El elogio de la pol铆tica econ贸mica





Con la llegada de la segunda ola de la pandemia, la econom铆a mundial est谩 precipitando una nueva encrucijada cuya resoluci贸n requerir谩 pol铆ticas econ贸micas activas, implementadas por instituciones s贸lidas y cre铆bles. Sin embargo, una vez m谩s los signos son ambiguos, oscilando entre dise帽ar reformas y proyectos herc煤leos y temer el espectro del d茅ficit y la deuda, vacilaciones que amplifican la incertidumbre en un momento 谩vido de estabilidad. En este contexto, tambi茅n hay quienes logran tejer elogios por la austeridad, asumiendo que la preocupaci贸n por contener los problemas inmediatos conducir谩 inevitablemente a una debacle en el futuro.





La aceptaci贸n de la intervenci贸n de la pol铆tica econ贸mica, incluso para combatir recesiones bruscas, ha sido uno de los temas m谩s controvertidos entre pol铆ticos y acad茅micos en las 煤ltimas d茅cadas.

Quienes abogan por pol铆ticas antic铆clicas afirman que son indispensables para mitigar los efectos m谩s da帽inos de las recesiones sobre la econom铆a y las condiciones de vida de la poblaci贸n. Gunnar Myrdal, sueco, premio Nobel de Econom铆a en 1974, reconoci贸, entre otras razones, por su an谩lisis de las fluctuaciones econ贸micas, defendi贸 la pol铆tica econ贸mica de estabilizar el ciclo, con el objetivo de suavizar sus fluctuaciones y as铆 corregir los picos, tanto de desempleo como de inflaci贸n. .

Hijo de un austero padre protestante, que le铆a pasajes del Antiguo Testamento a la hora de comer, se dice que Myrdal se inspir贸 en sus teor铆as econ贸micas en los relatos sobre Mois茅s, quien aconsej贸 que los graneros se llenaran y acumularan reservas en los a帽os de buenas cosechas. para compensar los a帽os de malas cosechas.

La pol铆tica de estabilizaci贸n econ贸mica debe manejarse de la misma manera, acumulando ingresos en a帽os de expansi贸n econ贸mica para hacer frente a una disminuci贸n de los ingresos en a帽os de crisis. La llamada estabilizadores autom谩ticos forman parte de los manuales de macroeconom铆a. Las mismas reglas tributarias permiten incrementar la recaudaci贸n en per铆odos expansivos y reducirla en per铆odos recesivos, al tiempo que contribuyen a mitigar el impacto de las expansiones, pero sobre todo de las recesiones, y a controlar la volatilidad econ贸mica.

Paralelamente a esta idea, tambi茅n hay una visi贸n m谩s activa de la pol铆tica econ贸mica, que argumenta que debe contrarrestar el (des) equilibrio de los mercados. Esta concepci贸n fue puesta en pr谩ctica por Nuevo acuerdo de Roosevelt, quien dise帽贸 la recuperaci贸n de la econom铆a estadounidense despu茅s de la Gran Depresi贸n utilizando un mayor gasto p煤blico, y teorizado por Keynes en su 鈥淭eor铆a general鈥. Es un entendimiento m谩s audaz que permitir una mera fluctuaci贸n de impuestos como resultado de la actividad econ贸mica, abogando por el est铆mulo de la econom铆a a trav茅s de la demanda p煤blica en per铆odos en los que la demanda privada es d茅bil.

En la 煤ltima crisis, la pol铆tica econ贸mica proc铆clica – la austeridad –, se present贸 como la panacea para todos los problemas econ贸micos y se puso en pr谩ctica en la forma de un aumento de la carga tributaria, al cambiar las reglas tributarias existentes y reducir la demanda p煤blica en un momento en que las econom铆as estaban tocando fondo del ciclo.





Un peque帽o ejercicio en torno a la econom铆a portuguesa nos permite analizar el virtudes pol铆tica proc铆clica.

El crecimiento medio de la econom铆a portuguesa desde que se incorpor贸 al euro fue, en general, mediocre: los datos, a precios de 2015 (AMECO, octubre de 2020), muestran que entre 2000 y 2019 se situ贸 en torno al 0,7% anual, uno de los valores m谩s bajos de la Uni贸n Europea. Una econom铆a que pr谩cticamente no crece desde hace 20 a帽os no ve ensancharse su base imponible, no vive a帽os de buenas cosechas que llenen sus graneros.

La prescripci贸n de austeridad tuvo el efecto de un crecimiento promedio negativo del -0,4% anual entre 2010 y 2015. Se podr铆an definir diferentes per铆odos para estimar estas tasas y los resultados dif铆cilmente cambiar铆an. Se obtiene una clara percepci贸n de los efectos de la crisis y las consiguientes medidas recesivas sobre el comportamiento de la econom铆a portuguesa al comparar los aproximadamente 18.000 euros del PIB per c谩pita en 2008 con el valor medio de 17.756 euros en 2016.

La etapa que estamos atravesando hoy no es muy diferente a la que sucedi贸 despu茅s de 2008. Algunas familias ya experimentan ca铆das de ingresos que las obligan a disminuir sus gastos, mientras que el resto aumenta sus ahorros, por si acaso. La paradoja del ahorro, a la que se refiere Keynes, tiene un efecto negativo sobre la econom铆a, poniendo en peligro su crecimiento. En este sentido, le corresponde al Estado equilibrar este comportamiento de acaparamiento, compensando la falta de demanda interna privada con un aumento de la demanda interna p煤blica. Inversi贸n p煤blica y su efecto de api帽谩ndose sobre la inversi贸n privada, podr铆a ser un fuerte factor de est铆mulo econ贸mico.

Entonces, 驴es esta crisis un per铆odo de oportunidades, como les gusta decir a los economistas? Sin duda, para afirmar y aplicar pol铆ticas econ贸micas antic铆clicas activas y demostrar su capacidad para impulsar la recuperaci贸n de la econom铆a.

Ana Gomez

Ana G贸mez. Naci贸 en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a帽os. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi茅n me considero una Geek, amante de la tecnolog铆a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *