El juicio pol√≠tico de Trump se√Īala el futuro del Partido Republicano





El juicio del segundo juicio pol√≠tico de Donald Trump comienza el martes (9) con esbozos hist√≥ricos y una clara se√Īal sobre el futuro del Partido Republicano.





Se espera que el expresidente sea absuelto por el polarizado Senado de Estados Unidos, en una demanda que indica que el l√≠der m√°s controvertido de la historia de Estados Unidos a√ļn tiene un fuerte poder e influencia sobre las filas del acr√≥nimo.

El Senado hoy está dividido por la mitad, con 50 votos para los republicanos y 50 para los demócratas Рel desempate está a cargo de la vicepresidenta Kamala Harris, pero en los casos de juicio político, la condena se produce solo con el sello de 67 de los 100 senadores.

Trump está acusado de impulsar la invasión del Congreso el 6 de enero, cuando sus partidarios intentaron revertir por la fuerza el resultado electoral que llevó a Joe Biden a la Casa Blanca. La acción dejó cinco muertos.

A pesar de las repercusiones negativas de lo que se consider√≥ el ataque m√°s violento contra el Capitolio en 200 a√Īos, es poco probable que 17 senadores republicanos se unan a los dem√≥cratas para condenar a Trump y retirar sus derechos pol√≠ticos, lo que le impedir√≠a volver a presentarse a la presidencia.

No importa cuán moderados sean los parlamentarios republicanos, que se han cansado de la postura agresiva de Trump, el cálculo político es meticuloso ante cifras que muestran que gran parte de la base del partido se ha radicalizado en la derecha y todavía está anclada en la retórica trumpista.

La investigación publicada por Associated Press la semana pasada muestra que el 65% de los republicanos dicen que Biden no fue legítimamente elegido presidente, haciéndose eco de la tesis mentirosa de Trump de que las elecciones de noviembre fueron manipuladas.





El a√Īo pasado, Trump obtuvo 74 millones de votos, frente a los 81 millones de Biden, pero a√ļn existen dudas sobre c√≥mo e incluso cu√°ndo continuar√° como l√≠der de la ultraderecha estadounidense.

La mayor√≠a de los senadores republicanos, sin embargo, prefieren no arriesgarse a perder esa porci√≥n del electorado en v√≠speras de las elecciones legislativas del pr√≥ximo a√Īo y, por lo tanto, deben salvar al expresidente.

El resultado predecible no distrae a los estadounidenses de un juicio que debe ser simbólico y dejará marcas en ambos lados del consejo político.

Los demócratas, que controlan la Casa Blanca, la Cámara y el Senado, saben que no deberían obtener suficientes votos para la rendición de cuentas formal de Trump, pero ven el proceso como una demostración institucional de que un ataque al Capitolio y a la democracia estadounidense no se puede repetir.

M√°s: quieren dejarle a Trump la marca sin precedentes de ser el primer presidente estadounidense en sufrir dos destituciones aprobadas por la C√°mara: en enero del a√Īo pasado, fue absuelto por el Senado con mayor√≠a republicana, por cargos de abuso de poder y obstrucci√≥n. del Congreso.

Los partidarios de Biden, a su vez, tienen una necesidad urgente de seguir adelante con el juicio, que debe finalizar en una semana, porque saben que los debates pueden retrasar a√ļn m√°s los intentos del presidente de aprobar un paquete de ayuda econ√≥mica para la pandemia lo antes posible.

En el lado republicano, la prisa es enterrar el tema y quitar el foco de atención a las divisiones del ex presidente.

Poco despu√©s del ataque al Capitolio, algunos senadores republicanos incluso culparon a Trump p√ļblicamente, como el l√≠der del partido Mitch McConnell.

En las √ļltimas semanas, sin embargo, varios legisladores se han alineado en torno al ex presidente, argumentando que sus comentarios no lo hacen responsable de la violencia y que no hay legitimidad para llevar a cabo un juicio pol√≠tico contra quienes ya no est√°n en el cargo.

El domingo (7), el senador republicano Roger Wicker (Mississippi) describi√≥ el juicio como ¬ęun ejercicio de partido en mensajes sin sentido¬Ľ, mientras que su colega Rand Paul (Kentucky) calific√≥ el proceso de estafa ¬ęcon cero posibilidades de condena¬Ľ. Para Paul, el discurso de Trump antes del ataque al Capitolio, incitando a la multitud, fue solo ¬ęfigurativo¬Ľ.

El lunes (8), los abogados de Trump formalizaron la l√≠nea de defensa. En un documento de 78 p√°ginas presentado al Senado, afirmaron que el proceso de acusaci√≥n es un ¬ęteatro pol√≠tico¬Ľ contra el republicano, que no tiene responsabilidad por el ataque al Capitolio y que el juicio de un expresidente es inconstitucional.

Dicen que el discurso de Trump ¬ęno encamin√≥ a nadie a cometer actos il√≠citos¬Ľ y que no merece ninguna culpa por la conducta ¬ęde un peque√Īo grupo de delincuentes¬Ľ.

El punto principal de la acusaci√≥n, a su vez, son precisamente las acciones tomadas en p√ļblico por Trump, como sus declaraciones en un mitin horas antes de la invasi√≥n. Frente a sus seguidores ese 6 de enero, el republicano dijo: ¬ęSi no luchas de verdad, no tendr√°s otro pa√≠s¬Ľ.

Los dem√≥cratas pretenden usar videos para dar un tono emocional e indignado durante el juicio, diciendo que la narrativa mentirosa de Trump de que la elecci√≥n fue robada es ¬ęla √ļnica responsable¬Ľ del ataque al Congreso y el debilitamiento del proceso electoral democr√°tico.

Antes de escuchar los argumentos de la acusación y la defensa, cada parte debe tener hasta 16 horas para presentar sus tesis, el Senado debe votar sobre la constitucionalidad del juicio.

Los juristas dicen que hay precedentes para juzgar a ex funcionarios y que la constitución estadounidense no veta tales procedimientos.

Si la mayoría simple de senadores accede a seguir adelante, como se esperaba, comienza el juicio. Hasta ahora, no hay expectativas de que se convoque a varios testigos: el propio Trump fue invitado, pero se negó a declarar.

En el improbable escenario de que se apruebe el juicio político, con 67 votos a favor, habrá una segunda votación para retirar o no los derechos políticos de Trump.

Este veto debe ser aprobado solo por mayor√≠a simple (51 senadores) y, seg√ļn la ley estadounidense, no es posible revocar los derechos pol√≠ticos del expresidente si es absuelto en la primera votaci√≥n.

Por ahora, nadie puede garantizar que el impredecible Trump se postulará para la Casa Blanca en 2024, pero la decisión de la mayoría de los senadores republicanos de dejar abierta esa posibilidad es decisiva.


El caso contra Trump

Lo que ya ha pasado

  • Un grupo de 210 diputados dem√≥cratas present√≥ el 11 de enero el art√≠culo de juicio pol√≠tico contra Trump, en el que se acusa al expresidente de inculcar una insurrecci√≥n contra el gobierno estadounidense al impulsar la invasi√≥n del Congreso el 6 de enero, cuando sus partidarios intentaron revertir impidiendo la sesi√≥n. que certificar√≠a la victoria de Joe Biden
  • En apenas dos d√≠as, el 13 de enero, el presidente fue acusado en la C√°mara, con 232 votos a favor del impedimento, de los cuales 10 eran republicanos.
  • El tiempo r√©cord entre la presentaci√≥n del art√≠culo y su aprobaci√≥n fue posible gracias a acuerdos, como la no necesidad de realizar una investigaci√≥n o concertar un testimonio, ya que Trump fue acusado de mala conducta mediante discursos y acciones en p√ļblico.
  • El 25 de enero, la Sala envi√≥ el art√≠culo al Senado, responsable del juicio.
  • Este lunes (8), la defensa del expresidente present√≥ su informe previo al juicio

Próximos pasos

  • La prueba comienza el martes (9), se espera que sea m√°s √°gil que la anterior, en 2020, que dur√≥ alrededor de tres semanas.
  • Los fiscales que lideran la acusaci√≥n contra Trump -compuestos por nueve dem√≥cratas- esperan que el proceso dure alrededor de una semana, pues pretenden utilizar pocos testimonios, hacer argumentos sucintos para no distraer al jurado y fundamentar el caso principalmente en videos de los 6. acci√≥n. Enero, seg√ļn el New York Times
  • El uso de im√°genes, posiblemente de disturbios en ciudades de gesti√≥n democr√°tica, debe ser la estrategia adoptada por la defensa, que debe apoyarse en argumentos t√©cnicos
  • Tanto la acusaci√≥n como la defensa deben tener 12 horas cada una para presentar sus argumentos.
  • Tras el juicio, el Senado realiza la votaci√≥n, en la que se necesitan dos tercios de la c√°mara (67 de 100 esca√Īos) para que Trump sea acusado

Entender el proceso

¬ŅQu√© dice la fiscal√≠a?

Trump infl√≥ a sus seguidores para invadir el Congreso el 6 de enero, cuando dijo, en un mitin ese d√≠a, que ¬ęsi no luchas de verdad, ya no tendr√°s un pa√≠s¬Ľ.

¬ŅQu√© dice la defensa?

El expresidente no orden√≥ a nadie que cometiera actos il√≠citos, ¬ęno merece culpa de la conducta¬Ľ de un peque√Īo grupo de delincuentes ¬ę, y el Senado¬Ľ carece de competencia ¬ępara juzgar un mandato que ya dej√≥ el cargo porque la Constituci√≥n s√≠ lo hace. No digo expl√≠citamente que esto sea posible.

¬ŅSe puede juzgar a Trump despu√©s de su dimisi√≥n?

Precisamente por la falta de precisión en la Constitución, nada en la ley estadounidense requiere que se detenga el proceso de juicio político después de que el presidente abandone la Casa Blanca. Como esto nunca ha ocurrido en la historia del país, es probable que el caso llegue a los tribunales.

¬ŅQui√©n preside el juicio?

El proceso ser√° dirigido por el senador dem√≥crata Patrick Leahy, de 80 a√Īos, decano de la C√°mara. En el caso anterior contra Trump, el juicio fue presidido por John Roberts, presidente del Tribunal Supremo, pero como el acusado no es el actual presidente de Estados Unidos, un senador puede guiar el juicio.

¬ŅQu√© consecuencias enfrenta Trump si es declarado culpable?

El principal revés por ser condenado es la destitución de su cargo, lo que no tiene efecto ya que Trump ya salió de la Casa Blanca. El expresidente, sin embargo, también pierde el derecho a una pensión vitalicia de US $ 219,2 mil (alrededor de R $ 1,2 millones) anuales. Para perder los derechos políticos -y que se le impida postularse en 2024-, se necesita otra votación en el Senado, en la que una mayoría simple determina el tema.

¬ŅEs probable que sea condenado?

No. En una votaci√≥n a fines de enero, con un estrecho margen (55-45), bloque√≥ un intento de desestimar el proceso de juicio pol√≠tico por inconstitucional. El marcador se√Īal√≥ que la tendencia era hacia la absoluci√≥n, mostrando poca disposici√≥n de los republicanos a condenar al ex presidente: solo 5 votaron para continuar el proceso.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *