El libro revela que la ex primera dama de EEUU tuvo relaciones con otra mujer





En el verano de 1910, Evangeline Simpson Whipple le dijo a su ama de llaves para no cambiar nada en la casa durante su ausencia. La rica viuda iba a viajar, pero volver√≠a pronto, seg√ļn afirm√≥.





Ella nunca volvi√≥. Cuando muri√≥, en 1930, fue enterrada a su petici√≥n en Italia, al lado del amor de su vida -una mujer con quien tuvo una relaci√≥n que dur√≥ casi 30 a√Īos. Esa mujer, Rose Cleveland, hab√≠a servido como primera dama de Estados Unidos.

Las cartas, preservadas por la ama de llaves de la casa de Evangeline en Minnesota, se reunieron en un nuevo libro, "Precious and Adored: The Love Letters of Rose Cleveland y Evangeline Simpson Whipple" (Preciosas y adoradas: las cartas de amor de Rose Cleveland y Evangeline Simpson Whipple), y dejan claro que fueron m√°s que meras amigas, seg√ļn los editores.

Cuando Grover Cleveland asumi√≥ la presidencia en 1885, era un soltero de 50 a√Īos, que casi arruin√≥ su campa√Īa cuando surgieron rumores de que ten√≠a un hijo fuera del matrimonio (lo que era verdad).

El protocolo para presidentes solteros o viudos mandaba que un pariente desempe√Īara el papel de primera dama. Entr√≥ en escena a su hermana Rose.

Ella era vista como un importante contrapeso al escandaloso equipaje de su hermano: era respetable, bien educada, ex profesora en un seminario femenino y autora de libros serios.

Su mandato como primera dama, sin embargo, fue mixto, de acuerdo con la Biblioteca Nacional de las Primeras Damas. Su libro de ensayos "Poes√≠a de George Eliot" se convirti√≥ en un campe√≥n de ventas debido a la autora famosa, pero ella estaba frustrada con el an√°lisis p√ļblico de sus escotes y la prohibici√≥n de ir a cenas privadas o mercados p√ļblicos.





Catorce meses despu√©s, Rose fue dispensada de sus deberes cuando el presidente se cas√≥ con una alumna de 21 a√Īos, Frances Folsom. Rose regres√≥ a la propiedad de la familia, apodada "The Weeds" (los matos), en el interior de Nueva York.

Rose conoci√≥ a Evangeline Simpson en el invierno de 1889-1890, menos de un a√Īo despu√©s de que su hermano abandon√≥ el cargo por primera vez (Cleveland es el √ļnico presidente estadounidense con dos mandatos que no los cumpli√≥ en secuencia).

Ellas probablemente se conocieron en la Florida, donde ambas pasaban el verano haciendo la ronda entre las familias m√°s ricas del pa√≠s. Rose ten√≠a 43 a√Īos y nunca se hab√≠a casado. Evangeline ten√≠a probablemente 33 y hered√≥ una fortuna de un fallecido marido casi cinco d√©cadas mayor que ella.

Las cartas de amor comienzan en abril de 1890, cuando las dos regresaron a sus respectivas casas (Evangeline vivía en Massachusetts).

Rose escribe: "¬°Mi v√≠spera!", Como yo te amo, me paralizo … Oh, Eve, v√≠spera, ciertamente no te das cuenta de lo que es para m√≠, lo que debes ser, s√≠, me odio, ahora no tendr√© m√°s que es el m√≠o de todas las se√Īales en la Tierra y en el cielo, por todas las se√Īales en el alma, el esp√≠ritu y el cuerpo, y no puedes escapar. "

Entonces, en mayo: "Usted es m√≠o, yo soy suyo, y nosotros somos uno, y nuestras vidas son una de aqu√≠ en adelante, por favor, Dios, el √ļnico que puede separarnos. Soy valiente para decir esto, rezar y vivir para (…) Me voy a la cama, Eve, con sus cartas debajo de mi almohada.

Como apenas las cartas de Rose sobrevivieron, poco sabemos sobre c√≥mo Evangeline respond√≠a. Pero en algunas ocasiones Rose cita las cartas de Evangeline en sus propias: "Oh querida, venga a m√≠ esta noche -minice Clevy, mi Viking, mi … Todo, venga, Dios te bendiga". Rose le respondi√≥: "¬°Su Viking la besa!"

Rose luchaba para dar un nombre a la relación Р"No puedo encontrar las palabras para hablar de eso", "la palabra correcta no será dicha".

De hecho, no había una palabra para una relación entre mujeres en la época. La palabra "lesbiana" existía, pero sólo en referencia a la poeta griega Safo.

"Fue antes de haber un concepto de orientación sexual como conocemos hoy", dijo Lizzie Ehrenhalt, co-editora del libro. "Eso realmente estaba siendo inventado en la época en que ellas escribían las cartas, en la década de 1890, porque fue cuando comenzó la sexología como campo."

El concepto de "amistad romántica" era popular entre las mujeres de la época; eran amistades emocional e intelectualmente íntimas, aunque no necesariamente sexuales, dijo Ehrenhalt. "Eso creaba una especie de burla de libertad" para las mujeres, particularmente las blancas y ricas, tener "relaciones más o menos abiertas unas con otras", explicó.

La relaci√≥n de Rose y Evangeline era sin duda sexual, adem√°s de amoroso e √≠ntimo, seg√ļn Ehrenhalt. Una carta describe "largos y arrebatadores abrazos" que "nos transportan en uni√≥n al √°pice de la alegr√≠a, el fin de la b√ļsqueda, el objetivo del amor!"

Rose y Evangeline imploraban una a la otra por visitas prolongadas a sus propiedades. Ellas se daban nombres de animales dom√©sticos – "Clevy" y "Wingie", y los un poco extra√Īos "Granny" (Abuela) y "Granchile", que parecen haber sido una broma interna sobre su diferencia de edad, de diez a√Īos.

Ellas pasaron unas vacaciones juntas en Europa y en el Oriente Medio. Compraron propiedades juntas en la Florida. Ellas no ocultaron la relación de las familias, y parece que fue aceptado. Rose hasta escribió a la madre de Evangeline sobre el amor que tenía por su hija.

Todo continu√≥ as√≠ por seis a√Īos. Y entonces, vino la traici√≥n.

En 1896, Evangeline choc√≥ a sus amigos y familiares cuando anunci√≥ que estaba novia del obispo Henry Whipple, un popular predicador episcopal de Minnesota, 34 a√Īos mayor que ella.

Hay todos los indicios de que ten√≠a sentimientos reales por el obispo. Ella escribi√≥ sobre su afecto por √©l en su diario, no necesitaba el dinero que el matrimonio traer√≠a y, a los 40 a√Īos en el siglo 19, probablemente ya hab√≠a pasado de la edad f√©rtil.

Rose no reaccion√≥ bien a las noticias del compromiso. Ella implor√≥ a Evangeline que reconsiderara, escribiendo: "No creo que usted me necesite ahora, pero supongo que considerar√° lo que dije esta ma√Īana. Dejar√© todo para usted si usted intenta una vez m√°s satisfacerme conmigo. No podr√≠a tardar seis meses para esa experiencia, nos apartar√≠amos de todos ".

Evangeline se cas√≥ con el obispo el 22 de octubre de 1896. Tres semanas despu√©s, Rose se fue a Europa con una amiga -no se sabe qu√© relaci√≥n entre las dos. No regresar√≠a a Estados Unidos por tres a√Īos.

Rose continuó escribiendo cartas para Evangeline, pero la intimidad se transforma en poco más que un diario de viaje. Ella para llamar a Evangeline de "Abuela" y, en vez de "Granchile", firma sus cartas con el "R.E.C." más formal -Rose Elizabeth Cleveland.

El obispo murió en su casa en Minnesota el 16 de septiembre de 1901. Luego, las cartas de Rose dirigidas a la "abuela" reanudaron.

A lo largo de los nueve a√Īos siguientes, las cartas de Rose y Evangeline asumieron un nuevo car√°cter, lejos de la pasi√≥n salvaje, a veces obsesiva, del amor precoz, hacia una ternura constante. Evangeline continu√≥ viviendo en Minnesota, pero las estancias prolongadas en las respectivas casas fueron retomadas.

En 1909, Rose estaba a unos 65 a√Īos y se qued√≥ un poco cansada de las idas y venidas. "Te necesito, y la vida no es lo suficientemente larga para esperar siempre", dijo ella a Evangeline.

Al a√Īo siguiente, el hermano de Evangeline result√≥ gravemente enfermo mientras viv√≠a en Italia. Ella y Rose corrieron hacia su lado, compartiendo una cabina del barco en la traves√≠a del Atl√°ntico.

Incluso despu√©s de su muerte, dos a√Īos despu√©s, Rose y Evangeline continuaron viviendo juntas, finalmente como verdaderas compa√Īeras, en la aldea toscana de Bagni di Lucca.

"Creo que ellas asociaron a Italia a una especie de idea romántica de libertad para amar, libertad para tener una relación sin que la gente interfiera", dijo Ehrenhalt.

Cuando la Primera Guerra Mundial comenzó, en 1914, Rose y Evangeline no sólo quedaron en Bagni di Lucca, sino que organizaron y financiaron acciones de ayuda, particularmente para los refugiados que inundaron la Toscana en 1917.

Entonces vino la epidemia de gripe espa√Īola. Mientras cuidaba a una amiga enferma, Rose tom√≥ el virus. Ella muri√≥ el 22 de noviembre de 1918, a los 72.

Evangeline escribi√≥ a la hija del obispo sobre su desolaci√≥n: "La luz se apag√≥ para m√≠ … La p√©rdida de esta noble y gran alma es un golpe del que no me voy a recuperar". Evangeline vivi√≥ otros 12 a√Īos. Ella escribi√≥ un libro sobre la Toscana y lo dedic√≥ a Rose. Muri√≥ de neumon√≠a e insuficiencia renal en Londres en 1930.

En 1969, una descendiente del obispo Whipple donó una colección de documentos familiares a la Sociedad Histórica de Minnesota. Es dudoso que ella supiera de todo el contenido de las cajas que dio.

Cuando el equipo descubri√≥ las cartas de amor, un memorando advirti√≥ que algunas de las cartas "sugieren fuertemente que exist√≠a una relaci√≥n lesbiana entre las dos mujeres" y deber√≠an ser escondidas del p√ļblico.

Esta prohibici√≥n fue suspendida tras reclamos en 1978. Los historiadores mencionaron las cartas a lo largo de los a√Īos, pero una colecci√≥n completa nunca fue publicada, hasta el libro de Ehrenhalt y Tilly Laskey.

"Ha habido mujeres amando a otras mujeres en todos los períodos de la historia", dijo Ehrenhalt.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *