El Dr. Rio, deja el PS en paz





Siempre que pueda, el presidente del PSD le gusta dar a entender que es una ilusi√≥n pensar que se pueden hacer reformas estructurales sin el PS. Hay, sin embargo, una mayor ilusi√≥n: es pensar que se pueden hacer reformas estructurales con el PS. Es uno de los errores m√°s pat√©ticos de la pol√≠tica portuguesa. El PS es un partido democr√°tico y europe√≠sta, pero la democracia y el europe√≠smo no llegan a alinear con la derecha en los cambios que, desde finales de los a√Īos 70, empezaron a conocerse por "reformas estructurales".





En primer lugar, porque, a menos que Rui Rio est√© llamando reformas a la sumisi√≥n del ministerio p√ļblico o al reparto regionalista del Estado, las "reformas estructurales" designan eufem√≠sticamente la liberalizaci√≥n del r√©gimen, es decir, la disminuci√≥n del poder del Estado para crear situaciones de privilegio a costa de la generalidad de los ciudadanos. Las reformas derivan de la idea de una sociedad civil fuerte que, a trav√©s de una econom√≠a abierta, pueda sostener su libertad ante el poder pol√≠tico. No es la idea del PS. El PS conf√≠a en que es en el Estado, y no en la sociedad, que reside la sabidur√≠a y la justicia. Su objetivo es, por lo tanto, el control de la sociedad por el Estado. El ensayo de dominio de la banca, de la comunicaci√≥n social y de las grandes empresas por Jos√© S√≥crates, en coalici√≥n con Ricardo Salgado, no fue un accidente. El PS no quiere ser simplemente un partido: quiere ser el Estado, y quiere que el Estado sea el pa√≠s.

Pero no fue el PS un componente esencial de las mayor√≠as parlamentarias reformistas? No fue. Las grandes reformas fueron hechas por mayor√≠as de derecha, contra los socialistas, como not√≥ Cavaco Silva en 1995, en su libro Las Reformas del Decenio. Es verdad: el PS colabor√≥ ‚Äč‚Äčcon la derecha en las revisiones constitucionales de los a√Īos 80. Eso, sin embargo, ocurri√≥ en 1982 cuando el PS (o, para ser m√°s exacto, M√°rio Soares) todav√≠a ten√≠a, con la derecha, enemigos comunes, como el PCP y el general Eanes, y en 1989, ante el descr√©dito final del marxismo con la quiebra del bloque sovi√©tico. Pero el muro de Berl√≠n cay√≥ hace mucho tiempo, el general Eanes ya no es presidente, y el PCP ha dejado de ser visto por los socialistas como una amenaza – el enemigo es hoy la derecha. Despu√©s del fracaso de su keynesianismo de traer por casa, la √ļltima raz√≥n de ser del PS, con una direcci√≥n cada vez m√°s concentrada en algunas familias, como se not√≥ en esta √ļltima remodelaci√≥n, es precisamente la "resistencia a la derecha", lo que quiere decir – a las reformas estructurales. Por supuesto, la direcci√≥n del PSD puede fingir que nada tiene que ver con la derecha. Pero no deja de ser de derecha quien quiere.

Me dir√°n: pero las reformas son necesarias, los socialistas tendr√°n que reconocerlo. Es verdad que las reformas significan nuestra mejor apuesta para escapar a veinte a√Īos de estancamiento y endeudamiento. Pero no es verdad que las reformas deben realizarse mientras el BCE financie el endeudamiento y sea posible cocinar presupuestos con recortes de inversi√≥n e incrementos de impuestos. Por eso, el PS sigue dando prioridad a sus conveniencias. En la d√©cada de 1990, la Tercera V√≠a todav√≠a represent√≥ un reformismo de izquierda. Hoy, es repudiada por laboristas ingleses y socialdem√≥cratas alemanes, todos convencidos de que el "radicalismo" es la √ļnica manera de fijar su electorado. ¬ŅPor qu√© Ant√≥nio Costa y sus amigos habr√≠an de comprometerse en reformas con la derecha? Para dar espacio a movimientos a su izquierda?

A pesar del estancamiento y endeudamiento, no hay reformas en Portugal sin un reformista mayor√≠a – o, en su defecto, sin necesidad extrema. Por eso, Dr. Rio, deje al PS en paz y trate de esa otra mayor√≠a, a no ser, repito, que las reformas en que est√° pensando consista simplemente en la sumisi√≥n del ministerio p√ļblico y en el reparto regional del Estado. Pero en ese caso, h√°gase un favor: no les llame reformas.





Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *