El gobierno francés contrata a escritores de ciencia ficción para imaginar amenazas





Hace m√°s de 120 a√Īos, el escritor ingl√©s H.G.Wells (1866-1946) describi√≥, en "La guerra de los mundos", el caos causado por una invasi√≥n ficticia de la Tierra por los marcianos.





Décadas más tarde, en narrativas como "El hombre bicentenario" (1976), el ruso-estadounidense Isaac Asimov (1920-1992) imaginaba robots que trascendían sus funciones programadas, desarrollando fragmentos humanos.

Ahora, una iniciativa del Ministerio de Fuerzas Armadas de Francia tiene la intención de poner al servicio de la defensa nacional esta capacidad de la ciencia ficción para dibujar escenarios incluso inusuales.

La subordinada Agencia de Innovación en Defensa (IDA) de la cartera anunció en julio que reclutará a cuatro o cinco de esos autores para tejer conjeturas que van más allá de los esquemas cartesianos de ingenieros y estrategas militares.

Si nadie espera el calibre de las creaciones de Asimov y HG Wells, quienes para muchos forman con Arthur C. Clarke (1917-2008) la Sant√≠sima Trinidad de la literatura anticipatoria, la idea es que los escritores, los dise√Īadores tambi√©n ser√°n aceptados, proporcionen pistas para que las Fuerzas Armadas se preparen para lo impensable.

El documento oficial en el que se presenta el programa habla de "convertir la dificultad en oportunidad".

"Queremos que las personas creativas nos digan, por ejemplo, que el tanque de batalla dentro de 50 a√Īos ser√° un organismo vivo o que habr√° tecnolog√≠a para ser invisible", dice. Hoja Emmanuel Chiva, director de la AIF, establecido hace menos de un a√Īo, pero ya con un presupuesto de alrededor de mil millones de euros (R $ 4,3 mil millones).





√Čl dice que el quinteto alistado tendr√° que presentar "lo que ve y siente en t√©rminos de innovaci√≥n tecnol√≥gica y disrupci√≥n, a medida que los estados reemplazados por las redes sociales o los fabricantes de armas de repente se doten de una capacidad de producci√≥n espectacular".

Chiva resume el papel del colegiado, cuyo trabajo debería comenzar antes de finales de 2019: establecer escenarios, predecir amenazas, imaginar tecnologías y llevar esto a los equipos responsables de responder concretamente a los peligros de lo que vendrá.

‚ÄúLa existencia del grupo se conocer√°, pero el contenido de su trabajo, por supuesto, seguir√° siendo confidencial. No queremos dar una idea a nuestros mejores oponentes ", agrega, y se√Īala que los escritores ser√°n contratados por contrato.

La unidad en la que estas Cassandras harán sonar la alarma de distopías más o menos probables se llamará "equipo rojo".

Este es el término utilizado en los Estados Unidos para referirse a los equipos que operan en las empresas como "saboteadores internos", en busca de brechas en los sistemas de seguridad o fallas operativas y, por lo tanto, probar la capacidad de respuesta de las empresas.

A pesar de la aparente falta de precedentes a nivel europeo, el trabajo de prospección que los escribas franceses deberán desarrollar durante décadas ha sido llevado a cabo por algunas de sus contrapartes estadounidenses.

Fundada en 1958, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (Darpa) da rienda suelta a la imaginación de sus colaboradores: sus tropas proféticas incluyen guionistas y desarrolladores de videojuegos, así como autores literarios.

Asimov mismo de la parte superior de este texto fue reclutado en 1959, cuando comenz√≥ a dise√Īar un escudo antimisiles. Se dice que abandon√≥ la sociedad porque tem√≠a que la participaci√≥n gradual en cuestiones de seguridad nacional (alg√ļn secreto, sin duda) afectar√≠a su actividad literaria.

Hoy, en los servicios de inteligencia de los Estados Unidos, hay grupos fijos dedicados a ejercicios de amenaza especulativa. Uno implica escribir cartas atribuidas a líderes autoritarios. Todo está dirigido a capacitar a los tomadores de decisiones para situaciones límite.

De vuelta en Francia, las noticias presentadas por las Fuerzas Armadas en las √ļltimas semanas van m√°s all√° de la lluvia de ideas de escritores de ciencia ficci√≥n.

El catálogo incluye artilugios aéreos que podrían hacer que otro hombre de letras se vincule brevemente con el ejército, Antoine de Saint-Exupéry (1900-44). El padre del Principito, también aviador, volaba un avión de reconocimiento que desapareció en el Mediterráneo durante una misión al final de la Segunda Guerra Mundial (1939-45).

El dispositivo m√°s llamativo exhibido en el tradicional desfile del 14 de julio en la avenida de los Campos El√≠seos fue el flyboard. Es una plataforma impulsada por cuatro peque√Īos turbocreadores que le da a su ocupante el aire de Silver Surfer, el superh√©roe de las historias de Marvel.

Alimentado por queroseno, el equipo tiene una autonomía de diez minutos y alcanza hasta 190 km / h. En las pruebas, podría ser utilizado por el Ejército para eliminar víctimas de las zonas de conflicto, o por los bomberos para acceder a pisos elevados de edificios en llamas.

Pero en la primera gran prueba, fall√≥. No logr√≥ cruzar los 35 km del Canal de la Mancha, que conecta Francia con Gran Breta√Īa, en los 20 minutos prometidos. Se derrumb√≥ a mitad de camino.
Y mira, los catastróficos del equipo rojo ni siquiera han comenzado a trabajar todavía.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *