El gobierno teme que Biden bloquee el apoyo a la entrada de Brasil en la OCDE





Ante la victoria del dem√≥crata Joe Biden en las elecciones de Estados Unidos, miembros del gobierno brasile√Īo comenzaron a manifestar preocupaci√≥n por la posible reversi√≥n del apoyo brindado por el presidente Donald Trump, derrotado en las urnas el 3 de noviembre, al presidente Jair Bolsonaro (sin partido).





Los dos puntos que hoy generan miedo entre los asesores de Bolsonaro son el proceso de adhesión a la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) y la designación de Brasil como aliado extra-OTAN preferido.

Ambas elecciones son consideradas estrat√©gicas por el ministro Paulo Guedes (Econom√≠a) y los militares en el gobierno, respectivamente. Trump respald√≥ la candidatura de Brasil para unirse a la OCDE en marzo del a√Īo pasado y reafirm√≥ su compromiso en enero de 2020.

La entrada de nuevos miembros en el llamado club de los países ricos se produce por consenso de más de 30 miembros de la entidad y hoy está paralizada por la falta de acuerdo entre EE.UU. y Europa sobre el ritmo de expansión del órgano. El gobierno de Bolsonaro considera que los países de la Unión Europea (UE) están frenando el proceso, algo que los europeos niegan.

La evaluaci√≥n del equipo de Bolsonaro es que Biden podr√≠a retirar o congelar el apoyo brindado al gobierno brasile√Īo, sin hacer esfuerzos para hacer avanzar el proceso de adhesi√≥n.

Dos miembros del gobierno escuchados por hoja enfatizaron que Bolsonaro tendrá que hacer ajustes al discurso ambiental para no ver bloqueado el ingreso de Brasil al grupo. Esto se debe a que el tema ya es una prioridad entre los socios europeos y también debería estar en la agenda de la administración Biden.

Otro interlocutor consultado se√Īala que todo lo que ha avanzado en la agenda bilateral gracias a la sinton√≠a pol√≠tica entre Bolsonaro y Trump ahora tiene posibilidades de revertirse o entrar en un per√≠odo de espera.





Este es el caso de la designación de Brasil como aliado extra-OTAN preferido. La etiqueta es para países fuera de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), pero considerados aliados estratégicos militares de Estados Unidos.

Seg√ļn el acuerdo, Brasil tendr√≠a acceso, por ejemplo, a la compra de equipos con exenci√≥n en virtud de la Ley de Exportaci√≥n de Armas que regula la venta de productos sensibles. Los consultores militares consideran probable que Biden retire o al menos paralice los proyectos que involucran a Brasil bajo la alianza.

Para un miembro del gobierno, el estatus de socio extra-OTAN preferido tiene un fuerte simbolismo y se otorga a los aliados políticos de Estados Unidos, y los demócratas no ven el Brasil de Bolsonaro de esa manera.

Cuando se le pregunt√≥ sobre el tema el martes (10), el ministro de Defensa, Fernando Azevedo, dijo que no cre√≠a que el estatus fuera retirado de Brasil. ¬ęNo lo creo, esperemos. Estos son acuerdos estatales, as√≠ que no lo creo, esto se va a mantener¬Ľ, dijo.

En la valoración de un interlocutor, la dirección de Biden debe fortalecer las acciones multilaterales, fortaleciendo una vez más las relaciones con la ONU (Naciones Unidas), que debe ampliar la importancia de la agenda de sostenibilidad y economía verde. En la práctica, esto significa que los movimientos de presión de Estados Unidos sobre Brasil deben alinearse con lo que practican hoy los países europeos.

Otro sue√Īo de Guedes, un tratado de libre comercio con Estados Unidos, est√° m√°s lejos de lograrse con Biden en la Casa Blanca. Ese entendimiento ya era poco probable debido a las reglas del Mercosur que proh√≠ben a los miembros individuales celebrar tratados arancelarios.

Ahora, le dijeron al hoja Quienes siguen el tema, suman a las dificultades anteriores la apuesta de que Biden requeriría compromisos ambientales que hoy Brasil no puede cumplir.

La esperanza entre los diplomáticos y asesores militares de Bolsonaro es que prevalezca una relación pragmática con el nuevo presidente estadounidense, ya que Brasil es un país estratégico en Sudamérica y Estados Unidos mantiene una serie de intereses en el país.

Tambi√©n se√Īalan que Biden es moderado y tiene experiencia en pol√≠tica exterior, lo que refuerza la percepci√≥n de que no pretende actuar solo para ¬ępagar¬Ľ por la simbiosis del brasile√Īo con Trump.

Además, el demócrata llega a la Casa Blanca como un nombre con experiencia en América Latina.

Durante la administración de Barack Obama, cuando era vicepresidente de Estados Unidos, fue elegido como el interlocutor preferido para restablecer los puentes con la entonces presidenta Dilma Rousseff (PT) tras la revelación de que había sido espiada por agencias de inteligencia estadounidenses.

Así, los asesores del gobierno dicen que cualquier medida que tome el estadounidense contra Brasil dependerá de la dinámica de la relación y de cuánto tratará Bolsonaro de estirar la cuerda.

Bolsonaro es uno de los pocos l√≠deres que a√ļn no ha felicitado a Biden por su victoria, una medida que los analistas interpretan como una se√Īal de que a√ļn no ha decidido abandonar su admiraci√≥n por el trumpismo.

El brasile√Īo tambi√©n critic√≥ repetidamente el discurso de Biden en el primer debate presidencial en Estados Unidos, cuando el dem√≥crata dijo que actuar√≠a contra Brasil si no hab√≠a control sobre la deforestaci√≥n en la Amazon√≠a.

Estados Unidos es ahora el segundo socio comercial m√°s grande de Brasil, pero la participaci√≥n relativa de estadounidenses en las exportaciones brasile√Īas ha estado cayendo. En 2019, el pa√≠s adquiri√≥ el 13,2% de los productos brasile√Īos vendidos en el exterior. En los diez primeros meses de este a√Īo, la participaci√≥n descendi√≥ hasta el 9,8%.

Mientras tanto, la proporci√≥n de productos comprados por China, el mayor socio comercial de Brasil, salt√≥ del 28,1% en 2019 al 33,6% en 2020. En un a√Īo de pandemia, mientras que las ventas a los estadounidenses se desplomaron un 30%, el valor de los env√≠os a China creci√≥ un 11%.

Interlocutores gubernamentales estiman que, ante la falta de perspectivas de mejora en la relaci√≥n con Estados Unidos, Brasil deber√≠a apostar por el mercado asi√°tico, que a√ļn tiene un gran potencial de expansi√≥n.

El problema es que Bolsonaro acumula hasta ahora una serie de choques con Pekín.

El presidente brasile√Īo ha mostrado se√Īales de que podr√≠a bloquear la participaci√≥n de Huawei en el futuro mercado 5G y dijo que no conf√≠a en una vacuna para Covid-19 que est√° siendo desarrollada por una compa√Ī√≠a farmac√©utica china en asociaci√≥n con el Instituto Butantan debido al origen del inmunizador.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *