El ex primer ministro José Sócrates se deshace de las acusaciones de corrupción portuguesa de Lava Jato





El juez responsable de la Operación Marquês, apodado el portugués Lava Jato debido a la investigación de políticos y empresarios, decidió no procesar al ex primer ministro José Sócrates (2005-2011) por corrupción.





Con varias críticas a la fragilidad del material presentado por el Ministerio Público, el juez encargado, Ivo Rosa, retiró todas las acusaciones de corrupción. Sin embargo, Sócrates seguirá siendo juzgado por seis delitos: tres por blanqueo de capitales, relacionados con una propiedad en París, y tres por falsificación de un documento, que implica el pago de una tesis de maestría.

Del total de 28 personas imputadas en el caso, solo cinco serán juzgadas.

La fiscal, Rosário Teixeira, dijo que el MP apelará.

El exlíder socialista está acusado por el Ministerio Público de 31 delitos, entre ellos corrupción, fraude fiscal y blanqueo de capitales, y de haber recibido de forma irregular 34 millones de euros (227,3 millones de reales), fundamentalmente en beneficio de los empresarios.

Utilizando expresiones como “los argumentos del parlamentario se basan en especulaciones y fantasías” de que las acusaciones carecen de coherencia “poco rigor y consistencia”, el juez habló durante unas tres horas.

En dos de los cargos principales, se responsabilizó a Sócrates de favorecer al grupo constructor Lena y de interferir en las negociaciones para la instalación de un sistema de tren de alta velocidad (TGV).





“Ninguno de los testigos mencionó participación alguna de José Sócrates o que haya interferido en el proceso. No se aportó prueba para demostrar que habían prestado falsos testimonios o fueron coaccionados a hacerlo ”, justificó el juez.

El juez también desestimó la acusación de que un banquero le pagó a Sócrates para influir en políticos brasileños, incluido el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (del que es amigo), a favor de Portugal Telecom en el proceso de compra de Oi.

Rosa se hizo cargo del caso recién en 2018, luego de que un dibujo electrónico del juzgado determinara que él sería el encargado de conducir la etapa judicial actual, en la que se decide si existen elementos suficientes para que los imputados sean juzgados.

En ese momento, su llegada generó mucha polémica. El juez anterior, Carlos Alexandre, fue considerado más duro con los investigados.

En la decisión de este viernes, Ivo Rosa también determinó la nulidad de los actos practicados por Carlos Alexandre en el caso.

La nulidad se justificó por el hecho de que el caso fue entregado a Alexandre de forma manual, y no en una distribución aleatoria, lo que no respeta el principio de juez natural.

Aunque no estuvo obligado, José Sócrates decidió estar presente para leer la decisión. Hablando con los periodistas fuera del edificio, estaba satisfecho con el resultado.

“Algo único ha sucedido aquí. Todas las grandes mentiras de la fiscalía han caído. Todo se derrumbó ”, dijo.

Las investigaciones sobre José Sócrates comenzaron en julio de 2013.

En noviembre de 2014, fue arrestado en el aeropuerto de Lisboa a su regreso de una temporada en París. El exprimer ministro estuvo en prisión preventiva durante 11 meses incluso sin acusación formal, que no llegó hasta finales de 2017.

Luego comenzó la denominada fase de investigación del caso, en la que el juez analiza el material elaborado por el Ministerio Público y en la que los abogados defensores pueden solicitar la producción de material adicional y la audiencia de testigos. Es esa fase la que acaba ahora después de más de dos años.

Al anunciar su decisión, el juez Ivo Rosa aprovechó para contrarrestar las críticas por lentitud en los tribunales y destacó la complejidad y dimensión del proceso.

“Este era el momento que la Justicia necesitaba para llegar a una decisión independiente. Puede parecer excesivo, pero es hora de los tribunales ”, dijo.

Exlíder socialista

Exlíder del PS (Partido Socialista), Sócrates acusa al partido de darle la espalda desde que fue detenido. En 2018, terminó abandonando la leyenda.

En una entrevista con Folha poco después de su desfile, Sócrates dijo que sufrió persecución política y comparó su caso con el del expresidente Lula.

“La diferencia es que el PT se mantuvo unido a Lula. Lo primero que hizo el Partido Socialista fue hacerse a un lado. (…) Nunca le pedí al PS que me defendiera, pero nunca pensé que el propio Partido Socialista me estaba atacando ”, dice.

Ministro de Administración Interna durante el gobierno de José Sócrates, el actual primer ministro socialista, António Costa, se negó a comentar sobre el asunto cuando fue interrogado, este viernes por la mañana (9), durante un evento en Lisboa.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *