El gobierno de Bolsonaro minimiza la decisión de Trump de vetar a quienes pasaron por Brasil





Mientras Brasil est√° en camino de convertirse en el nuevo epicentro de la nueva pandemia de coronavirus, el gobierno de Jair Bolsonaro trabaja para tratar de minimizar las noticias negativas, como la prohibici√≥n estadounidense de la entrada de ciudadanos no estadounidenses que han estado en territorio brasile√Īo en los √ļltimos 14 d√≠as.





Tomado por Bolsonaro como su principal aliado, el presidente estadounidense, Donald Trump, firmó el domingo (24) un decreto que restringe la entrada de personas que estaban en Brasil.

La medida tiene un carácter sanitario, en un intento por contener la circulación del virus en el país estadounidense, en un momento en que sus ciudades comienzan a reabrir.

Pero la orden en el Palacio de Planalto no es dar espacio al anuncio de Trump.

Los pocos asesores del presidente que comentan sobre el asunto intentan tratarlo de forma natural, alegando que es una medida circunstancial y que ya se ha adoptado en relación con otros países que han pasado por períodos críticos de difusión de Covid-19, como China, Irán y algunos europeos. .

Bolsonaro, por ejemplo, no abord√≥ el tema en sus publicaciones en las redes sociales. El canciller brasile√Īo, Ernesto Ara√ļjo, tambi√©n guard√≥ silencio: el domingo, solo publicit√≥ las donaciones de miles de fan√°ticos de los Estados Unidos a Brasil en su cuenta de Twitter.

Los funcionarios del palacio han negado que la medida pueda da√Īar a Brasil y afectar las relaciones comerciales, por ejemplo.





Argumentan que la decisión se centrará más específicamente en el turismo, un sector que se ha paralizado por el escenario de la pandemia desde marzo.

A pesar del intento del gobierno de minimizar la situaci√≥n, Brasil tiene m√°s de 23,000 muertes por Covid-19 y el n√ļmero de casos confirmados supera los 370,000.

La situaci√≥n brasile√Īa gan√≥ protagonismo en la prensa internacional debido al empeoramiento de la situaci√≥n y con fuertes cr√≠ticas a la administraci√≥n Bolsonaro, que contin√ļa causando aglomeraciones y minimizando la crisis de salud.

Después de que dos ministros de salud dejaron el cargo durante la pandemia, Brasil permanece sin titular.

Contra el silencio de Planalto, el asesor especial de la Presidencia para asuntos internacionales, Filipe Martins, realizó una secuencia de publicaciones el domingo por la noche para minimizar el impacto de la medida anunciada por los estadounidenses. También aprovechó la oportunidad para criticar a la prensa por informar la decisión de la Casa Blanca.

¬ęLa restricci√≥n estadounidense a la entrada de brasile√Īos a los Estados Unidos tiene el mismo prop√≥sito que una medida similar adoptada previamente por Brasil en relaci√≥n con los ciudadanos de todos los or√≠genes, incluidos los estadounidenses, y medidas similares tomadas por una amplia gama de pa√≠ses en todo el mundo¬Ľ, escribi√≥ Martins.

También negó que la medida fuera discriminatoria.

Anunciado el domingo, el decreto se hizo más ampliamente de lo que Trump consideró hace unas semanas, cuando se hablaba de restringir solo los vuelos que se originaban en Brasil.

El texto incluye a extranjeros que han pasado por suelo brasile√Īo, incluso si el vuelo de origen es diferente.

El decreto de Trump no se aplica a aquellos que tienen tarjetas verdes (residencia permanente en los EE. UU.), Cónyuges, hijos y hermanos de estadounidenses residentes en el país y extranjeros que viajan por invitación del gobierno estadounidense, además de los miembros de la tripulación aérea.

La medida se presentó en dos días y comienza a regir a partir de las 23:59 del 26 de mayo (hora de EE. UU.).

A pesar de la reacci√≥n p√ļblica, el gobierno brasile√Īo estaba en contacto diario con funcionarios estadounidenses y sab√≠a que la Casa Blanca y el Departamento de Estado estaban monitoreando la situaci√≥n de Covid-19 en Brasil con preocupaci√≥n.

La canciller√≠a brasile√Īa ha realizado esfuerzos en las √ļltimas semanas para tratar de evitar que la medida se implemente en vuelos desde Brasil, lo que justifica que el transporte a√©reo se utilizara casi exclusivamente para la carga y la repatriaci√≥n de los ciudadanos.

La semana pasada, el presidente estadounidense hab√≠a dicho que estaba considerando suspender los vuelos desde Brasil, porque no quer√≠a que ¬ęla gente contagiara a nuestra gente¬Ľ.

Hoy hay 13 vuelos semanales en operaci√≥n entre Brasil y Estados Unidos, con destino a Florida y Texas. Las compa√Ī√≠as pueden continuar operando las rutas, pero los pasajeros que cumplan con la nueva medida no podr√°n ingresar a los EE. UU.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *