El informe indica que Portugal necesita más coordinación y convicciones para combatir la violencia contra las mujeres









Portugal ha hecho "progresos significativos" en contra de la violencia contra las mujeres e incluso un pionero en ciertas áreas, pero observa una baja tasa de condenas y necesita una "coordinación más robusta" entre los organismos gubernamentales, de acuerdo con un informe europeo publicado el lunes.

La conclusión contenida en el primer informe de evaluación llevada a cabo en Portugal en 2013, después de la ratificación de la Convención del Consejo de Europa para prevenir y combatir la violencia contra la mujer y violencia doméstica, conocido como el Convenio de Estambul.

La evaluación es responsabilidad del Grupo de Expertos para combatir la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica (GREVIO, por sus siglas en inglés), órgano especializado e independiente previsto en el convenio que tiene la misión de supervisar la aplicación del texto por parte de los Estados miembros. Estados signatarios.

"El GREVIO reconoce el importante compromiso de las autoridades portuguesas y progreso", dijo el informe firmado por el grupo de expertos, que señala, sin embargo, una serie de deficiencias y recomienda más de aproximadamente 80 páginas medidas para mejorar la protección de víctimas, los procedimientos judiciales contra los agresores y el área de la prevención.

Los datos más recientes relativos a 2018 y presentados a mediados de noviembre pasado por el Observatorio de las mujeres asesinadas, eran conscientes de las 24 mujeres asesinadas por miembros de la familia o socios en Portugal, seis más que en 2017.

De acuerdo con GREVIO, y después de la ratificación del Convenio de Estambul, Portugal amplió el alcance de las políticas públicas, e instituyó la penalización de las otras formas de violencia contra las mujeres, como el acoso, la mutilación genital femenina y el matrimonio forzado.





Uno de los aspectos recibidos por el grupo de expertos son esfuerzos portuguesas en el contexto de la mutilación genital femenina, estos esfuerzos han resultado en tres programas de acción consecutivos, "lo que hace a Portugal un pionero en el campo."

Pero los expertos recomiendan que estos esfuerzos deben abarcar otras situaciones de violencia.

"El GREVIO llama a Portugal a desarrollar programas a largo plazo que aborden todas las formas de violencia que abarca la Convención y se basan en los avances ya realizados", dice el documento.

El informe europeo elogia también el papel de la Comisión para la Ciudadanía y la Igualdad de Género (CIG) en la aplicación, el seguimiento y la evaluación de las políticas relacionadas con la igualdad de género y la violencia basada en el género.

"Sin embargo, (GREVIO) considera que la implementación de planes de acción nacionales (…) se beneficiaría de una coordinación más robusta entre las agencias gubernamentales", subraya el texto, que aconseja también y para mejoras operativas, "una mayor implicación autoridades locales ".

Pero los expertos apuntan a otras "lagunas importantes remanentes".

"El informe reconoce el progreso alcanzado en la construcción de un marco legislativo sólido para abordar la violencia contra las mujeres, pero (…) un área de particular preocupación es la definición de violación que no se basa sólo en la ausencia de consentimiento libre y requiere el uso "restricción", señala el texto.

Otro foco de preocupación del órgano independiente es "el uso generalizado de procesos suspendidos y la falta generalizada de énfasis en la obtención de condenas en casos de violencia contra las mujeres".

En este sentido, los expertos señalan que "las sanciones judiciales y penales son una parte esencial de la protección de las mujeres" y pidiendo a las autoridades portuguesas a garantizar "que las sentencias en los casos de violencia contra las mujeres conservan el efecto disuasorio de las sanciones."

El informe también destaca GREVIO los esfuerzos de Portugal para combatir los estereotipos de género y crear conciencia sobre la prevalencia de la violencia contra las mujeres, especialmente entre las generaciones más jóvenes, por ejemplo a través de medidas para prevenir la violencia de citas.

Los expertos subrayan también los progresos alcanzados en la promoción de la igualdad de género y la lucha contra la discriminación de género en el lugar de trabajo.

En la lista de recomendaciones, el GREVIO también pide a las autoridades portuguesas a tomar medidas para garantizar que "los derechos y la seguridad de las víctimas y sus respectivos hijos a ser asegurados en relación con la determinación y el ejercicio de la custodia y derechos de visita."

A la par de los 24 casos de femicidios registrados hasta mediados de noviembre pasado, otras 16 mujeres vieron su vida ser atentadas en el mismo período, según los mismos datos del Observatorio de Mujeres Asesinadas.

En el período en análisis, el grupo de edad que registró más femicidios fue el de las mujeres mayores de 65 años, seguido del grupo de edad entre los 36 y los 50 años.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *