El decreto antirave de Meloni se convierte en blanco de críticas por incumplimiento para criminalizar las protestas





El primer decreto-ley del primer ministro italiano, Giorgia Meloni, apenas fue anunciado, el lunes (31), y ya dejó perplejos a los juristas, además de agitar a sindicalistas, estudiantes y políticos de la oposición.





El punto más controvertido es la creación de un delito con la intención de combatir las fiestas ilegales, pero que, por la vaga redacción del texto, podría suponer un incumplimiento para criminalizar las protestas.

La justificación del Gobierno de extrema derecha para la medida es impedir la celebración de eventos tipo rave, como el que tuvo lugar el fin de semana en las afueras de Módena, en el norte de Italia, con miles de personas. La fiesta, en un almacén abandonado, con una duración prevista de tres días, se organizó de forma clandestina y, tras negociaciones con la policía, fue interrumpida sin enfrentamiento.

Casi al mismo tiempo que se desmantelaba el evento, Meloni anunció el decreto-ley que introduce el artículo 434-bis en el código penal italiano, que prevé prisión de 3 a 6 años y multa de hasta 10.000 euros (R$ 50,4 mil) para quien organice o promueva la ocupación de terrenos o edificios públicos y privados por más de 50 personas y atente contra el «orden público, la seguridad o la salud».

Para los que solo participan, la pena es menor, pero el decreto no especifica cuál es la pena.

«Ante la enésima fiesta rave ilegal en Italia, con gente que llega de media Europa, el Ministerio del Interior actuó rápidamente para dar la señal de un Estado que no es miope ante las repetidas violaciones de la ley», dijo el Primer ministro. La opción de crear un delito fue, según Meloni, para que los hechos puedan enmarcarse como una amenaza a la seguridad pública, no solo a la propiedad.

Los expertos consideran la solución mal formulada y desproporcionada. El texto, argumentan, no es específico y, por tanto, podría ser utilizado para criminalizar otro tipo de aglomeraciones, como las protestas, en un momento en el que se asoma en Europa una ola de descontento por el coste de la vida. El decreto, ya en vigor, debe ser convertido en ley en un plazo de 60 días por el Parlamento, donde el gobierno tiene mayoría.

Para el Sindicato de Estudiantes Universitarios, se trata de un peligroso ataque al derecho de manifestación. “El decreto oculta la legitimidad de las acciones represivas y punitivas, incluso contra las protestas en las calles, escuelas y lugares de trabajo”, dijeron los estudiantes, que anunciaron una movilización nacional para el día 18.

Amnistía Internacional, una ONG que trabaja para defender los derechos humanos, también criticó. “El decreto corre el riesgo de tener una aplicación amplia, discrecional y arbitraria en perjuicio del derecho a la manifestación pacífica”.

Para Vittorio Manes, profesor de derecho penal de la Universidad de Bolonia, desde el punto de vista jurídico la medida resulta desconcertante por dos motivos. En primer lugar, porque el nuevo delito se introdujo en el código penal mediante un decreto del gobierno, lo que debería vincularse a un supuesto de urgencia, lo que, según él, no es el caso. «La primera perplejidad está en el método. La solución podría haberse adoptado en un proceso legislativo mucho más reflexivo», dijo. Sábana.

Entonces tiene que ver con el mérito. Para el jurista, el delito se califica con conceptos muy genéricos, ya que cualquier reunión de más de 50 personas puede ser considerada potencialmente peligrosa y ser sancionada con graves sanciones. “Es una norma afectada por una excesiva vaguedad. Se puede aplicar a una serie de situaciones concretas que no son precisamente a las que se quiere dar respuesta”, evalúa.

En cuanto a las intenciones del gobierno, el profesor cree que el decreto es un ejemplo emblemático de «norma manifiesta». «El derecho penal se usa simbólicamente para comunicar un fuerte mensaje de respuesta del Estado. Y eso siempre es un uso inapropiado. El derecho penal debe usarse proporcionalmente».

El debate ha atraído a la oposición, que acusa a Meloni de querer instalar un «estado policial», en palabras del ex primer ministro Giuseppe Conte, que es abogado. Además de considerar desproporcionada la medida para combatir las raves clandestinas, critica el resquicio para que las autoridades consideren delito otras aglomeraciones.

«Esperábamos como primer acto del gobierno una intervención por las altas facturas, pero en cambio tenemos un despliegue muscular de un gobierno imbuido de una ideología represiva», dijo.

Conte se refirió a otra aglomeración el domingo (30), en Predappio, la ciudad donde nació y fue enterrado el dictador Benito Mussolini. Como cada año a finales de octubre, miles de admiradores del régimen fascista se dieron cita allí para celebrar la Marcha sobre Roma, que supuso la llegada al poder del dictador, hace cien años. «El gobierno dijo que esta reunión es otra cosa [da rave de Modena]pero debes saber que esto es un crimen de apología del fascismo».

También el lunes, otros dos anuncios de Meloni fueron objeto de críticas. En el mismo decreto-ley, otro artículo determinó el fin de la destitución de médicos y operadores de salud que no tomaron la vacuna anti-Covid. Unas 4.000 personas podrán volver a trabajar en hospitales y clínicas públicas, una medida que agrada a los activistas antivacunas, parte de la base electoral del primer ministro.

Además, fue designado para el cargo de viceministro de Infraestructura, cartera que encabeza Matteo Salvini, diputado Galeazzo Bignami, considerado un fiel aliado de Meloni. En Italia, es conocido por fotografías tomadas en 2005 que lo muestran vestido con símbolos nazis, como el brazalete con la esvástica.

«Fue una gran mierda. Me disculpé, pero esta foto no me representa», dijo sobre el episodio.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *