El estr√©s pand√©mico puede provocar ataques de migra√Īa recurrentes





Ansiedad, estr√©s, angustia, rutina de sue√Īo inadecuada. A estos factores se suman los otros que vinieron con la pandemia: el miedo a coronavirus en s√≠ mismo, preocupaciones financieras, sobrecarga de trabajo y aislamiento prolongado. Con todo esto, observamos un aumento en la frecuencia e intensidad de las convulsiones. migra√Īa, una enfermedad neurol√≥gica y gen√©tica, cuyo s√≠ntoma m√°s conocido es el dolor de cabeza.





Esta es una enfermedad mucho m√°s com√ļn de lo imaginado: en el pa√≠s, afecta al 20% de las mujeres y hasta al 10% de los hombres, seg√ļn la Sociedad Brasile√Īa de Dolor de Cabeza. Ocupa el sexto lugar entre las enfermedades m√°s discapacitantes, seg√ļn la Organizaci√≥n Mundial de la Salud, y es tambi√©n una de las principales causas de absentismo y ca√≠da de la productividad.

La enfermedad se considera cr√≥nica cuando se manifiesta al menos 15 d√≠as al mes. El diagn√≥stico es cl√≠nico, es decir, ning√ļn examen permite identificar la enfermedad.

En la infancia, la migra√Īa se manifiesta de forma similar en ambos sexos. Desde la adolescencia, las mujeres tienden a tener ataques m√°s graves y frecuentes que los hombres debido al desencadenante hormonal del ciclo menstrual. Despu√©s de los 50 a√Īos, vuelve a afectar al sexo masculino y femenino de la misma manera.

Las convulsiones pueden durar de cuatro a 72 horas. El dolor de cabeza de moderado a intenso es punzante y afecta la frente y las sienes, y puede llegar hasta el cuello y los hombros. Se acompa√Īa de intolerancia a la luz, el ruido y los olores; sensaci√≥n de mala digesti√≥n, reflujo, n√°useas y, a veces, v√≥mitos.

Alrededor del 30% de los pacientes tienen migra√Īas con aura, un s√≠ntoma visual que hace que la persona vea peque√Īos resplandores o luces. La visi√≥n en s√≠ es borrosa a veces.

El estr√©s es uno de los factores que desencadenan los ataques de migra√Īa. Otros factores desencadenantes importantes son la falta de sue√Īo, el ayuno prolongado, la ingesta baja de agua, la inactividad f√≠sica y el consumo excesivo de cafe√≠na, bebidas alcoh√≥licas y alimentos grasos y muy picantes.





Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

En estos tiempos actuales, El miedo y la incertidumbre causados ‚Äč‚Äčpor la pandemia han contribuido al aumento de los ataques de migra√Īa.. Lo que estamos viendo hoy en los consultorios m√©dicos son personas que anteriormente ten√≠an episodios espor√°dicos y ahora se ven afectados casi a diario por dolores de cabeza y otros s√≠ntomas asociados con la enfermedad.

Para empeorar las cosas, las crisis agravan la ansiedad, los cambios de humor, la irritabilidad, la angustia y otros problemas mentales. Consecuencias no muy positivas en un momento tan desafiante.

Covid-19 tambi√©n contribuy√≥ al aumento de la automedicaci√≥n. Por temor a la infecci√≥n por coronavirus, muchas personas intentan minimizar sus s√≠ntomas tomando medicamentos antiinflamatorios o analg√©sicos sin indicaci√≥n. Ocurre que, si la persona ingiere medicamentos m√°s de dos veces por semana, puede ser v√≠ctima del ‚Äúdolor de cabeza de rebote‚ÄĚ, consecuencia del exceso de medicamentos y del aumento progresivo de las dosis necesarias para paliar las crisis. El efecto rebote suele empeorar los s√≠ntomas y hace que las molestias sean m√°s frecuentes y graves.

La buena noticia es que las migra√Īas se pueden controlar. Con los remedios adecuados y bajo prescripci√≥n m√©dica, se difunde la aparici√≥n de crisis y se reduce la intensidad de los s√≠ntomas.

Seg√ļn el Consenso Latinoamericano de Directrices para el Tratamiento de la Migra√Īa Cr√≥nica y el Consenso de la Sociedad Brasile√Īa de Cefalea sobre el Tratamiento de la Migra√Īa Cr√≥nica, los tratamientos se dividen b√°sicamente en dos aspectos:

  • Tratamiento agudo: sirve para reducir la intensidad del dolor en el momento de la crisis y para aliviar los s√≠ntomas asociados. La elecci√≥n de la medicaci√≥n la definir√° un neur√≥logo caso por caso, incluido el tratamiento hospitalario en la sala de emergencias.
  • Tratamiento preventivo: su objetivo es reducir o prevenir la recurrencia de crisis. Puede incluir f√°rmacos orales, como neuromoduladores y betabloqueantes, e inyectables, como la toxina botul√≠nica. En este caso, se aplica al trayecto de los nervios de la cabeza y el cuello, previniendo el proceso inflamatorio y la liberaci√≥n de neurotransmisores que transportan las se√Īales de dolor al cerebro. En promedio, cada aplicaci√≥n tiene una duraci√≥n de tres meses y es posible volver a la rutina el mismo d√≠a.

Muchos desencadenantes de los ataques de migra√Īa est√°n relacionados con los h√°bitos de estilo de vida. Mantener una dieta equilibrada, un sue√Īo adecuado y una actividad f√≠sica equilibrada favorece el bienestar de quienes padecen la enfermedad.

El paciente tambi√©n debe evitar las luces brillantes, el consumo excesivo de alcohol y los ruidos fuertes, adem√°s de manejar el estr√©s, m√°s a√ļn durante la pandemia.

* Thais Villa es neuróloga y jefa del Departamento de Dolor de Cabeza de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp).

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *