El desaf铆o de las tecnolog铆as digitales invasivas





En las primeras d茅cadas del siglo XXI, la tecnolog铆a digital muestra su rostro m谩s invasivo en diversos sectores de la vida humana. El uso de sistemas biom茅tricos para la identificaci贸n es parte de una nueva determinaci贸n del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados como uno de los recursos para gestionar los servicios a los refugiados migrantes.





En Am茅rica Latina, una iniciativa que involucra el uso de herramientas tecnol贸gicas es la Red Regional de Espacios Seguros en las Am茅ricas. Sin embargo, si por un lado se reconoce la eficiencia de las tecnolog铆as digitales para responder r谩pidamente a problemas sociales urgentes, por otro lado est谩 el dilema 茅tico sobre los riesgos para la privacidad de las personas en situaci贸n de vulnerabilidad.

Entre las tecnolog铆as digitales con fines humanitarios, en diversos sectores como: servicios gubernamentales, inclusi贸n financiera, salud y protecci贸n social, se encuentra el blockchain. Este sistema permite el almacenamiento distribuido en varias bases de datos en la nube, protegido por varias capas de claves criptogr谩ficas. Tambi茅n permite compartir una gran cantidad de datos, a trav茅s de la recolecci贸n biom茅trica, que se traduce en un registro de las caracter铆sticas biofisiol贸gicas del ser humano.

La recolecci贸n de datos biom茅tricos se puede realizar mediante identificaci贸n de iris, mapeo facial, huellas dactilares, 谩cido desoxirribonucleico, voz y firma. En Bolivia estas tecnolog铆as se concentran en los sistemas de pago por el acceso a los alimentos. En el caso de M茅xico, a su vez, las tecnolog铆as se orientan hacia la producci贸n de identidades electr贸nicas.

Con la implementaci贸n y gesti贸n de blockchain en campamentos de refugiados, es posible, por ejemplo, comprar alimentos del PMA (Programa Mundial de Alimentos). El blockchain funciona como un registro electr贸nico donde los datos personales son registrados e identificables solo cuando el usuario accede al sistema, reemplazando la transacci贸n en efectivo con flujos de informaci贸n.

El marco legal relacionado con la protecci贸n de datos personales asegura una convergencia entre la tecnolog铆a y la protecci贸n de los derechos humanos en el 谩mbito de la atenci贸n a los refugiados, de acuerdo con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. Esta convergencia se puede demostrar por la propia composici贸n de las instituciones que est谩n a la vanguardia en la implementaci贸n de la gu铆a de implementaci贸n del sistema para la asistencia humanitaria.

Para la asistencia humanitaria, el blockchain funciona, en cierto modo, como un contrapunto al uso de sistemas de seguridad dedicados a la vigilancia. Por otro lado, la implementaci贸n de esta tecnolog铆a puede servir para varios prop贸sitos, trayendo importantes cuestiones 茅ticas si no se hace con transparencia.





Los recursos que utilizan las agencias p煤blicas y privadas producen efectos cada vez m谩s profundos en relaci贸n con la privacidad individual, a menudo sirviendo al discurso con un sesgo de seguridad. Zwitter y Boisse-Despiaux alertan sobre problemas en materia de protecci贸n de la privacidad y la falta de convergencia que debe tener cualquier aplicaci贸n tecnol贸gica, basada en los 鈥減rincipios de humanidad, imparcialidad, neutralidad e independencia鈥.

A Am茅rica Latina, los recursos de recolecci贸n biom茅trica se realizan de diferentes formas para lograr diferentes objetivos: sat茅lites, c谩maras de TV integradas, veh铆culos a茅reos no tripulados, c谩maras de reconocimiento facial, c谩maras t茅rmicas, aeronaves de vigilancia y torres de control.

Estos se instalan en puntos de entrada y salida en territorios nacionales, como puertos y aeropuertos, con centros de control y mando en los principales n煤cleos urbanos. En este caso, se valora m谩s la infraestructura para el control y seguimiento de la movilidad a trav茅s de las fronteras internacionales, en 谩reas donde prosperan la pobreza y la exclusi贸n social, o en eventos importantes.

De todos modos, es importante preguntarse sobre la legitimidad de obtener datos personales con fines humanitarios, considerando que no existe posibilidad de elecci贸n individual. La falta de consentimiento basado en 鈥渕anifestaci贸n libre, informada e inequ铆voca por la cual el titular est谩 de acuerdo con el procesamiento de sus datos personales para un fin espec铆fico鈥, seg煤n lo dispuesto, por ejemplo, por la ley brasile帽a 13.709 / 18.

Durante este per铆odo de pandemia, se siguen levantando muros y vallas, formando parte del paisaje en varias fronteras alrededor del mundo, como por ejemplo en el Frontera de Rep煤blica Dominicana con Hait铆. En ambos casos, la l贸gica de un r茅gimen de presentaci贸n de informes discriminatorio, en el que el control sobre los medios de producci贸n de informaci贸n determina el grado de control sobre la movilidad humana rastreada por los flujos algor铆tmicos.

En M茅xico, por ejemplo, 鈥淧lan Sur en 2001, Plan M茅rida en 2003, Programa Integral Frontera Sur en 2014, adem谩s de los memorandos de entendimiento con Honduras, Guatemala y El Salvador鈥, con el objetivo de controlar la movilidad y efectuar posibles deportaciones. Otras iniciativas se destacan en el informe de la organizaci贸n. Accede ahora, que trabaja para defender los derechos humanos en el entorno digital. En este documento se afirma que el peligro radica en defender un discurso que se fundamenta en el determinismo tecnol贸gico, por encima de los derechos fundamentales.

Las tecnolog铆as digitales surgen en un contexto de mayor acumulaci贸n de ingresos y crecimiento en la explotaci贸n de mano de obra barata, principalmente de pa铆ses subdesarrollados. Los indicadores apuntan a mayor concentraci贸n de ingresos y desigualdad socioecon贸mica, crecimiento de la trata de personas, golpes de estado, adem谩s de la persistencia de altas tasas de uso de trabajo esclavo y an谩logo a la esclavitud.

Tendencias que van acompa帽adas de altas tasas de desempleo, ca铆da de los ingresos de la poblaci贸n, aumento de enfermedades, hambre e intensa inversi贸n en infraestructura dedicada a la vigilancia y control de la movilidad humana. Est谩 claro que la tecnolog铆a es vista como un recurso que verdaderamente salva vidas para quienes pasan por las necesidades m谩s b谩sicas.

Debido a que estos recursos tienen un car谩cter digital, aprovechan acciones ilegales que son dif铆ciles de identificar debido a su ubicuidad. Sin embargo, no cabe duda de que la tecnolog铆a puede ser un aliado en la b煤squeda de soluciones que transformen la realidad social, y as铆 debe ser.

El marco legal de nueva creaci贸n, como las leyes de protecci贸n de datos personales instituidas en varios pa铆ses y regiones, otorga ciertas garant铆as que cumplen con los objetivos de los servicios humanitarios, adem谩s de estandarizar las formas de uso de las tecnolog铆as digitales, que son cada vez m谩s importantes en un contexto de incertidumbres sociales, pol铆ticas y econ贸micas. Tambi茅n brinda cierta garant铆a de que las tecnolog铆as digitales utilizadas con fines humanitarios no se distorsionan, terminando por pasar a formar parte de la infraestructura de vigilancia con fines exclusivamente de seguridad.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *