El manual de la alimentación de los bebés





No hay amor m√°s sincero que el amor a la comida, seg√ļn el dramaturgo irland√©s Bernard Shaw (1856-1950). Y una cartilla lanzada por Unicef, el brazo de las Naciones Unidas orientado a infancia, puede ayudar a los padres a despertar ese sentimiento en los hijos, sin complicaciones. Son diez recomendaciones para la alimentaci√≥n de los peque√Īos hasta los 2 a√Īos de edad.

"Es un per√≠odo en que se forman h√°bitos que van a acompa√Īarlos por toda la vida. Por lo tanto, una gran oportunidad de estimular el gusto por la comida sana ", explica la m√©dica Cristina Albuquerque, jefe de Salud, VIH / SIDA y Desarrollo Infantil de Unicef ‚Äč‚ÄčBrasil.

Adem√°s de proporcionar los nutrientes para el crecimiento y el desarrollo de los √≥rganos, la alimentaci√≥n adecuada previene la obesidad. Pues sabes que aquellos beb√©s rechonchudos, exhibidos con orgullo por las mam√°s de anta√Īo, hoy son motivo de preocupaci√≥n. Los √≠ndices de exceso de peso en la infancia dispararon.

Un estudio de la Federaci√≥n Mundial de Obesidad estima que el n√ļmero de ni√Īos y adolescentes de 5 a 17 a√Īos que tienen m√°s kilogramos debe saltar de 220 millones a 268 millones en menos de una d√©cada. "El sobrepeso es una puerta de entrada para la diabetes tipo 2, la hipertensi√≥n y la acumulaci√≥n de grasa en el h√≠gado, que aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares, la principal causa de muerte en el mundo", explica Cristina.

"Los estudios demuestran que las familias que comen juntas tienen un est√°ndar alimentario mejor", cuenta el pediatra y nutr√≥logo Mauro Fisberg, del Departamento de Nutrolog√≠a de la Sociedad De la pediatr√≠a. Por eso vale la pena hacer de ella un momento agradable de convivencia en vez de limitarse a meterse en la cacer√≠a goela abajo mientras el ni√Īo se entretiene con la tableta, el celular o la TV.





Ahora compruebe los diez pasos para formar una generación sana y bien nutrida.

1. Lactancia materna hasta los 6 meses

Y aquí hablamos en lactancia exclusiva. La leche materna proporciona todos los nutrientes que el bebé necesita. Dispensa agua, té y jugo Рincluso en regiones calientes y áridas.

No hay que temer esa historia de "leche débil". "Incluso las madres de bajo peso producen, en la mayoría de las veces, un líquido adecuado a las necesidades del bebé", aclara Fisberg.

Si el reci√©n nacido lloran, sepa que es la √ļnica forma que tiene para comunicarse. No significa siempre que tiene hambre – puede ser pa√Īal sucia, fr√≠o, calor, falta de calidez … Observe si est√° creciendo como se esperaba. Si cree que no, pida orientaci√≥n al pediatra.

Y atenci√≥n: a partir del sexto mes, entran otros alimentos, pero la lactancia se debe mantener hasta los 2 a√Īos.

Para la lactancia fluir

confianza: no defina horario ni tiempo. El bebé sabe cuándo mamar.

confort: hay varias posiciones. Elija la más cómoda para los dos.

fusionar: en la pr√≥xima mamada, comience con el seno que no vaci√≥ en la √ļltima.

Tenga cuidado: quien da de mamar debe beber mucha agua y comer de manera equilibrada.

Ver más: Cómo preparar los senos para la lactancia

2. No ofrezca az√ļcar

¡Ni un poquito! Así se evitan caries y, por supuesto, el exceso de peso.

La sensación de placer provocada por el consumo de dulce activo local del cerebro relacionados con la recompensa, concluyeron investigadores de la Universidad Yale (EEUU), del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de São Paulo y de la Universidad Federal del ABC. De ahí la voluntad de repetir.

Y el hábito adquirido en la infancia es más difícil de revertir en el futuro. "Fuera de eso, el dulce compite con frutas y otros alimentos menos calóricos", advierte Cristina.

La miel tambi√©n est√° desaconsejada: es ultrace y puede contener una bacteria que ataca los nervios y los m√ļsculos. Y el sistema inmunol√≥gico del beb√© todav√≠a es inmaduro para combatirla.

3. Presentar nuevos alimentos a los 6 meses

Comience en el almuerzo, con elementos frescos preparados con poco aceite y sal: arroz, frijoles, ra√≠ces, verduras, legumbres, carnes y huevo. En los refrigerios de la ma√Īana y de la tarde, vaya de fruta. En el s√©ptimo mes, es el turno de liberar la cena. A partir del octavo, d√© la comida de la familia – si no tiene mucho condimento, sal y grasa.

Deje que el beb√© explore el plato con la cuchara o las manos para sentir sabores, texturas y calor. ¬ŅPor qu√©? Recuerde dar agua varias veces al d√≠a para mantener la hidrataci√≥n.

El bebé y la comida de la familia

El peque√Īo va a seguir el ejemplo de los padres y hermanos a la mesa. Es una buena raz√≥n para mejorar el men√ļ de todos. "Lo que no es saludable para el beb√© no es tambi√©n para la familia", afirma el endocrin√≥logo y experto en obesidad infantil Zuleika Halpern, de S√£o Paulo.

4. Espera a que el ni√Īo tenga hambre de comida de verdad

Si el hijo rechaza el almuerzo, muchos padres acaban permitiendo la galleta, el salado y otras tranqueras. Sólo que sustituir la comida no es una buena estrategia.

Lo mejor es esperar. Seg√ļn la cartilla, en general, dos horas sin comer o beber son suficientes para que el hambre aparezca.

Sin embargo, no se recomienda ofrecer por la tarde el plato que fue rechazado antes. Cristina indica leche, fruta, en fin, algo saludable que cae bien en ese período del día.

No fuerce la barra

Los beb√©s suelen comer poco. La charla de "S√≥lo una cucharilla" o insistir en el plato vac√≠o a cualquier costo puede llevar al ni√Īo a perder la noci√≥n de saciedad y comer m√°s all√° del l√≠mite. "Ah√≠, sube el riesgo de obesidad", alerta Zuleika.

5. Invierta en el colorido de los vehículos

Un plato lleno de color proporciona diversos nutrientes y agrada los ojos. Vale llevar al ni√Īo a la feria para mostrar la variedad y motivarla a experimentar.

Todo alimento que nace en la tierra o da en √°rboles es sano, pero no extra√Īe si rechaza alguno. "Presente como m√≠nimo de diez a doce veces, cambiando la preparaci√≥n o el condimento, antes de excluir del men√ļ", sugiere Fisberg.

Si todavía rechaza o, peor, vomitar, pruebe otro elemento del mismo grupo. El bebé tiene derecho a no gustar de todo.

Apague las pantallas

Ante la televisi√≥n, la tableta y el celular, el ni√Īo no presta atenci√≥n a la comida. Eso ya hace engordar – fuera el sedentarismo. Hay indicios de que el exceso de pantallas se mueve con el cerebro. S√≥lo deben entrar en la vida de los peque√Īos despu√©s de los 2 a√Īos – como m√°ximo dos horas al d√≠a.

6. Ofrezca granos, raíces, verduras y frutas

Prácticamente no hay alimento fresco que no pueda introducirse después del sexto mes. "Depende más del condimento y de la forma de presentación para que el bebé se adapte", instruye Fisberg.

Los √ļltimos en entrar en el men√ļ son los que tienen mayor potencial de causar alergia, en el caso de los frutos del mar. El pescado se va de cara. Ya embutidos, frituras y fideos instant√°neos, por ejemplo, est√°n contraindicados por concentrarse en grasas, sal, colorantes y conservantes demasiado, adem√°s de pocos nutrientes.

El plato ideal

Elija un alimento de cada grupo

hidratos de carbono: Tiene arroz, mandioca, patata, caracteres, macarrones, fub√° y √Īame.

prote√≠nas: Pescado, carne (buey o cerdo), pollo, huevo, frijoles, lenteja …

Vitaminas y fibras: Apueste en los vegetales: col, tomate, zanahoria, remolacha, etc.

7. Estimule al bebé a masticar

Esto ayuda a formar los dientes ya desarrollar el habla. Los alimentos deben ser cocidos y amasados ‚Äč‚Äčcon la horquilla – las carnes, deshilachadas. No los mezcle para que el beb√© pueda probar cada uno.

Las posibilidades de engasgar son m√≠nimas: incluso sin dientes, √©l muerde, s√≥lo no corta. "D√© porciones peque√Īas y ponga en el canto de la boca", ense√Īa Fisberg. "√Čl va a jugar el alimento de un lado a otro, lo que es √ļtil, porque la digesti√≥n empieza all√≠."

8. No dar galletas y afines antes de los 2 a√Īos

Las galletas rellenas, los jugos de cajita, los salchichas, la gelatina y los refrescos no deben ofrecerse porque colaboran para la obesidad, adem√°s de estar llenos de aditivos. "Lo mejor es ni tener esas cosas dentro de casa", dice Zuleika.

En cuanto a aquel comentario del tiempo de nuestras abuelas "Pero el ni√Īo va a pasar ganas y enfermarse", ignore. Si ella est√° de ojo en un dulce, bote una fruta a disposici√≥n.

9. No olvide la higiene

Lavar bien las manos, los utensilios y los alimentos del bebé evitan la contaminación por gérmenes que provocan diarrea e infecciones. "El agua debe ser filtrada o hervida y entregada preferentemente en el vaso, entre los refrigerios y las comidas", recomienda Cristina. No tiene mejor líquido para matar la sed.

En lugar del jugo, priorice la fruta fresco, que concentra buenas dosis de fibras, sustancias bienvenidas al intestino.

10. Estimule la vida activa

No sirve de comer legal y ser sedentario. Por eso la Unicef ‚Äč‚Äčindica movimiento.

En esta fase, el bebé disfruta de gatear y explorar el ambiente, lo que mejora la coordinación. Incentive a buscar un juguete y apilar objetos, jugar a esconderse, jugar a la pelota y bailar. Inventa actividades en el patio, en el parquinho y en la piscina.

As√≠, √©l se mueve e interact√ļa con los dem√°s. La b√ļsqueda de salud puede (y debe) ser divertida.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *