre, el equipo coordinado por el psiquiatra de IPq Renato Luiz Marchetti había evaluado a 12 pacientes. Solo dos, esa pareja de hermanos, tuvieron ataques epilépticos, pero ambos tienen una forma genética de la enfermedad, que se manifiesta en la adolescencia.

Los otros sufrieron ataques atípicos, no asociados con epilepsia u otra enfermedad fisiológica, pero que caracterizan la enfermedad psicógena. Es decir, desencadenado por un mecanismo psicológico.

“Es una enfermedad funcional del sistema nervioso que está asociada con el estrés emocional. Se desencadena una reacción psicológica automática del sistema nervioso ", explica Marchetti.

Coordinador de la Unidad de Video Electroencefalografía de IPq, el psiquiatra José Gallucci Neto recuerda que la historia registra varios episodios de enfermedades psicógenas masivas, como la bruja de Salem, que involucró a adolescentes en una comunidad puritana con cicatrices de demonio. O casos de personas contaminadas con carbunco o gas sarín poco después del ataque de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

Los eventos de enfermedades psic√≥genas relacionadas con la vacuna tampoco son infrecuentes. En 1998, un ni√Īo se desmay√≥ un d√≠a despu√©s de recibir una inyecci√≥n contra el t√©tanos y la difteria en una escuela jordana. Cuando los colegas se enteraron, otros 20 se desmayaron o se quejaron de fiebre y falta de aliento.

Después de que la historia llegó a los medios, 55 estudiantes más de la misma escuela se enfermaron. Otros 700 de otras escuelas también se quejaron de los mismos síntomas.

"El factor que desencadena este proceso es la creencia cultural en algo extremadamente amenazante", dice Gallucci Neto. "Tenemos un escenario en el que el miedo a recibir vacunas est√° creciendo, debido a estas campa√Īas absurdas que dicen que desencadenan el autismo o hacen que se evite la enfermedad", agrega.

El caso de Colombia, tambi√©n con la vacuna contra el VPH, es impresionante. All√≠, la vacunaci√≥n comenz√≥ en 2012 y alcanz√≥ el 90% de la audiencia objetivo. Dos a√Īos despu√©s, en la ciudad de Carmen de Bol√≠var, 15 ni√Īas de la misma escuela fueron hospitalizadas entre el 29 de mayo y el 2 de junio de 2014, despu√©s de recibir la inyecci√≥n. Pronto aparecieron videos de ellos desmay√°ndose y retorci√©ndose, entrando inconscientemente en el hospital local.

Las imágenes virales también han causado la propagación de síntomas psicógenos en toda Colombia, donde se han reportado más de 600 casos.

La importancia del contexto social.

La vacuna contra el VPH viene con muchos mitos. La principal es que estimula el inicio temprano de la vida sexual: hay estudios internacionales que muestran exactamente lo contrario.

Adem√°s, en el caso espec√≠fico de Acre, las ni√Īas asisten a un entorno socioecon√≥mico fr√°gil, agravado por la crisis actual. "Tambi√©n provienen de familias disfuncionales donde hay alcoholismo, privaci√≥n material, abuso f√≠sico o psicol√≥gico en alg√ļn momento de la vida", dice Gallucci.

Otro factor que puede haber influido en el brote de la enfermedad psic√≥gena de Acre son las condiciones adversas de vacunaci√≥n. El director de la Sociedad Brasile√Īa de Inmunizaciones (SBIm), pediatra Renato Kfouri, explica que lo ideal, especialmente en los adolescentes, es administrar la vacuna con el ni√Īo sentado en una habitaci√≥n cerrada con el vacunador.

‚ÄúLos adolescentes son extremadamente influyentes. Si uno se desmaya porque tiene miedo, muchos de los que est√°n en la fila tambi√©n se enfermar√°n y atribuir√°n el hecho a los componentes de la vacuna, no al estr√©s causado por tomarla ‚ÄĚ, dice. "Esta estrategia reduce los casos de enfermedad psic√≥gena, pero en las escuelas no siempre hay condiciones para ello", reconoce.

Tambi√©n hay defensores de ciertas terapias alternativas que juegan con lo extra√Īo del caso para ganar notoriedad y promover "soluciones" con poco o ning√ļn respaldo cient√≠fico.

El caso m√°s notorio es Maria Em√≠lia Gadelha Serra, quien posee un posgrado en experiencia m√©dica en Santa Casa y disputa el estudio en S√£o Paulo, alegando que las j√≥venes estaban contaminadas con plomo y otros metales pesados ‚Äč‚Äčque ella afirma, sin evidencia. – estar presente en la vacuna. Ella dio una declaraci√≥n en la Asamblea Legislativa de Acre, donde su discurso tuvo grandes repercusiones.

En sus redes sociales, Maria Emilia difunde teor√≠as de conspiraci√≥n sobre la vacuna contra el VPH, basadas principalmente en las ideas desacreditadas del m√©dico estadounidense Sin Hang Lee. Ella dice que las ni√Īas Acre deben ser "descontaminadas" antes de someterse a tratamiento.

El médico es un promotor de la ozonoterapia, considerada una "Práctica Integrativa y Complementaria" por el Ministerio de Salud de Brasil, pero carece de una base científica y está condenado por la FDA, la agencia de vigilancia de la salud del gobierno de los Estados Unidos. Hay al menos cinco muertes y una amputación causada por la práctica.

Orientaciones

El equipo del Hospital das Clínicas paulista hizo una serie de recomendaciones al gobierno de Acre y al Ministerio de Salud, comenzando con el monitoreo multidisciplinario de adolescentes, con personal de medicina general, psiquiatra, psicólogo y neurólogo, sin necesidad de medicamentos.

La otra recomendación es para un programa que combate las noticias falsas y la información errónea. Debido al episodio, muchas madres son reacias a llevar a sus hijos a recibir las otras vacunas que necesitan.

En noviembre, un artículo publicado en la revista científica. The Lancet Oncology Dijo que gracias a la vacuna contra el VPH, el cáncer de cuello uterino podría erradicarse del planeta.

Este contenido fue publicado originalmente por.


Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *