El ejercicio físico puede disminuir el riesgo de enfermedad renal crónica





El ejercicio es un remedio famoso para muchas enfermedades, pero su acción sobre los riñones todavía está poco estudiada en comparación con otros órganos, como el corazón y el cerebro. Porque una nueva investigación acaba de demostrar que sudar la camisa regularmente puede prevenir enfermedad renal crónica.

Publicado en British Journal of Sports Medicine, el trabajo involucró a 199 421 taiwaneses con una edad promedio de 20 años. Fueron seguidos durante aproximadamente cuatro años, sometidos a evaluaciones médicas, exámenes y cuestionarios que determinaron los niveles de actividad física para cada uno.

Resultado: las personas sedentarias mostraron una caída anual más significativa en la tasa de filtración glomerular (una medida que indica la salud del riñón). Entre ellos, la probabilidad de ser diagnosticado con enfermedad renal crónica fue casi un 10% mayor, incluso cuando se tuvieron en cuenta otros factores de riesgo.

¿Qué es la enfermedad renal crónica?

Los cadáveres del 10% de los adultos tienen cierto grado de esta pérdida progresiva de la capacidad de filtrar la sangre, el trabajo principal de los riñones. El empeoramiento de la afección puede culminar en sesiones de trasplante o hemodiálisis, además de perjudicar el bienestar e incluso amenazar la vida de la persona.

La mayoría de las veces, sin embargo, la enfermedad no manifiesta síntomas claros. Es el resultado de años y años de vivir con ciertas enfermedades crónicas (como la hipertensión y la diabetes) y los malos hábitos, como el consumo excesivo de alcohol y el tabaquismo.





Con el nuevo hallazgo, un estilo de vida sedentario puede ingresar a esa lista.

Cómo la actividad física beneficia a los riñones

Los estudios en animales indican que el proceso de filtrado de toxinas en sí mismo es más eficiente en individuos activos. Otra investigación apunta al ejercicio como un factor protector contra los cálculos renales e incluso los tumores en el órgano, pero se desconocen los motivos, especialmente en humanos.

Además, hay una relación indirecta en esta historia. El ejercicio físico regular, de intensidad moderada, durante al menos 150 minutos a la semana, protege contra la obesidad, la diabetes y la hipertensión, tres problemas que comprometen la salud renal.


Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *