El documental "Abuela del Death Metal" fue premiado en Cannes. Hablamos con el "nieto", que es el portugués









Inge Ginsberg naci√≥ en la capital austr√≠aca en enero de 1922 y, en los a√Īos que siguieron, ya lo hizo todo, y todo es todo.

Toc√≥ piano en los salones de Viena; fue anexada por la Alemania nazi; casado; huy√≥ por los Alpes a Suiza; vivi√≥ en un campo de refugiados; espi√≥ en Lugano a Office of Strategic Services, el antecesor de la CIA; , que se estren√≥ en Dean Martin, Nat King Cole y Doris Day; hizo fortuna; divorciada; se mud√≥ al reci√©n creado estado de Israel; se cas√≥ otra vez (en total, fueron tres bodas y otros tantos divorcios); se hizo millonaria en la bolsa de Nueva York; tuvo una hija; fue abuela; comenz√≥ a cantar; se convirti√≥ en estrella de YouTube; particip√≥ en conciertos en Suiza y en los Estados Unidos, y acentu√≥ el sue√Īo que nunca lleg√≥ a competir en Eurovisi√≥n.

Ahora, a los 97 a√Īos, acaba de ver "Death Metal Grandma", la corta documental que la norteamericana Leah Galant rod√≥ sobre su vida, ser distinguida en Cannes, con el premio del American Pavilion al mejor documental de un nuevo realizador .

Ver, le dice al Observador del portugu√©s Pedro Henriques da Silva – una especie de "nieto" este metaleira abuela – pero visto desde la distancia. A pesar de estar a poco m√°s de 400 km, en su casa de Z√ļrich, Inge no quiso viajar hasta el sur de Francia para recibir un premio que pod√≠a o no suceder. "Ella es √≥ptima de salud, pero cada vez m√°s impaciente. No quer√≠a venir ", explica el m√ļsico, compositor y profesor de la New York University, que vive en Estados Unidos desde los 18 a√Īos.

Hab√≠a el portugu√©s, de 42 a√Īos, y su esposa, de Argentina Lucia Caruso tambi√©n la m√ļsica y compositor, e Inge Ginsberg habr√≠a sido otra cosa que el cantante de death metal o una estrella de YouTube. A pesar de que, en la posguerra, hab√≠a tenido una asociaci√≥n musical exitosa con el entonces marido, Otto Kollman – √©l compon√≠a, ella escrib√≠a las letras para algunos de los m√°s famosos cantantes de Hollywood -, la austr√≠aca nunca hab√≠a cogido en un micr√≥fono.





"Conocemos a Inge hace 16 a√Īos, ten√≠a una pieza para orquesta que estaba siendo interpretada en Nueva York y ella fue a ver, con una amiga de un amigo. La abuela de Luc√≠a hab√≠a muerto en ese momento y la hija de Inge acababa de perder la custodia de su hija, por lo que acabaron adoptando la una a la otra, como nieta y abuela. Fue despu√©s de eso que decidi√≥ volver al mundo de la m√ļsica. Quer√≠a que escribi√©ramos para ella, pero las letras eran muy pirosas, muy rom√°nticas, tal vez hubieran funcionado en los a√Īos 40, pero ahora no, no est√°bamos interesados"Recuerda el portugu√©s.

Hasta que Inge, tiempos despu√©s, en un fin de semana que la pareja luso-argentina fue a pasar a su casa en el norte del estado de Nueva York, les apareci√≥ con una letra … diferente.

"Era una cosa sobre muerte y gusanos y calaveras. Le dije que suena la muerte de metal y luego le mostr√© lo que era death metal – claro que ella no sab√≠a lo que era. Respondi√≥ con el acento que ella tiene:I love death metal, let's do it'. Grabamos el videoclip y compartimos en YouTube. Hasta hoy, hemos tenido m√°s de 500 mil visualizaciones", Contin√ļa Pedro Henriques da Silva.

Desde 2014, a√Īo de formaci√≥n de los Inge & the TritoneKings, ya grabaron otras tres canciones y respetados v√≠deos. "Totenk√∂pfchen" (Ri-te de la Muerte), la primera, que grabaron en alem√°n para poder concurrir al Festival de la Canci√≥n de Suiza, sigue siendo la m√°s popular.

¬ŅLa letra? "Peque√Īas calaveras / peque√Īas calaveras / abanen los esqueletos / dejen el sol / dejen la luna / brille a trav√©s de sus costillas / tazones del diablo / calaveras a rodar / cuando el diablo aferra a tu alma / media noche, peque√Īos gusanos r√≠en / fest√≠n a donde los trajeron / olvida los gusanos / olvida la tumba / bebe y come / y canta y r√≠e y el diablo vuelve al infierno.

"Inge siempre insistió en competir con Eurovisión. Le dijimos desde el principio que ser viral en YouTube era más adecuado, pero ella no quiso saber. Probamos varias veces, siempre por Suiza, pero nunca respondió a nosotros incluso ", dijo el portugués, que tenía todas las razones: para que los videos de la austriaca, a continuación, 92, cayeron en Internet, las solicitudes empezaron a llover.

En primer lugar fue el Suiza Got Talent, después el original americano. "Hemos sido invitados por los productores del programa para hacer la audición en Nueva York en 2016. Estaban entre cinco y ocho mil personas a la espera, pero pasamos por delante de todo el mundo. Sin embargo, como tuvimos que llenar una fecha de papel, todavía tuvimos que esperar unos 45 minutos. Fue un dolor de cabeza, porque Inge no quería esperar, sólo decía que se iba.

A pesar de haber quedado y de haber pasado a la eliminatoria de Los √Āngeles, para desesperaci√≥n de Pedro y de Luc√≠a, acabaron por no aparecer en la televisi√≥n. "Ella estaba en Israel y no quiso coger un avi√≥n. Le pagaban el desplazamiento en ejecutiva y la estancia, pero ella simplemente no quiso. Explicamos que era diferente del programa suizo, que el p√ļblico objetivo ni eran s√≥lo los 320 millones de habitantes de Estados Unidos, sino el mundo entero, pero ella no quiso saberlo ", lamenta Pedro Henriques da Silva.

Autora de varios libros sobre el Holocausto y la fuga a Anchluss, la anexi√≥n nazi, en 1938, cuando ten√≠a s√≥lo 16 a√Īos, Inge Ginsberg escap√≥ varias veces a la muerte como esp√≠a al servicio de Estados Unidos y vivi√≥ los a√Īos dorados de Hollywood sentada en la sala de estar de Doris Day – es m√°s que previsible que, a los 97 a√Īos, no haga nada que no le apetezca realmente hacer.

"Era una princesa de Viena. Despu√©s tuve cuatro a√Īos de Hitler, de persecuci√≥n. Escape por las monta√Īas, donde casi mor√≠ congelada. "Consegu√≠ llegar, con Otto, a mi primer marido, a Suiza, donde vivimos como refugiados", cuenta en "Death Metal Grandma".

Visiblemente debilitada, necesita usar las dos manos para poner el labio en los labios o hacer el riesgo de la ceja y demuestra hasta alguna dificultad en respirar, entre frases. Sin embargo, mantiene el buen humor y la mente despojada: "El cocinar es tan importante en una relación como el sexo. Así fue como cogió a todos mis buenos hombres, a cocinar buenas cenas ", revela en otra escena del documental, filmada en la cocina de su apartamento de Manhattan.

"Continuamos haciendo esto con Inge porque sabemos que le da energía, sabemos que esto la mantiene viva", surge también a decir Pedro Henriques da Silva, amigo, compositor, guitarrista y nieto prestado, inmediatamente antes del momento más punzante del documental.

Por tercer a√Īo consecutivo, Pedro y Luc√≠a lograron convencer a Inge para ir al America's Got Talent – ya la verdad a la audici√≥n, esta vez. Pero, en el momento de presentar pruebas, la nonagenaria se olvid√≥ de la letra de la canci√≥n y no consigui√≥ actuar.

Ni eso la sacudió por ahí más allá: "Estoy viva. No tengo que hacer cosas especiales para probar que estoy viva. Mi concepto de cielo e infierno es el siguiente: en el momento de la muerte, percibes que tu vida ha sido buena y llena Рeso es el cielo. Ahora, si pensáis, 'debería haber hecho esto o aquello', es el infierno.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *